Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

La danza y los varones

30/01/2012 15:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Jorge Cortés Ancona

Un factor que ha afectado a la danza clásica en Yucatán ha sido el arraigamiento de un prejuicio, por el cual se le considera una disciplina artística ajena a toda masculinidad y a toda virilidad. La carga del prejuicio es tanta, que la desproporción entre mujeres y hombres que practican esta disciplina es altísima. Y la errónea creencia es más que obvia: pensar que todo varón que se dedica a la danza clásica lo hace porque es homosexual o afeminado.

image

Es absurdo sostener tal estereotipo, en estos tiempos en que en toda disciplina artística o deportiva es apta para hombres y mujeres, por completo al margen de sus preferencias sexuales o de sus modales. Y que una mujer practique boxeo, futbol o levantamiento de pesas no tiene por qué restarle un milímetro de condición femenina, del mismo modo que la práctica varonil de la danza no involucra por sí misma alejamiento de la condición masculina ni ausencia de virilidad.

La homosexualidad y afeminamiento no pueden ni siquiera alegarse por el entallado de mucha ropa de danza (¿no nos recuerda bastante a la indumentaria de los toreros?) ni por determinados movimientos, saludos y gestos característicos. Mucho tiene que ver que en más de un siglo, hombres y mujeres –en realidad, mucho más los primeros- hemos cambiado las formas de nuestra comunicación corporal y gestual -a veces, incluso, volviéndonos más toscos y vulgares-, y por ello desconocemos que esos movimientos y esas ropas fueron empleadas cotidianamente por varones valientes y educados de otro tiempo. Esta supervivencia del refinamiento se observa todavía en deportes como la esgrima y la equitación, disciplinas evidentemente de origen militar.

Y la danza permite el lucimiento de ciertas condiciones corporales tradicionalmente asociadas al varón, como la fuerza física y los movimientos potentes. Si a seguir prejuicios patriarcales vamos, entonces podemos reconocer una elegancia varonil en la danza, como un complemento indispensable de la gracia de las bailarinas.

En resumen, en todos los órdenes de la vida hay heterosexuales y homosexuales y ninguna actividad en sí misma conduce a determinadas preferencias de índole sexual. Ninguna actividad por sí misma nos convierte en machos, varones, heterosexuales, homosexuales o afeminados, y en todas podemos comportarnos dentro de cualquiera de esas categorías, sin demeritar ni a la actividad ni a nosotros mismos.

image

En una entrevista radiofónica realizada el sábado por la mañana, la directora del Centro Estatal de Bellas Artes (CEBA), Rita Castro Gamboa, y la coordinadora de Danza Clásica, Rubí Montejo Cantillo, hablaron acerca de este tema y del importante papel que juega un bailarín, que no se reduce a ser un mero acompañante (un "partner") sino que cumple funciones específicas que realzan la calidad del espectáculo. Y en el breve tiempo de la entrevista se apuntó que masculinidad y virilidad son categorías distintas y que hay muchas formas de ser masculino.

Con miras a alejar ese prejuicio y esos perjuicios, el CEBA exime de pago a los varones que estudien danza y ha procurado una labor de motivación para que puedan integrarse a esta disciplina y desarrollar sus habilidades dancísticas. Dentro de tal propósito, dicha institución educativa organizó el espectáculo "Hombres en la danza (Vitálitas)", presentado el pasado sábado 14 de enero, dentro de la Noche Mexicana del inicio del Paseo Montejo y en el marco del Festival de la Ciudad 2012, que organiza la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Mérida.

Por un lado, había que adaptarse al hecho de presentar danza clásica en un espacio abierto (algo que se ha vuelto poco común en Mérida) y dentro de un programa de actividades múltiples como es el de la Noche Mexicana, pero sobre todo ante el reto de confrontar a un público diverso en todos los sentidos: edades, niveles educativos, orígenes, etc. Los resultados fueron positivos en el ánimo de los espectadores, con alcances mayores que los que hubiera permitido llevar a cabo el evento en un recinto tradicional.

El programa se conformó de una serie de coreografías, que en conjunto dieron lugar a un espectáculo alegre y disfrutable: "Bolt'andróginos", "Pas de deux 'My favorite things'", "Vitálitas: Sólo varones", "La décima en dos quintetos", "Divertimento clásico (varones)", "Les junes et lilacs", "Rouge", "Solo de Carmen" y "Los enanos y Blanca Nieves". En algunas piezas participaron sólo varones, en otras sólo mujeres y las restantes fueron mixtas. La dirección artística estuvo a cargo de Asunción Sánchez y como coreógrafas invitadas estuvieron Analila Jiménez, Fátima Núñez y Delia Brito.

Este fue un buen ejemplo de las potencialidades que la danza ofrece a los varones así como de las aportaciones de éstos a la danza. Lejos de todo estereotipo negativo.

Por esto!, 16 de enero de 2012.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
4737
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.