Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emil Blatsky escriba una noticia?

Lorenzo da Firenze llega a 13 libros publicados

30/11/2012 16:58 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Presentación del libro “Sacudido por el Rayo” de Lorenzo da Firenze

Presenta libro Sacudido por el Rayo: Lorenzo da Firenze

PRESENTACION DEL LIBRO

“SACUDIDO POR EL RAYO” Por Emil Blatsky 29 de noviembre del 2012, Tetelpan, D.F.

EXCURSIÓN AL VOLCÁN CUAUHTZIN UNA HISTORIA VERDADERA DE TERROR “Del rayo te escapas, no de la raya”

En su casa de Tetelpan, Lorenzo reunió a sus amigos y familia, para hacer una fiesta muy especial, la presentación amorosa de un libro que le llevó muchos años pergeñar, reestudiar y por fin este 2012, publicar. Ahora Dejaré hablar directamente a LORENZO DA FIRENZE, todos estos párrafos son suyos, más abajo están las palabra que alcancé a escribir, son de brillantes presentadores, cada uno de diferente profesión :

“EL MEMORABLE DÍA 24 DE SEPTIEMBRE DE 1994 llegué al pueblo de Topilejo, en las afueras de la Ciudad de México, para subir a la cumbre del Volcán Cuauhtzin en el corredor biológico Chichinauhtzin, al extremo oriente del pueblo. Llevé mochila y sleeping bag para acampar y regresar al día siguiente.

Siempre supe que mi vida estaba sellada por un destino electrizante. Este día fuemarcado en mi sino para un suceso espectacular que daría un giro a la espiral de mi vida. Suceso conectado por una malla misteriosa de sub-labores, acciones que van tejiendo una trama insospechada de pasos y de eventos que se ensamblan para concurrir en el magno acontecimiento que corona los afanes de este verídico relato.Varios tramos presentan abundante musgosidad. Es fácil resbalar. En dos ocasiones me veo forzado a rehiletear los brazos para evitar una caída.Sigo Una ruta lógica, basada en cálculos logarítmico geodésicos de mi invención einstinto de montaña. Me pierdo y vuelvo a encontrar el camino.

El pastizal es demasiado alto y en algunos tramos rebasa los cincuenta centímetros, llegando a tapar rodillas. El terreno, cuando presenta un claro, no está a nivel; en vez de tierra lisa consiste en un rompecabezas de piedras prismáticas, amontonadas caóticamente.

El cielo se oscurece; cada vez truena más en dirección norte. Amenaza lluvia.Decido librarme de la mochila. La deposito de pie en una loma llena de rocas y zacate y resuelvo continuar el fin del ascenso sin ella. Llegaré a la cima, luego bajaré de vuelta por ella y buscaré un área donde acampar.

Por fin he llegado a la cumbre del Volcán Cuauhtzin en la Sierra Ajusco-Chichinauhtzin [3510 m.s.n.m.], a las 4:36 p.m., sumergido en un caldero denubarrones.Ofrezco mis metas —es todo. No hay tiempo para sentarse ni explorar el área. Siento un ligero goteo en mi rostro, fino como lluvia de talco, y sujeto a una veloz presión incremental. ¡Puedo sentir la tromba entre mis chakras! Se revuelve como una centella en las vísceras. Esta Montaña probará ser la más penosa de mi vida.Siento el conciliábulo de truenos encima y por todo alrededor, en medio de mí. El techo de nubarrones va cuajando a escasos 20 30 metros de mi cabeza, el cielo sisea como se hierve un gran pescado. En verdad no importa ya empaparme sino salvarme del peligro que me acecha en toda dirección. ¡Estoy en la Cuna de la Tormenta! Debo quedarme aquí, o la energía generada por mis veloces y súbitas traslacionesterminará por atraer una centella. Corriendo, puedo acercarme a un árbol donde aterrice un rayo repentino.

Llego al punto central de un claro y me echo al suelo. Me arrojo en cuclillas sobre el zacate. Mi cuerpo se apoya en ocho puntos sobre el zacate irregular y movedizo, ni siquiera tierra firme.

Así decido permanecer hasta que se apacigüe el temporal.Sorprendido por la Tormenta.....De pronto lo sentí, sin previo aviso.

Me entró por las puntas y las plantas de los pies, horadando mis zapatos tenis. Atravesó mi cuerpo de atrás para adelante, flameó mis manos y cabeza a la vez que me empujó un metro al frente mientras lancé un grito entrecortado.

Fui empujado, grité. Luego escuché el sablazo atronador del Rayo. Más rápida la luz, la descarga más veloz que el sonido.«¡Me cayó un rayo!», pensé, «Ya me cargó la….», y al mismo tiempo: «¡Sigo vivo!, ¡no me calcinó!». Y en medio de todo: «¡Me siguen cayendo rayos encima!».

El interior de mi cuerpo, en estado de shock. También mi piel. Mis manos y pies, como globos a sólo medio soplo del ¡BOO-OM!Estoy en convulsión. Sólo se me ocurre clavar los dedos de mis manos en el granizado zacatal bajo mi cuerpo y esperar que amaine la tormenta.La tormenta duró dos horas en pleno.

Eva Jaime, Psiquiatra: Sin duda, uno no puede caminar el sendero de otros, ¿qué significa la montaña para Lorenzo da Firenze?

En estado de shock intento incorporarme y ponerme en marcha cuanto antes. Comienzo a levantarme con espantable esfuerzo.Apoyo mis manos en los muslos, empujo mi tronco sobre ellos para enderezarme.Por fin logro quedar erguido después de cuatro intentos, y empiezo a caminar como un bebé que aprende, sólo que sin ayuda paterna y lejos de toda civilización!

Camino a toda prisa y en zigzag, con riesgo continuo de caer al suelo por la parálisis agitante y la inestabilidad postural. No me detengo a buscar la mochila.Con cada pie recupero el vigor, la esperanza de llegar a un destino de vida, no demuerte. Empiezo a ver las primeras luces de casas en la lejanía.

Me toma cinco minutos cruzar a pie el poblado de San Salvador, en declive sobre las faldas inferiores del Cerro. Al poco tiempo le hago la parada a un minitaxi. El conductor se muestra amable y comprensivo en todo momento, feliz presagio de una vida recién recuperada.

Estoy de pie frente a mi coche, vivo. No muerto en el monte. Me le escapé a hermana calavera.Después de ese fatídico día, decidí enfrentar mi miedo y regresar a la cumbre delCuauhtzin. Lo hice en dos ocasiones. No sólo pude recuperar mi mochila dejada en la montaña, sino también mi propia confianza.

Subí nuevamente a la cumbre de esta montaña, para encontrar el rostro bueno y amable de ella. Me allegué de energía radiante y positiva para encontrar y transitar los caminos reales hacia las cumbres y metas en la vida diaria y la vida urbana. Reformé mi voluntad personal, y reafirmé la actitud de valentía y no-miedo hacia los traumas de la vida.

El libro narra la terrorífica y electrizante experiencia de haber sido sacudido yatravesado por un mortal rayo de pies a cabeza, durante mi ascenso al VolcánCuauhtzin, en septiembre de 1994, y haber podido sobrevivir a tal meteoro.En él, se detallan todos los contratiempos y obstáculos de una excursión llena dedificultades orográficas; de un paisaje hermoso, pero igualmente peligroso. Nosenseña también que tanto en la montaña como en la vida diaria, existen caminosque nos pueden facilitar la existencia, y nos hace reflexionar para encontrarlos en la cotidianeidad de nuestras vidas.

Un libro con imágenes de cada uno de los lugares visitados, que refleja la voluntad del hombre por trascender y sobreponerse a los desafíos de la naturaleza.” Hasta aquí las palabras de Da Firenze.

AHORA LES TRANSCRIBO LAS PALABRAS DE LOS PRESENTADORES DEL LIBRO SACUDIDO POR EL RAYO

Roberto Rubio, Arquitecto.

Le sugieren varios conceptos el nombre y contenidos de este libro: Sacudido por el Rayo, fuego, sacrificio, Sacro Oficio, ve una especial afición por escalar con una motivación mística, la lluvia, la tierra que es el humus, pues si, somos humus, humanos, en todas las civilizciones se piensa en una montaña como un lugar para encontrar a Dios. Lorenzo ha sido monje, encuentra los tres géneros, narrativa, poesía, ensayo, para darnos estas vivencias esenciales.

Lily González Anzaldo, Administradora de Empresas.

Hace una glosa de los capítulos y párrafos que inquietan porque muestran la psicología interna del escritor montañista, “ La tarde se irrita de nubes y truenos lejanos… se van acercando con trágico presagio”, “Tratándose de montañas, he conquistado las que me he propuesto. Respecto a mis elevadas meras de ciudad.. Estoy blanqueando y fuera del Estadio, para los que gustamos del Beisbol. Concluye: El autor se lanza al camino, no al abismo. Arpender que cada cima alcanzada no lo es todo: es sólo el punto de una parábola donde toda trayectoria comienza a declinar. La difícil relación del hombre con Dios no será resuelta hasta que Dios aprenda también a pedir perdón al hombre”

Eva Jaime, Psiquiatra.

Sin duda, uno no puede caminar el sendero de otros, ¿qué significa la montaña para Lorenzo da Firenze? En los primeros tres años de vida se funda la relación con personas y espacios. ¿Por qué tengo éxitos en la montaña? Como sicóloga creí que la información no cambiaría, sino los errores me han llevado a la enseñanza propia y el éxito, planeamos de una forma y resultan de otra. Lorenzo llevaba mochila al inicio de la narración, pero en la lluvia, sólo llevaba camiseta ligera. Preguntó a los lugareños el nombre del volcán y ¡ no lo sabían ¡ Habla de poner en lugar seguro su auto, en vez de él cuidarse. ¿Cuántas veces somos así? La madre sabía que se iba a suicidar y no hizo nada. El subió tres veces.Es un libro catártico, ha crecido, hay un antes y un después. En esa soledad ha sacado muchas cosas, es frecuente escuchar de artistas en la soledad, algunos lamentan vivir muy aplaudidos (pero dentro de una soledad) Menciona como ejemplo una excelente vendedora de un multinivel. Recibir homenajes en el aislamiento. Se busca, se acerca, se atreve, en el espacio donde pueda ser él mismo, porque cuando se esta bien la gente se acerca, cuando se esta mal, se va. Las cosas son neutras, uno es el que las interpreta. Utiliza la frase que llama la atención “La percepción de un sobreviviente”, “Lorenzo renació de la luz, supera la flaqueza de su voluntad, así deja atrás el resentimiento y los miedos”

Colofón: ANUNCIA LORENZO DA FIRENZE. Que ya viene dos nuevos libros: “24 horas de observación” y “Los sueños Somáticos”

Además, anuncia que ya esta trabajando la versión teatral de Sacudido por el Rayo.


Sobre esta noticia

Autor:
Emil Blatsky (248 noticias)
Visitas:
1325
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Morpheus (05/12/2012)

Necesito un ejemplar de "La conspiración feminista" de Da Firenze. ¿Alguien sabe cómo o dónde conseguirlo?
Saludos.