Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Llevó 10 años a Verónica Murguía su nueva novela de 900 páginas

03/07/2012 09:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Verónica Murguía, escritora, narradora, articulista e ilustradora de libros (Ciudad de México, 1960) recién terminó una novela que tiene “la friolera de 900 páginas, aunque no tengo idea no sólo si habrá quién la lea, sino quién la publique”, comentó con el buen talante que la caracteriza. Hasta hoy, dijo, hay cuatro personas que ya la leyeron, pero desconoce qué va a pasar con ella. “Mientras estoy escribiendo ficciones chiquitititas para curarme del ritmo de aquella novela que me ocupó muchos años, al grado de no salir de vacaciones en los últimos tres años de los 10 que me llevó escribirla”, añadió. Dejó ver que “muy constantemente, mi padre me sugiere que escriba algo que le guste a toda la gente. Pero el problema sustancial es que no existe una llave mágica que nos haga a los escritores identificar lo que a la gente le gusta; un buen escritor escribe lo que le satisface, haya o no lectores para su obra.” Ahora, abundó, “esa es mi única postura, escribir lo que a mí me gusta, ser honesta conmigo y aunque sólo me lean cuatro personas, me doy por bien servida”. Evidentemente, se descubrió como una escritora honesta, firme y leal a sus convicciones literarias, alejada del bullicio de las alfombras color rojo. Durante una entrevista con Notimex, destacó que en ese tiempo de creatividad literaria se perdió de todo. Desde reuniones familiares hasta de ir al cine. “Lo único que hice durante todo ese tiempo fue escribir esta novela de caballería, ubicada en una Edad Media hipotética, como pasa con los libros para jóvenes”. Se trata de una novela diferente a “El ángel de Nicolás”, también obra suya que “es pura Edad Media de verdad, averiguada con pelos y señales, años, meses, días y hora de los acontecimientos cuando se pudo. El 80 por ciento es historia real y datos históricos y el resto fantasía. Se ubica en el siglo XVIII europeo”. Recordó que “El ángel de Nicolás” se comenzó a escribir 10 años antes de que se publicará en 2003. “Es un libro muy flaco, que consta de siete cuentos que tienen su origen en siete anécdotas historias o míticas a las que yo les doy la vuelta”, dijo la entrevistada al hacer un parangón entre esa y su nueva novela. “La primera anécdota trata de unos niños a los que el emperador Federico II de Sicilia se robó. Bueno, los compró, pero a punto de espada, y casi se los robó, pero se le murieron en un experimento que está mencionado en uno de los siete libros de la historia de Herodoto”, detalló la escritora y promotora de la lectura. Ese experimento, abundó, dice que el faraón supo que idioma se hablaba en el paraíso porque unos niños que se criaron sin padre ni madre, como florecitas en el campo y sin hablar con nadie. En cierta ocasión, según relata la historia, esos infantes desvalidos dijeron la palabra “Becos”, que significa pan en frigio. “El emperador, que eras una especie de protolingüista, quería saber qué idioma se hablaba en el paraíso porque creía que eso le iba a conceder un motón de poderes sobrenaturales. Esa idea nos puede parecer ridícula hoy en día, pero en la Edad Media era una cosa muy seria”, destacó la entrevistada en tono serio. Ha publicado, además de “El ángel de Nicolás”, “Rosendo”, “El guardián de los gatos” (coautoría con David Huerta), “Ladridos y conjuros”, “Lo que sí y lo que no”, “Los niños voladores” y “Auliya”. Actualmente radica en la colonia del Valle del Distrito Federal, con su compañero de vida, David Huerta. En ese contexto, mencionó que la literatura infantil es más subversiva que la de adultos, pues plantea ideas de libertad y poder. “Yo escribo lo que me gusta, a pesar de que no es comercial, a pesar de las recomendaciones de mi papá, angustiado porque me dedico a escribir en un país donde, dice él, no se lee”. Murguía imparte clases de literatura para niños y jóvenes en la escuela de la Sociedad General de Escritores de México, pertenece al Sistema Nacional de Creadores de Arte y ganó el Premio de Cuento para Niños “Juan de la Cabada” en 1990 por “Historia y aventuras de Taté el mago y Clarisel la cuentera”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
255
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.