Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Llaman a reflexionar sobre la vigencia de la institución matrimonial

25/10/2011 06:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más allá de contar una historia de amor, la más reciente novela de Beatriz Rivas y Federico Traeger, “Amores adúlteros…el final”, plantea la necesidad de poner sobre la mesa de debate, qué es lo que pasa con la institución matrimonial en la sociedad actual. Esta, la segunda parte de la novela, deja de lado aquella burbuja en la que los personajes se encontraban inmersos disfrutando de su amor, luego de que la cotidianeidad, las respectivas parejas y los hijos los alcanzan, explicó la autora. “Esta burbuja que los mantenía como en un cuento de hadas ya se comienza a romper, se atraviesan en sus pensamientos aspectos que habían dejado de lado”, agregó Rivas, en entrevista con Notimex a propósito de la publicación de este volumen. Otro aspecto de esta segunda parte, dijo, es que aparece un personaje nuevo, que es el orgasmo, el cual cobra vida y voz, pero no actúa con ellos, sino que de pronto se presenta en algunos capítulos, como si fuera un metiche. Pese a que ambos autores relatan al lector una historia de amor donde los personajes no tienen nombre ni edad, ni nacionalidad, ponen más bien en la mesa un tema muy polémico del que mucho se habla en secreto, pero nunca abiertamente. Si se sale el lector de la novela, agregó, y se pone a investigar cifras, resulta muy interesante ver la cantidad de infidelidades que existen, tan sólo en México, el 67 por ciento se da en los hombres y el 64, en mujeres, lo cual, en este último caso es muy alto. Hay que destacar, advirtió, que del alto número de parejas infieles que existen, solamente el tres por ciento de ellas abandona a sus respectivos compañeros para casarse entre ellos, los demás truenan. Entonces, dijo, no hay salida fácil, todos ganan y todos pierden un poco, quizá los que más pierdan sean los engañados, los traicionados, pero también están los hijos, los remordimientos y otros aspectos que deben tomarse en cuenta, como es el hecho de que la mayoría de estas relaciones siempre acaban mal. “Somos una sociedad muy hipócrita, es un tema del que no nos gusta hablar, pero que debemos de hablarlo porque el grado de adulterio es un síntoma de que algo estamos haciendo mal en la institución matrimonial o familiar”, planteó. Aun cuando más del 50 por ciento de los matrimonios han experimentado la infidelidad, advirtió, no se le ha dado la importancia que tiene el problema, la sociedad en general le rehúye y si se habla de él, es solamente a nivel de crítica o de chisme. Creo, concluyó, que es un tema que debe verse desde un punto de vista más serio, hay que plantearse más preguntas y cuestionarse cómo estamos funcionando como sociedad, como personas, como institución familiar o como pareja, porque la realidad nos demuestra que el matrimonio así como lo tenemos no está funcionando.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
29
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.