Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Logra Tatiana Espinasa exprimir el tiempo y obtener palabras

28/12/2009 10:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ciudad Enmudecida (Agatha)", de Tatiana Espinasa Yllades, es una constante búsqueda de la síntesis expresiva de la experiencia, como si en pocas palabras quisiera condensar al máximo lo que se quiere decir. Publicado por Ediciones Sin Nombre, dentro de su colección Los Cuadernos de la Salamandra, el texto muestra un descenso del ruido hacia el silencio: una ciudad callada, una ciudad sin nadie que la habite, enmudecida, habitada por personas en un gran silencio. De acuerdo con los conocedores de su obra, una de sus cualidades es su capacidad para hacer que el verso se concentre -se haga denso, se adentre en sí mismo, se vuelva volátil, frágil y a la vez contundente y preciso. La poesía de Espinasa, dicen, se cifra de experiencias, en la misma medida en que ésta calla, enmudece y es por eso que su poema es cada vez más concentrado, con una verdadera evolución, desde su primera obra "El ángel" a "Ciudad enmudecida", pasando por Abril en junio". En este poemario, cada texto, cada fragmento, tiene una función: concentrar en él toda la experiencia como algo presente, tal vez para cuando se pueda volver a hablar. Son voces presentes, no cautivas que brotan de la pluma de la poetisa. Espinasa Yllades plasma en sus palabras una frescura de una poesía transparente y sin edad, que permite al lector adentrarse en la espesura del tiempo sin trastocar los símbolos de otras épocas. Viaja por el camino de las ideas a un concepto silencioso, pero lleno de sentimientos. Las emociones son sutilmente acomodadas para irlas mezclando en pequeñas partículas a la entonación del poema. Tal vez por eso la Ciudad o Agata, o el lenguaje mismo se asoman al abismo del silencio y no retroceden, insiten en nombrarlo, que no es lo mismo a combatirlo, sino aceptándolo, quizá sea ésta una nueva manera de expresarse poéticamente sin caer en la contante rima estrafalaria y con sonsonete a veces burlón. María Teresa Espinasa Yllades, mejor conocida en el ámbito literario como Tatiana, nació en la Ciudad de México, el 20 de marzo de 1959. Es ensayista, narradora y poeta. Realizó estudios de filosofía en la Universidad Autónoma de Bellaterra, Barcelona, España, y la licenciatura en la Universidad La Salle; obtuvo también el título de Licenciada en Filosofía por la UNAM, en 1991. Posteriormente inició su labor magisterial impartiendo la cátedra "Introducción a la filosofía", en el Instituto de Cultura Superior, A. C. Entre 1987 y 1989 fue dictaminadora en las publicaciones de filosofía del Fondo de Cultura Económica (FCE). También ha sido colaboradora de las revistas Casa del Tiempo, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM); Filosofía, de la Universidad IberoAmericana (UIA); Gaceta del FCE; La Orquesta, Vitral, del ICS, y el suplemento La Jornada Semanal. Su obra publicada abarca diferentes géneros como, el cuento: "Primeros umbrales", El Artífice Editores, 1981; Ensayo: "R. Musil o el final del Amor", Ediciones Sin Nombre, 2005. Mientras que en poesía tiene títulos como "El Angel", Difusión Cultural, UNAM, "La Huerta", 1991; "Abril en Junio", Ediciones Sin Nombre, 2001, y ahora "Ciudad Enmudecida (Agatha)".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
682
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.