Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lufa escriba una noticia?

La Ley de la victima

15/01/2016 06:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estos individuos se identifican con una frase o pregunta que se hacen frecuentemente: ¿Por qué me pasa esto a mí?

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos sentido lastimados, ofendidos o acosados por determinada situación; no obstante, en este artículo me voy a referir a aquellas personas que con constancia resultan sintiéndose de esta manera. Estos individuos se identifican con una frase o pregunta que se hacen frecuentemente: ¿Por qué me pasa esto a mí?  

El victimismo es uno de los principales obstáculos que una persona puede ostentar para comunicarse asertivamente, aprender de los demás, de sus errores y sanarse. La actitud de victima por lo general lleva implícito un proceso inconsciente que empieza por la provocación, luego por la disputa o el sufrimiento y por último, el reclamo o la queja.

La victima atrae de forma inconsciente contextos que justifiquen su conducta y de hecho, resulta  lastimada, luego busca culpables, se ofende y/o lastima en “defensa propia”, se regodea contando su sufrir y reclama o se queja de los sucesos. Suele refugiase en sus heridas para generar lástima y evitar reconocer su conducta. En algunos casos esta actitud se acompaña de un comportamiento pueril, de supuesta debilidad o agresividad.

El mencionado comportamiento se mueve en los diferentes órdenes de la vida; va desde el  individual, familiar, laboral hasta el social. Dicha actitud es premiada y reconocida en los diferentes ámbitos y desde muy pequeños nos educan bajo su aprobación, de tal modo que existe una gran dificultad para identificarla como un obstáculo en nuestro adecuado desarrollo personal. El victimismo social es utilizado como bandera de campaña por parte de algunos gobernantes, empresarios abusivos e incluso de cualquier ciudadano corriente para lavar sus culpas, ganar admiración pública o generar adeptos. Ahora, que quede claro que no se trata de dejar de ayudar, lo cual es una virtud humana, sino de la intención que se tiene al prestar auxilio y del uso de la manipulación, tanto de la víctima como del que asiste. 

El mencionado comportamiento se mueve en los diferentes órdenes de la vida; va desde el individual, familiar, laboral hasta el social

Un ejemplo de lo anterior lo podemos encontrar en el caso de una mujer que se fracturó una pierna y el gobierno le empezó a dar una merecida ayuda, ya que ella estaba impedida para trabajar y además era madre cabeza de familia de tres niños; pues bien, la mujer lleva con un aparato ortopédico cinco años y efectivamente cuando acude al médico, él certifica que aún lo necesita. Ella inconscientemente no desea sanarse, ya que esto le representa la suspensión de la ayuda económica; en esta situación, el victimismo de la mujer va en detrimento propio y de sus hijos.

En el aspecto familiar tenemos el caso de una joven que vivía con su madre, ella tenía unos 22 años; las dos mujeres vivían enfrascadas en constante discusión, se lastimaban mutuamente a través de gritos e insultos; uno de los principales motivos era que la madre entraba sin avisar a la habitación de la hija y esto le provocaba gran rabia a la joven, pero la madre decía que esa era su casa y que podía entrar sin pedir permiso; constituyéndose el asunto en un aciago y recurrente pleito. Ellas llevaban años embebidas en el mismo tema de confrontación. La hija incluso se marchó de casa, pero al poco tiempo regresó y retornaron a la misma disputa; lo más sorprendente era que la hija sabiendo el comportamiento de la madre y lo que tanto le disgustaba y enfurecía, nunca echaba seguro a la puerta; lo cual habría representado la solución al conflicto. No obstante, las dos parecían necesitar el enfrentamiento; evidenciando una clara actitud de víctima.

Envolverse en el papel de víctima es fácil, de ahí que requerimos estar atentos con nuestros comportamientos e identificar el proceso implícito que hemos descrito en los primeros párrafos para saber si estamos actuando con victimismo.

 

¡Te invito a compartir tus experiencias sobre el tema!

 

Luz Quiceno

Escritora y Certificada en BNE

 

Web:http://www.luz-entucaminointerior.com/

Facebook: Luz-en-tu-camino-interior

Twitter: luzentucamino26

La victima atrae de forma inconsciente contextos que justifiquen su conducta y de hecho, resulta lastimada


Sobre esta noticia

Autor:
Lufa (40 noticias)
Visitas:
2407
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.