Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cancunetas escriba una noticia?

La destilería

11/06/2009 17:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una revision en el Centro de Rehadaptación Social de Chetumal arroja el descubrimiento de 600 litros de tepache, licor fermentado de frutas que diluyendo un litro por cada 10 de agua podria producir seis mil litros de bebida embriagante

La destilería

Oiga jefe, este año vamos a romper nuestro récord de producción, ya llevamos más de 30 cubetas y la fruta sigue llegando, hasta podremos exportar nuestro licor- aseguraba el “babuino” a su jefe “el negro” quien con su mirada hosca reprimió a su fiel colaborador, un mastodonte útil para la carga y para servir de guardaespaldas pero lento de aprendizaje y en el razonar.

En el interior de la celda chetumaleña el olor a fruta fermentada inundaba despiadadamente el aire y lo hacia casi irrespirable, en lugar de barricas de roble, los “cubos”, (frase acuñada en la península yucateca para nombrar a las cubetas de 20 litros) se apilaban y despedían el aroma característico de la fruta pudriéndose.

Dos internos más estaban comisionados con escobas a mantener a raya a las moscas y demás sabandijas que osaban entrar al cuarto carcelario en busca de un trocito de manzana o tamarindo que hubiera caído al piso.

Otros “obreros” de la destilería llegaron con algunas bolsas de nailon para cubrir las cubetas y evitar que el avinagrado olor trascendiera mas allá de las paredes de la prisión ya que si algún policía federal o soldado que anduviera por la zona podría detectar de inmediato el aroma y dar el pitazo de inmediato.

La cantidad del licor rudimentario rebosaba las expectativas de la prisión y ya todos se relamían los bigotes con la gran fiesta que harían para celebrar el Dia del Padre, la sustancia destilada alcanzaría prácticamente para que en el centro penitenciario súper poblado pudiera tomar no una vaso, sino litros de licor por persona al diluirlo en agua y hielo.

Por los custodios no se preocupaban, ya que bastaba con aflojar unos pesos por aquí, otros pesos por allá y convencer con daño a sus familiares a los reticentes para que nadie se percatara de la instalación de la fabrica a la cual incluso ya planeaban inscribir como una PYME (pequeña y mediana empresa) para recibir recursos del gobierno federal.

Ya todo estaba planeado, la ración que se repartiría entre cada asociado que participo con sus frutas, lo que cobrarían a los no socios, a los invitados, en fin, la empresa ya tenía todo bajo control, incluso se tenía un lote de teléfonos celulares a través de los cuales los mas allegados a la comitiva podrían llamar a sus padres o recibir la felicitación de sus hijos que no estuvieran presentes en el festejo.

Pero no contaban con que como en toda organización había un infiltrado, el clásico soplón que supuestamente purga una condena por cualquier delito pero que al fin y al cabo era parte de las fuerzas federales, es decir un agente encubierto.

Y es que ante tantos reos de alta peligrosidad, se temía que el Centro de Readaptación Social se convirtiera en un polvorín, la sospecha provenía precisamente de la excesiva producción de “tepache”, nombre que se le da al licor fermentado de frutas diversas en una cárcel y cuya cantidad alcanzaba para embrutecer por varios días a la población-

El segundo foco rojo fue la veintena de teléfonos celulares interceptados dentro del penal y por ultimo, las “puntas” u objetos punzocortantes que se prepararon y que indicaba un inminente motín luego de que la población fuera embriagada y fueran usados como carne de cañón para que la comitiva pudiera escapar en el revuelo.

Afortunadamente, el espía detectó la situación a tiempo y las “inteligentes” autoridades federales pudieron decomisar todo lo que sería usado en la rebelión carcelaria.

Mediante un operativo “sorpresa” decomisaron los casi 600 litros de tepache frustrando así, el inocente festejo del día de padre que la comitiva le había vendido a la población carcelaria, ocultando sus negras intenciones.


Sobre esta noticia

Autor:
Cancunetas (9 noticias)
Visitas:
943
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.