Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Así se llenó aquel hueco de fútbol

03/07/2011 16:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La primera Copa América de la historia en 1916: Campeón Uruguay

Uruguay: Saporiti; Benincasa, Foglino; Zibechi, Delgado, Valera; Somma, Tognola, Piendibene, Gradín, Marán

Espacio hueco de fútbol, ausencia de competición y de organización. Pero las ansias por llenar el vacío brotaban por todos lados. Había que empezar de cero.

A finales del siglo XIX el balón ya rodaba, y mucho, y bien, por Montevideo, Buenos Aires, Santiago, Sao Paulo y otras regiones. Con la llegada del siglo XX, esos balones, junto a otras tantas porterías, se convertirían en los primeros clubes. Piensen en Montevideo Wanderers, River Plate, Corinthians y muchos más. Ya existían, desde varios años atrás, São Paulo Athletic Club, Central Uruguay Railway Cricket Club (hoy Peñarol) y Gimnasia y Esgrima de la Plata.

Era como si el incipiente deporte de pronto reclamara crecer, cruzar fronteras, conocerse con países vecinos. Un buen pretexto para juntarse fue el festejo por el centenario de la Independencia argentina (Primera Junta, 25 de mayo 1810), por lo que se realizó un torneo entre locales, uruguayos y chilenos, arrojando a la Albiceleste como campeón.

Pero no era suficiente. Se necesitaba un poco más. Seis años después, otra vez por el centenario de la declaración de su Independencia (9 de julio, 1816), los argentinos convocaron a un torneo con nombre y forma: Copa América. Brasil se agregó como invitado. Héctor Rivadavia Gómez, principal delegado uruguayo, aprovechó el momento para crear, junto con los otros representantes, la Confederación Sudamericana de Fútbol, conformada por esos 4 países.

Seis partidos hermanaron la región. Mientras Europa se dividía por la guerra, América se unía con el balón como aliado. Uruguay, pequeño territorio, donde se jugaba el mejor fútbol del planeta por aquella época, resultó campeón. Goleó 4-0 a Chile, venció 2-1 a Brasil y empató 0-0 con Argentina. 5 puntos y un +5 en goles otorgaron el primer titulo continental de la historia a la Celeste. El primer gol surgió también de ese equipo, cuando José Piendibene le marcó a los chilenos.

Ese Uruguay jugaba 2-3-5, con posiciones hechas dogma. Nadie se movía de su lugar. Foglino y Pachecho, por jerarquía y liderazgo, acomodaban al resto de sus compañeros. Ellos dos inventaron el puesto de DT, no existente como tal en ese entonces.

Datos curiosos sobraban. Un tal Isabelino Grandín, uruguayo, antes había sido campeón sudamericanao de atletismo, tanto en 200 como en 400 metros. El fuera de lugar, una regla aún en discusión, se sancionaba tomando en cuenta tres oponentes entre el balón y la línea al momento del pase. Fue hasta 1925 cuando se redujo el criterio a dos.

Así nació la Copa América, el torneo de selecciones más antiguo del mundo. Así se llenó también un vacío desesperado por un desafío digno del buen fútbol que emergía en la región…


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
442
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.