Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Es “Lágrimas en la lluvia” optimista y realista: Rosa Montero

29/07/2011 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La escritora española Rosa Montero aseguró hoy aquí que su más reciente novela, “Lágrimas en la lluvia”, es una obra optimista y realista, en un escenario futurista que protagonizan replicantes y androides y donde se deben esclarecer unos crímenes. En el marco de la Semana Negra de Gijón, que se realiza del 22 al 31 de julio en esta ciudad del norte de España, indicó que se trata de su novela número 12, pero que es la que más se adentra en la ciencia ficción y el género negro, situada en el año 2109. Acompañada de los escritores Fernando Marías y Laura Castañón, Montero aseguró que en España existe aún mucho prejuicio hacia la literatura de ciencia ficción, por lo que defendió al género al asegurar que no aleja de la realidad sino “ayuda a profundizar en ella y da capacidad metafórica”. De su novela (editada por Seix Barral) recordó que se trata del Madrid del año 2109, en que la detective “Bruna Husky” es contratada para investigar una ola de muertes de replicantes, que desata locura, y debe hacerlo en medio de una conspiración mundial. Destacó que hay varios elementos constantes de sus trabajos, como es el de la memoria, que en el caso de los androides es efímero, a la vez que es la memoria colectiva lo que Bruna debe impedir que se destruya. Indicó que la detective es fuerte, dura, capaz de afrontar muchas situaciones, es humana y “tiene unas tremendas ganas de vivir. ´Bruna´ se come la vida a bocados, y me siento identificada en esa alegría innata”. Apuntó que esta novela fue como un regalo que se hizo a sí misma de cara a cumplir su 60 cumpleaños, y crearse un mundo imaginario diferente, al que pueda volver con una lectura y cuyo proceso fuera volver a la libertad de escritura que tuvo a sus 20 años de edad. “Quería una historia que fuera acompañada de ese placer de escritura, alejada de los críticos, en que salía lo que llevaba dentro. Un libro feliz que inventa un mundo, como pasa en cualquier libro”, apuntó. Fernando Marías comentó que de este libro sorprende la forma en cómo Montero hizo para que los seres que no son humanos logren un nivel de ternura a veces superior al de las personas. Por su parte, Laura Castañón resaltó que el libro tiene “una arquitectura inteligente que permite a los menos habituados al género a situarse perfectamente en él”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
120
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.