Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Luce la ópera “Fidelio” en la remodelada Sala Principal del PBA

08/12/2010 01:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un impresionante despliegue en la escenografía, gracias a la alta tecnología con que cuenta ya la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, aunado al talento de la soprano Elena Nebera y del tenor Francisco Araiza, la Compañía Nacional de Opera (CNO) escenificó anoche la ópera “Fidelio”. Ante un lleno en la recién reinaugurada Sala del palacio de mármol, se presentó la obra en dos actos de Ludwig van Beethoven (1770-1827), que contó también con la participación del Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes, así como la destacada labor de Jorge Ballina en el diseño de escenografía. Luego de su montaje en Bellas Artes del 10 de julio de 1983, esta obra en la que los estelares están a cargo de Araiza como “Fidelio” y Nebera como “Leonore-Fidelio”, fue ovacionada por el público asistente, que al término de cada aria no dejó de aplaudir. Bajo la dirección escénica de Mauricio García Lozano, y en la orquesta de Niksa Bareza, los cantantes mostraron sobre el escenario sus talentos vocales, pero también actorales, para dar ese toque natural en el escenario, que subía o bajaba de acuerdo al momento. La música ejecutada por la Orquesta y el bel canto de los intérpretes, acompañados siempre con la perfecta iluminación de Jesús Hernández y Jorge Ballina, plasmaron una historia conmovedora de amor sobre una pareja que se ve coartada por la injusticia. Araiza y Nebera, acompañados por los intérpretes Rubén Amoretti, Carsten Wittmoser, María Alejandres, Guillermo Ruiz, Emilio Pons, Juan Carlos López Muñoz y Arturo López Castillo, escenificaron la obra de dos actos. La obra se desarrolla a finales del siglo XVIII, en una prisión cerca de Sevilla, a la que “Leonora” entra pretendiendo salvar a su marido o al menos llevarle consuelo. Tras una serie de escenas, encontrará a su amado y lo salvará. Es por tanto un argumento no sólo a la lealtad y la fidelidad, sino también a la libertad. “Don Pizarro”, gobernador de la prisión de Sevilla, tiene prisionero, sin causa, a “Florestán”, un enemigo político al que no se atreve a matar pero debilita cada día al reducirle la comida. “Leonora”, al tratar de estar a su lado, se hará pasar por “Fidelio” y entrará a trabajar en la casa de “Rocco”, un carcelero, cuya hija se ha enamorado de él (ella), con lo que rompe el compromiso matrimonial que antes había realizado a “Jaquino”. Esta ópera se estrenó en México en el Teatro Nacional en 1891 y ahora revive este mes de diciembre en el Palacio de Bellas Artes, en una producción del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Habrá nuevas funciones los días 9, 14 y 19. Cabe destacar el trabajo escenográfico de Jorge Ballina, con el que se presenta la recién renovada tramoya de la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, con una propuesta que pone a prueba la capacidad del nuevo equipamiento de vanguardia con que cuenta el foro. Jorge Ballina, quien fue uno de los asesores en el proceso de remodelación de la Sala, discípulo del maestro Alejandro Luna, ofrece una vistosa y dinámica escenografía que contribuye de manera notable a la visión contemporánea que la CNO, del INBA, ofrece con ”Fidelio”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
233
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.