Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

El que manda vive en ¿...?/Hugo Rangel Vargas

27/10/2013 18:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Por Hugo Rangel Vargas*

La tentación emblemáticamente mexicana de los gobernantes de perpetuarse en el poder, apareciendo o no como responsables formales de la conducción de las tareas del Estado, no tiene como único origen el arrebato o la ambición del político del que se trate el caso; su raíz procede de una tradición histórica que ha reproducido este afán como patrón de comportamiento de la clase política.

Ejemplo de ello resulta la designación hecha por el general Porfirio Díaz, de su compadre Manuel González, como su sucesor en la Presidencia por cuatro años, periodo en el cual Díaz siguió ejerciendo el poder. Una muestra más de esta tradición la da el general Plutarco Elías Calles, quien durante el periodo posrevolucionario estableció lo que se conocía como el maximato, simulación presidencial en la que el sonorense era el verdadero poder detrás de la silla.

El engranaje de poder que se construyó durante el maximato se asentó en el PRI, liberando sobre la clase política aglutinada en dicho partido una carga genética que le hace proclive a la tentación de la perpetuación en el poder, así como al alineamiento de los intereses locales y regionales de sus cuadros políticos a la voluntad presidencial, ambos factores en tensión permanente pero actuantes en la reproducción de las complicidades que dan estabilidad al régimen.

La realidad michoacana sin embargo parece dar muestras de agotamiento de ciertos mecanismos del antiguo sistema priista ahora restaurado. Frente a la evidente disputa al interior del PRI que se generó durante los días previos al regreso de Fausto Vallejo a la gubernatura de Michoacán, ha sido evidente que el factor de poder y alineamiento que representa el presidente de la República no fue suficiente para zanjar esta diferencia, al menos no sin costos políticos.

Hoy el gobernador constitucional, Fausto Vallejo, ha regresado al ejercicio de sus funciones; imponiendo su legítimo derecho a hacerlo, pero dejando una estela de fuertes especulaciones sobre su relación personal y política con el ex gobernador interino, situación que seguramente le restará interlocución en el futuro al interior de su partido.

Más sobre

La razón costo-beneficio de la decisión de Vallejo de regresar a gobernar Michoacán en el ocaso de la administración y de su carrera política podría ser negativa; mientras que el mismo balance en relación a la decisión de Reyna de marcar distancia respecto a la administración de Vallejo parece serle favorable y dotar de vigorosidad a su trayectoria y aspiraciones políticas.

Las dudas han comenzado a despejarse. Fausto Vallejo advierte las condiciones de inestabilidad al interior de su partido derivado de la fricción con Jesús Reyna y lanza un guiño a un ala de la oposición al calificar al ex mandatario perredista, Leonel Godoy, como una "gente honorable". Reyna sale en definitiva del gabinete y traza una ruta crítica que podría incluir su aspiración a ser nominado por su partido al Solio de Ocampo en el 2015, abriendo la posibilidad de extender la confrontación hasta entonces, pero ahora con el agravante de la interlocución del primer priista del estado rota.

Pero más allá de las aristas jurídicas y del debate que en este tenor podría darse sobre la posible aspiración de Jesús Reyna, las primeras declaraciones de éste ya como ex gobernador interino, resultan sintomáticas de la tromba que está por llegar al tricolor. "Mi retiro son cosas personales. Yo creo que lo mejor es que el gobernador Vallejo asuma la responsabilidad de la gubernatura sin ninguna sombra de parte mía". "Hay un secretario de Gobierno que me tocó designar, que tiene el perfil para el cargo y cuyo desempeño ha sido eficiente".

Significativas interrogantes podrían derivar de las entrelineas de estas manifestaciones. ¿A qué sombra se referirá Jesús Reyna?, ¿está consciente acaso de algunas limitantes de Fausto Vallejo por sobre las cuales se encuentren sus talentos como político y administrador?, ¿los nombramientos y lealtades que dejó en el gobierno del estado son las raíces sobre las que se apuntala la sombra que señala?

Cabe además la incógnita sobre si Fausto reconducirá el gabinete con nuevos nombramientos y vulnerando nuevamente las tareas cotidianas de la administración pública, o si sostendrá a los funcionarios que se encuentran actualmente en funciones a pesar de las lealtades ya mencionadas. Esta última disyuntiva es la que ayudaría a resolver un dilema del poder heredado al PRI desde el maximato: el que manda vive en ¿…?

*Columna también publicada en el Cambio de Michoacán


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
184
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.