Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

A leer “Los piratas del Caribe en la novelística hispanoamericana”

09/12/2011 10:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La figura del pirata ha trascendido su categoría estrictamente histórica y se ha apoderado del imaginario colectivo, hasta llegar al cine. Ante eso, Adrián Curiel escribió el libro “Los piratas del Caribe en la novelística hispanoamericana del siglo XIX”, una historia real y apasionante, documentada e ilustrativa, que ya se encuentra en las librerías de todo el país. A través de numerosas recreaciones de sus hazañas, que van desde la literatura, la pintura y el cine, hasta el cómic y la música operística y sinfónica, la realidad y la ficción entretejen una leyenda donde los testimonios fidedignos de víctimas o las deposiciones documentadas de verdaderos piratas sometidos a juicio y ejecutados, se confunden y conviven con los personajes de novelas y películas. De acuerdo con el autor, uno de los episodios menos estudiados en el ámbito de la narrativa hispanoamericana es el conjunto de novelas históricas del siglo XIX, en las cuales los ladrones y aventureros que a punta de cañonazos, maldiciones y patadas de palo se enseñorearon del Mar Caribe entre las centurias XVI y XVIII son recreados como protagonistas o deuteragonistas de la acción novelesca. Es indudable que en la literatura hispanoamericana del XIX operó un cambio semántico en el vocablo “pirata”, que éste se “resignifica” positivamente. El pirata, o para ser más precisos, su imagen idealizada en la ficción, adquiere el estatus de un símbolo de libertad que, de algún modo, remite al lector a la libertad política recién obtenida. Pero esa es una visión parcial del personaje. Lo anterior, habilita a los literatos que han sufrido en propia carne los complejos y contradictorios procesos de desmembramiento de la metrópoli, y que viven involucrados en la problemática de su actualidad, para criticar más o menos veladamente los males y taras nacionales, consecuencia de tres siglos de dominación y de un régimen virreinal corrupto e inepto, aseveró el docto escritor. La referencia más cercana que tienen los lectores de hoy es “Piratas del Caribe” (en su idioma original, “Pirates of the Caribbean”), título de la tetralogía fílmica de Walt Disney Pictures integrada por “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl” (2003); “Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest” (2006); “Pirates of the Caribbean: At World's End” (2007) y “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides” (2011). Pero los eruditos saben que la piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo, probablemente tan antigua como la navegación misma. Consiste en que una embarcación privada o una estatal amotinada ataca a otra en aguas internacionales con la finalidad de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, hacerlos esclavos y muchas veces hasta apoderarse de la nave misma. Junto con la actividad de los piratas que robaban por su propia cuenta con afán de lucro, cabe mencionar al corsario, un marino particular contratado que servía en naves privadas con patente de corso para atacar naves de un país enemigo. La distinción entre pirata y corsario es necesariamente parcial, pues corsarios como Francis Drake fueron considerados vulgares piratas por las leyes españolas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
30
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.