Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cuauhtemoc Mavita E. escriba una noticia?

Líderes al servicio del poder político y no de la gente

19/06/2009 00:22 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Han vendido el voto y los reclamos de justicia de sus agremiados a cambio de cargos públicos y raquítico apoyos gubernamentales

Cuauhtemoc Mávita E./periodsta

Los líderes de las organizaciones en Sonora, aprendieron hace décadas que la política en México es uno de los negocios más rentables; por eso decidieron vender el voto y los reclamos de justicia de sus agremiados a cambio de raquíticos apoyos gubernamentales y posiciones en el sistema político. Eso es corrupción.

Se convirtieron en brazos de los partidos y del gobierno, de tal manera que en cada elección exigen cuotas de poder en los ayuntamientos, las legislaturas locales y federales, y en los gobiernos de los estados. Eso es cinismo.

En esas negociaciones los representados no cuentan, no así los dirigentes que son los que se benefician al concertar arreglos con los grupos de poder que reparten las migajas que suelen dejar caer debajo de la mesa.

Ante esta realidad, el ser electo dirigente nacional, estatal ó municipal de estas agrupaciones supone la inclusión en las listas para algún cargo de elección popular.

Esto ha generado divisiones al interior de las organizaciones, ya que todos los líderes pelean el derecho de sentarse en primera fila con los gobernantes. Estas diferencias se expresan la mayor de las veces en fracturas que terminan por pulverizarlas.

Es por eso que en el Estado de Sonora no existen centrales obreras y campesinas que no estén contaminadas por la política, incluyendo aquellas que surgieron como opositoras al oficialismo y con programas de acción altamente beneficiosos. Todas fueron penetradas por los partidos, convirtiéndose en serviles de los gobiernos en turno. Los dirigentes están atrapados por la ambición y la soberbia.

En este contexto, y por citar un ejemplo, cientos de campesinos creyeron hace tiempo en la oferta de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA), surgida en 1985, ya que enarbolaba banderas de justicia social para el campo y el desmantelamiento del corporativismo agrario, muy útil al sistema político para ganar elecciones. Sin embargo, no transcurrió mucho tiempo para que ésta manifestara su verdadera naturaleza al ponerse al servicio de los intereses que han tenido a sus agremiados con la soga en el cuello. Sus líderes se encandilaron con los cargos públicos y el dinero fácil proveniente de las arcas del Estado.

La UNORCA ha lucrado con el poder y los recursos provenientes de las arcas del Estado

Olegario Carrillo Meza, dirigente nacional de una corriente de la UNORCA, y actual candidato a diputado local por el distrito 20 de Etchojoa, en el sur de Sonora, logró convertirse en 1994 en el primer alcalde en la entidad del PRD-UNORCA y después en diputado local en 1997, ello en virtud de los acuerdos políticos de su partido y el unorquismo con el entonces gobernador de Sonora y actual senador de la República, Manlio Fabio Beltrones Rivera. Para Carrillo Meza la política si ha sido un negocio, no en vano ha manejado los intereses de la UNORCA en Sonora.

En 2003, luego de un diferendo por negocios con Alfonso Valenzuela Segura, operó para desconocerlo y alejarlo de la organización campesina. Carrillo Meza de pro izquierdista se volvió priísta y puso a la UNORCA al servicio de Eduardo Bours Castelo, en ese entonces candidato del PRI a gobernador de Sonora. Valenzuela Segura, en cambio se rasgaría sus vestiduras por el candidato del PAN, Ramón Corral Avila, y en 2006 por el candidato presidencial panista Felipe Calderón Hinojosa, en tanto que Carrillo Meza lo hacía por el del PRD, Andrés Manuel López Obrador.

En 1997, incluso Valenzuela Segura ganó la diputación local por el XVIII Distrito en Cajeme.

Los negocios políticos del PRD-UNORCA le han arrojado buenos dividendos. Políticos, no así sociales y económicos, ya que al igual que otras organizaciones como la CNC, la CCI, la UGOCP, la Alianza Campesina del Noroeste y la UGOCM, por citar algo, se ha disciplinado y ha aceptado que los apoyos para el campesinado sean raquíticos y autorizados a cuentagotas. No obstante, cuando hay partidas fuertes estas generalmente se quedan en familia.

Por otra parte para preservar el poder y el control social y político en la UNORCA se ha establecido el imperio del terror. Esto tiene escindida a la organización a nivel nacional donde hay una fracción que no reconoce el liderazgo de Carrillo Meza, y en el Estado de Sonora donde la ex diputada Patricia Alonso Ramírez, de la Asociación Mexicana de Mujeres Organizadas en Red (AMMOR), lo acusa de no respetar las cuotas de género para ocupar puestos directivos y de alimentar la expulsión de todos aquellos que no estén de acuerdo con su manera de dirigir y negociar los intereses de la organización y de sus integrantes.

Este es tan solo un botón de muestra de cómo los líderes negocian políticamente a las organizaciones campesinas, pero también es un adelanto del como se manipularán las necesidades del campesinado para presionarlo a que vote el 5 de julio a favor de determinados candidatos, empezando con la gubernatura de Sonora.


Sobre esta noticia

Autor:
Cuauhtemoc Mavita E. (70 noticias)
Visitas:
1309
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Cuauhtemoc Mavita E. (01/07/2009)

Si los líderes fueran honestos otra cosa sucedería...

0
+ -
Responder

rosalba (14/06/2012)

muy buena campaña