Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Llama Teatro Línea de Sombra atención de UE para inmigración mexicana

18/11/2011 22:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Márcia Bizzotto. Corresponsal Bruselas, 19 Nov (Notimex).– La compañía mexicana Teatro Línea de Sombra traslada hoy a Bruselas la problemática de la inmigración clandestina hacia Estados Unidos con la obra Amarillo, que abrirá la programación teatral del Festival de Libertades, dedicado a los derechos humanos y las libertades fundamentales. Dirigida por Jorge Arturo Vargas y basada en textos de Gabriel Contrera, la obra mezcla variadas técnicas artísticas y visuales para contar la historia de miles de mexicanos que han intento cruzar el llamado muro de la verguenza. “Eso es algo que está muy presente en nuestro país. Varios de nosotros tenemos historias muy cercanas con el tema migratorio, de parte de nuestra familia que está del otro lado, o de amigos, primos, tíos”, explicó en entrevista a Notimex el actor principal de Amarillo, Raúl Mendoza. “Para nosotros el tema migratorio es de suma importancia para entender el mundo en el que estamos pisando en el momento”, agregó. Lanzada en México en 2009, esta es la primera vez que la obra gana los escenarios de la capital de la Unión Europea, luego de haber pasado por Estados Unidos, Brasil, Colombia, Corea, España y Francia. “De este lado, en Europa, en los contactos que tenemos con la gente después de la presentación, vemos que aquí hay mucha gente que no sabe de la existencia del muro que separa México de Estados Unidos”, dijo Mendoza, entre un sorbo y otro de agua, en el camerín del grupo en el Teatro Nacional de Bruselas. “Cuando lo saben, la primera relación que hacen es con Palestina. Pero deben saber también que hay un proyecto en la Unión Europea de construir un muro en la frontera entre Grecia y Turquía. Osea, en todos los lados pasan las mismas cosas, pero en algunos lados son más visibles que en otros”. Para el grupo de actores, Amarillo es una herramienta para llamar la atención del mundo y estimular el debate sobre un problema global que muchas veces “pasa desapercibido”. “La obra en sí no va a cambiar nada. Pero nos hemos dado cuenta, especialmente con la gira por otros países, que justamente podemos dar voz a aquello que no está teniendo resonancia”, afirmó el actor. El mismo Mendoza reconoce que ha aprendido mucho más sobre los problemas relacionados a la inmigración clandestina desde que empezó a escenificar Amarillo. “Cuando empezamos con el espectáculo se sabían algunas cosas sobre la inmigración en México. Pero el suceso del hallazgo de 72 cuerpos de inmigrantes en Tamaulipas cambió la percepción de todos sobre el tema. Se hizo visible la presencia del crimen organizado y los principales activistas empezaron a tener más presencia”, recordó. Él y sus compañeros de escenario se han involucrado con organizaciones no gubernamentales que trabajan con el tema migratorio, entre ellas La Patrona, de Veracruz, que se dedica a repartir comida a los inmigrantes que pasan sobre los trenes en dirección a Estados Unidos. “Amarillo se ha convertido en un vehículo para mostrar toda esa maquinaria. Queremos dar seguimiento a los activistas que se dedican a esa labor (de ayudar a los inmigrantes), que corren peligro por ello, que son amenazados de muerte no solo por los criminales, sino también por la policía”, señaló. Esas experiencias personales han permitido a los actores incorporar nuevos elementos a la obra y hacerla evolucionar entre una presentación y otra, adecuándola al contexto de cada lugar. “Hay un momento específico en la pieza que es un "speech" en el que puedo hacer algo más direccionado. La virtud de Amarillo es esa flexibilidad que tiene. Porque el tema sigue moviéndose”, explicó Mendoza, sin desvelar cuál será la aportación extra para las dos funciones de hoy en la capital belga. Después de Bruselas, la compañía vuelve a París para una última presentación antes de regresar a México para prepararse para una temporada en Canadá, en enero, y en Venezuela, en marzo. Mientras, ya está trabajando en un nuevo proyecto que utilizará la historia del boxeador Mantequilla Nápoles como línea conductora para una crítica explícita a la “violencia invisible”, aquella relacionada a “una política exterior infame”, en palabras de Mendoza. El actor estimó que la obra, que ganó el título provisorio de Baños Roma, se estrenará en los teatros mexicanos antes de finales de 2012, luego de seis u ocho meses de preparaciones.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
49
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.