Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Llega “Su majestad el albur” a la Casa Universitaria del Libro

09/06/2011 13:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escritor Fernando Díez de Urdanivia presentó esta noche su libro “Su majestad el albur”, y en el acto destacó la deferencia que el primer actor Sergio Corona tuvo al escribir el prólogo. “Se trata de un prólogo absolutamente huérfano”, mencionó el autor del libro presentado con los comentarios y albures de los escritores y amigos Alberto Dallal y Héctor Anaya, así como del mismo Sergio Corona. El acto, realizado en la Casa Universitaria del Libro, sirvió para que el autor informara sobre la génesis del libro. “Nació a partir de un texto que me pidieron en el Tecnológico de Monterrey sobre las malas palabras”, dijo. Luego de ello, agregó Díez de Urdanivia, esa misma institución de estudios superiores le pidió ampliar su trabajo y convertirlo en libro.“El punto de partida fue Armando Jiménez, quien fuera un estudioso del albur”, dijo. Amplió su explicación al señalar que Jiménez, autor del libro y serie editorial “Picardía Mexicana”, ha sido el mayor vendedor de libros en este país, pues ese título de su autoría se vendió por años en miles de ejemplares. “Fue el mejor alburero de todos los tiempos, inteligente, limpio y lo mejor, era capaz de ofrecer albures portentosos durante horas y horas enteras, sin mencionar una sola grosería”, añadió el escritor visiblemente emocionado. Esa circunstancia, la de no decir groserías, abundó el escritor, es el principio de los albures. Y ése es, también, el principio del libro. “Ambos se constituyen sin necesidad de leperadas”, reiteró varias ocasiones el autor. Sergio Corona, primer actor de cine y teatro en México, se refirió en el sentido de que el albur es una forma de comunicación que requiere de habilidad para expresar ideas claras y concretas sin decir malas palabras. En tanto Dallal dijo que el albur dejó las clases sociales bajas, los barrios y colonias populares, para encumbrarse como una forma de expresión que requiere de inteligencia y sabiduría, sin dejar su carácter de barriada. “Si usted odia los albures, debe leer este libro para ver si mejora. Si le gustan, léalo igualmente, pero si supone que es un libro pelado, es mejor que lo abandone”, escribió el autor en su libro que ya está en circulación. En todo caso, advierte, “forme usted, lector, parte de las mayorías que se divierten jugando con las palabras sin hacer daño y trate de sumarse a las legiones que luchan por borrarle seriedad a la vida”, señaló más adelante.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
261
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.