Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jorge Alberto Gaytán escriba una noticia?

Ley de Seguridad Nacional, Inconstitucional

23/04/2010 16:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Senado de México, pretende reglamentar la actuación del ejército en las funciones de seguridad pública, a pesar del rotundo fracaso y de los múltiples señalamientos de violaciones a los derechos humanos a esa institución

LEY DE SEGURIDAD NACIONAL, INCONSTITUCIONAL

Por: Lic. Jorge Alberto Gaytán

Abogado Especialista en Derechos Humanos.

A pesar de ser anticonstitucional su actuación y después de un severo fracaso en la supuesta lucha contra la delincuencia organizada en Ciudad Juárez, Chihuahua, por parte del ejército, quienes se dicen representantes del pueblo, en este caso, los senadores de la República, se aprestan a traernos al mundo legal y social de nuestro país a un engendro que han llamado Ley de Seguridad Nacional, en donde, contrariando la Constitución y mandando al averno los derechos humanos, pretenden “legalizar” la actuación de los militares en las tareas civiles de combate al narcotráfico y la delincuencia organizada.

Las señoras y señores senadores, en lugar de criticar y condenar (que es su obligación por ser el Senado de la República, el vigilante de la política exterior de nuestro país) la política anti inmigrante de las autoridades del Estado de Arizona, Estados Unidos, que criminalizará a nuestros migrantes mexicanos que osen entrar indocumentadamente por ese lugar, nos darán al pueblo una ley que lejos de beneficiarnos, nos traerá consecuencias negativas, pues el ejemplo más claro del fracaso de la intervención de los militares en la lucha contra el narcotráfico, se encuentra precisamente en esta ciudad fronteriza, en donde, lejos de proteger a la gente y ayudar para que la violencia disminuyera, ésta se incremento un mil por ciento, luego de su intervención en labores policíacas; además de haber sido factor preponderante para que se incrementaran las violaciones a los derechos humanos, las ejecuciones sumarias, las detenciones y cateos arbitrarios.

Al parecer, la constancia del fracaso rotundo en las labores policíacas por parte de los soldados en Ciudad Juárez, así como las múltiples y documentadas violaciones a los derechos humanos, no son motivo suficiente para retirar de una vez por todas al ejército de nuestras calles, pues actuando de manera sorda y contra el pueblo, tal y como lo hiciera el presidente espurio Calderón, el senado ha decidido que se debe regular por 90 días, a partir de la entrada en vigor de la ley, el retiro del ejército a sus cuarteles, pero no es un retiro definitivo, pues dejan la puerta abierta, para que “en casos de declaratoria de afectación a la seguridad interior”, puedan los militares intervenir de nueva cuenta en labores civiles que jamás les han correspondido. Sin bien es cierto, que en la multicitada ley, se advierte que en caso de violaciones a los derechos humanos, los miembros del ejército deberán responder ante las autoridades civiles, ese precepto que debería ser constitucional, en nada nos da seguridad de que eso realmente vaya a ser así, en todo caso, retirar el fuero militar a los miembros del ejército, como decíamos, debería ser una norma constitucional, la cual no solamente se suscribiría a la actuación de estas personas en casos de combate a la delincuencia organizada, si no en todos los casos que se haya implicado un soldado.

La actuación del ejército mexicano en labores de seguridad pública ha sido anticonstitucional, además de tener múltiples señalamientos de violaciones a los derechos humanos

Por otra parte, el artículo 21 constitucional, en su décimo párrafo, es muy claro, pues advierte que la función de la seguridad pública, corresponde única y exclusivamente a las autoridades civiles, por lo que, aunque el senado quiera “reglamentar” las funciones del ejército en labores de la policía civil, dicho precepto constitucional se estaría violentado al momento de entrar en vigor la famosa ley de seguridad nacional.

Por último, no nos oponemos a que existan leyes y mecanismos que regulen la actuación de las autoridades en las labores de seguridad pública, ni tampoco estamos en contra de los legisladores nada más por que sí, al contrario, queremos que las instancias encargadas de procurar y hacer justicia, así como las policías municipales, estatales y federales, brinden realmente la seguridad hacia nuestros derechos y posesiones, sin embargo, nos oponemos a cualquiera violación a la Constitución y a los derechos humanos; las pruebas sobre los señalamientos al ejército son contundentes, de tal suerte que, querer “legalizar” la participación de los militares en las funciones que no les corresponden, lejos de ayudarnos, al final de cuentas nos va a perjudicar. No queremos un estado totalitario ni militar, queremos un estado libre y donde el respeto a los derechos humanos sea el eje rector para cualquier autoridad.


Sobre esta noticia

Autor:
Jorge Alberto Gaytán (10 noticias)
Visitas:
761
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.