Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Es Lawrence de Arabia uno de los “orgullos espurios” de la historia

15/08/2011 05:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El arqueólogo y escritor británico Thomas Edward Lawrence, mejor conocido como Lawrence de Arabia, fue también una de las figuras militares más controvertidas, complejas e interesantes que hayan surgido en la historia inglesa. Así lo confirma el hecho de que esté incluido en la lista de 10 ejemplos de “orgullo espurio” del libro “Bastardos ilustres”, de la periodista española María José Casado, al lado de nombres como el de Erasmo de Rotterdam, Leonardo Da Vinci o Sarah Bernhardt. Aparecido hace unas semanas, el volumen deja en el lector la sensación de que la falta de cariño filial por parte de madre o de padre tiene alguna relación con la genialidad de estas figuras de la cultura universal que pese a cargar con el estigma de ser ilegítimos figuraron en sus respectivas actividades. Según la autora, “son personajes marcados desde la infancia, con un handicap que, para remontar, tienen que tener un gran espíritu de superación....si Leonardo da Vinci hubiera sido hijo legítimo, hubiera estudiado y acabado siendo notario”, considera la autora. Thomas Edward Lawrence nació en Gorphwysfa, Caernarfonshire, actual Gwynedd en Reino Unido, el 15 de agosto de 1888. Fue hijo ilegítimo de Thomas Robert Tighe Chapman, un pequeño terrateniente irlandés que abandonó a su mujer y a sus cuatro hijas para marcharse con la madre de Lawrence, Sarah Junner, institutriz de las niñas. Después de trasladarse a varios países se establecieron finalmente en Oxford, donde se graduó como historiador en el “Jesus College” de la Universidad local, en 1910. La tesis que desarrolló para ello fue titulada “La influencia de las Cruzadas en la arquitectura militar europea” y vio la luz de manera póstuma bajo el título “Crusader Castles”. Lawrence viajó luego a Siria en 1909, llegando a conocer la zona, la lengua y las costumbres de los habitantes, debido a lo cual comenzó a trabajar para el servicio secreto en el año de 1914. Así en ese año, se unió a una expedición arqueológica en la península de Sinaí al mando de Leonard Woolley, en lo que fue una estrategia cuyo objetivo era prestigiar la actividad “investigadora” del escritor, que en realidad tenía la misión de obtener información sobre el ejército otomano. El escritor relató las experiencias que vivió durante esta época en su libro “El desierto de Zin”. Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Lawrence luchó junto al príncipe árabe Faysal contra el dominio turco; después de haber sido aceptado como consejero militar unificó los ejércitos y los llevó a un enfrentamiento con las fuerzas turcas. De esta manera, el escritor y el príncipe Faysal entraron en Damasco con el triunfo en sus manos el 4 de octubre de 1918, antes de la llegada de las tropas británicas, con la convicción de que los árabes podrían iniciar su propio gobierno, Lawrence recibió premios de volver a Gran Bretaña. Sin embargo, sus esfuerzos en favor de la independencia árabe no rindieron los frutos esperados y tras haberse decepcionado por los resultados obtenidos en la Conferencia de Paz, celebrada en París en 1919, se exilió en Oxford. En 1922 ingresó a la Fuerza Aérea inglesa con el seudónimo de John Hume Ross y fue asignado a la escuela de fotografía, pero tras la revelación de su identidad por parte de la prensa fue dado de baja del servicio activo. En 1923, Lawrence ingresó a la unidad de tanques con el seudónimo de Thomas Edward Shaw, nombre adoptado a propósito de su amistad con Bernard Shaw, dos años más tarde fue transferido a la fuerza aérea, donde sirvió como mecánico. En 1926, escribió “Los siete pilares de la sabiduría”, donde plasmó sus experiencias junto a los árabes y durante sus últimos 10 años de vida publico obras como “Revuelta en el desierto”, “The Mint” y su traducción de “La odisea”, de Homero. Los últimos años de su vida los pasó en depresión, pues la fama que había logrado y le había hecho objeto de múltiples homenajes, le resultaba incómoda. El 13 de mayo de 1935, Lawrence sufrió un accidente mientras viajaba a bordo de su motocicleta, golpeándose en la cabeza, a causa de lo cual estuvo seis días en coma y finalmente falleció el 19 de mayo de ese año. Sus restos fueron depositados en el cementerio de Moreton y la iglesia de Saint Martin, en Wareham, Inglaterra, donde se erigió una estatua en su honor en la que es representado con atuendo árabe. Parte de su vida fue llevada a la pantalla grande en 1962, en un filme homónimo dirigido por David Lean, protagonizado por Peter O´Toole.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
38
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.