Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leonel Robles escriba una noticia?

Las tenazas de la realidad

17/06/2013 06:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las tenazas son las de siempre y la necesidad es la de siempre. No cambian ni los sujetos ni los estadios. Cada uno se irá ajustando a la necesidad de su espacio buscando el menor sufrimiento posible

Leonel robles

Las tenazas son las de siempre y la necesidad es la de siempre. No cambian ni los sujetos ni los estadios. Cada uno se irá ajustando a la necesidad de su espacio buscando el menor sufrimiento posible. Y sí, el orden deberá irse restableciendo: el orden exterior, el de afuera, el orden social, el orden que de pronto quiere salirse de madre, provocado casi siempre a propósito por los actores principales que son a los que les conviene el desorden, no porque el orden social quiera ser un desorden. El orden que encuentra un contrasentido de lo humano y que obedece al peso o a la fuerza de las cosas. La colectividad de los vivos y su contemplación de los demás. Los que armaron, finalmente, el desorden hallan un propósito en el contrasentido social, aun así cada uno irá encontrando una nueva regla, un vínculo que haga del desorden una zona para seguir gateando a su modo.

Las nuevas estrategias consisten en afirmar las ideas de desarrollo como objeto principal de las políticas nacionales

La sociedad que se constituyó al igual que cualquier sociedad, para reglamentar el comportamiento de cada quien y en función de la necesidad, inventada o real por la elite de la vitalidad, la fuerza, la demencia, la crueldad, la bajeza; como cualquier élite compensada de su superioridad y de lo bien fundado de sus privilegios, de la diferencia de naturaleza que separa a los que tienen para tomar leche, y de la mejor marca, de los que sólo tienen un espacio, a los que dan golpes de los que los reciben. La sociedad, en México, ha sido puesta a prueba para medir su resistencia al dolor, al desengaño, y ha salido, para fortuna de los que implementaron las medidas de la intolerancia, tambaleante pero en pie. Ellos, cuyo deber nacional más apremiante es la preservación y fortalecimiento de sus privilegios, a cualquier precio, al desorden social de la “plebe” incluso, piensan ahora apuntalar sus políticas para que el país entre en un prolongada duermevela 75 años no estaría mal, piensan para sus adentros . Y la sociedad que debe guardar el orden a costa de lo que sea, al menos que sea inducida al alboroto, busca el espacio donde le sea menos espinosa su existencia. Así, aunque el irracionalismo irrumpa en las vidas cotidianas de los ciudadanos, cada vez con mayor violencia, hasta ser el tema recurrente de nuestro tiempo, así habrá de seguir porque parece que el espíritu colectivo se eclipsa y se repliega en una realidad de imitación y artificio donde las nuevas formas de socializar representan una mentalidad no sólo distinta sino antagónica e incompatible. Las nuevas estrategias consisten en afirmar las ideas de desarrollo como objeto principal de las políticas nacionales. Es decir, venden espejitos nuevamente en forma de proyectos gigantescos y de cifras y estadísticas de tecnócratas borrachos. Y la sociedad mexicana seguirá comprándolos. ¿Habrá impotencia mayor?

El orden que encuentra un contrasentido de lo humano y que obedece al peso o a la fuerza de las cosas


Sobre esta noticia

Autor:
Leonel Robles (42 noticias)
Visitas:
302
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.