Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

La tradición de la rosca

03/01/2013 23:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Una tradición de cada año

Ya está harto de la tradición. Desde hace tres años partir la rosca le resulta un suplicio. No es que le disguste el sabor del pan y chopear su pedazo en el atole de nuez que prepara la abuela. Tampoco le disgusta emocionarse cuando ve a los grandes resignados porque les sale el muñequito; los tamales los tiene asegurados. Lo que le mortifica es escuchar a sus tíos.

Desde hace tres años alucina a los hermanos de su mamá hablando sobre lo bello que fue el pasado futbolero de sus respectivos equipos.

-En mis tiempos América era un equipazo.

-Hasta eso me tocó festejar el último título de mi Máquina.

-Mis Chivas están para dar pena, pero nadie me borra sus buenas épocas y que el Chicharito haya salido de allí.

Lo que le enoja es que, a diferencia de él, los tíos tienen al menos algo por presumir. Le enfadan las burlas cuando le preguntan qué ha logrado San Luis, cuando le dicen que apoya a lo que nadie en su sano juicio apoyaría.

Se acerca el Día de Reyes. En su carta ha pedido un videojuego. Sin embargo también ha manifestado su deseo para que los tres Magos hablen con sus papás y los convenza de ya no llevarlo al estadio cada 15 días. Todavía el año pasado les pidió que el equipo jugara bien, que hiciera algo bueno para poder sentir el fútbol como lo hacen sus tíos, para contar con una anécdota agradable que pudiera presumirles. Los Reyes no le cumplieron y no les guarda rencor, sabe que tienen mucho trabajo como para enfocarse en una misión tan compleja (eso le dijo su papá).

A reserva de que los Reyes hablen con sus papás, él ya no puede más. Se cansó, se agotó de ser un pequeño espectador que alienta a los suyos en las tribunas a cambio de partidos sin goles, de encuentros que le provocan sueño y de que papá lo siga engañando con la premisa de que el equipo mejorará.

Ya no quiere partir la rosca. Ya no quiere sentirse humillado, distante de una pasión con la que sí crecieron sus tíos. Ya no quiere quedarse callado y sin argumentos para intentar defender al San Luis. Lo que quiere es crecer, romper con la tradición.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
471
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.