Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Lucha anticrimen debe complementarse con política social: Navarrete

25/08/2010 06:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante la amenaza que representa la violencia para la estabilidad y tranquilidad del país, el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Carlos Navarrete, sostuvo que la estrategia en el combate al crimen organizado debe complementarse con una política social. "Soy partidario de que el Estado mexicano no ceda ni doble la rodilla frente a la delincuencia, ni frente al crimen organizado", pero debe haber una política social modificada y focalizada hacia las familias en situación precaria del país. En entrevista en las oficinas de Notimex, el senador perredista aceptó que hoy la violencia amenaza al patrimonio de los mexicanos, a la integridad física de las familias y es una de las principales preocupaciones que el país tiene. En este tenor, señaló que "el combate diario, el combate cotidiano debe darlo una policía multiplicada, la Policía Federal Preventiva, mejor equipada, coordinada con las policías estatales". Pero también, continúo, se requiere que se dé un rescate profundo de las zonas marginadas del país y se implemente una política social focalizada a madres solteras, a familias disfuncionales y con pocos ingresos que están expulsando a los jóvenes a las calles porque no trabajan, ni van a la escuela, ni tienen ocupación. "Y ese es un clima y es un ambiente en el que la violencia puede generar muchísimos más estragos de los que ha generado hasta ahora. Por lo tanto, sí al combate a la delincuencia junto con una política social modificada y focalizada de atención a las familias que tienen una situación mucho más precaria en el país", subrayó. Al referirse al tema de la unión de las izquierdas, aceptó que en los últimos años se ha retrocedido en este tema y que al interior del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se han multiplicado las divisiones y disputas internas. Aseguró que al dejar su cargo al frente de la Mesa Directiva del Senado, se enfocará en consolidar una alianza de izquierdas para que el PRD siga gobernando la capital de la República y porque haya un solo candidato de izquierda a la presidencia de 2010. "México no requiere una izquierda dividida, sino unificada, no le servimos al país, no le servimos a los mexicanos, divididos y confrontados", sostuvo. Por ello, "contribuiré a que no haya una fractura que nos lleve a presentar más de un candidato a la presidencia. Sería suicida para la izquierda y sería un retroceso brutal de 30 años que las fuerzas progresista en el país llevaran dos o más candidatos", argumentó. Descartó que vaya a contender por la presidencia nacional del PRD, "ese ciclo partidario ya terminó para mí", o por la gubernatura de Guanajuato, pues "estoy desarraigado del estado, -y eso- sería una irresponsabilidad". Sin embargo, adelantó, "si soy útil en aquel momento -en 2012-, mi partido, los partidos coaligados lo determinarán", pero se tiene que presentar un programa común, una idea común para entusiasmar al electorado y recuperar la confianza de los mexicanos. Argumentó que México vive una situación difícil y en materia económica se debe hacer una revisión profunda, para iniciar un viraje que permita más competitividad, crecimiento económico sostenido, empleos con buena remuneración, mejores salarios, mayor cobertura de salud y educación. Respecto a su labor frente al Senado de la República, sostuvo que fue una etapa de aprendizaje, pues "hay que automoderarse en muchas cosas, para garantizar un diálogo institucional con los poderes de la Unión". "Uno aprende ahí que ya no representa uno ni a su partido ni a su fracción parlamentaria solamente, que uno representa al conjunto del Senado y que representa a un órgano del Estado", aunque aceptó que en momentos le ganó su vocación por el debate y lo cual le mereció críticas. Expuso que en el año que estuvo al frente del Senado cumplió con la relación institucional con el Ejecutivo federal y sostuvo que acudió a los actos que eran estrictamente indispensables para el protocolo y de acompañamiento al jefe del Estado mexicano. De igual forma, reveló que "nadie, nunca pretendió desde el Ejecutivo, ni revisar los discursos del Senado ni conocer lo que se iba a decir ni nada absolutamente. Ha habido un total respeto a lo que el Senado piensa a través de su presidente".


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
89
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.