Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

De la mano de Aldo y Suazo, Monterrey alcanzó tres estrellas

25/12/2009 04:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Luego de años de fracasos y de quedarse a un paso, finalmente Monterrey pudo tomar revancha para conseguir ese ansiado título, algo que logró en el Torneo Apertura 2009 y que se hizo gracias a "ayuda divina". Luego de una campaña aceptable en el Clausura 2009, Víctor Manuel Vucetich permaneció en la dirección técnica de Rayados, algo que a mitad de temporada pareció haber sido un error, ya que tanto su funcionamiento como los resultados no eran lo que había mostrado en las primeras fechas. Los momentos más críticos para este equipo se dieron en el mes de octubre, en el que acumuló tres derrotas en fila ante Guadalajara, Jaguares de Chiapas y Pumas de la UNAM, sin embargo, logró levantarse para asegurar su lugar en la liguilla en el Grupo Dos, el más cerrado de la competencia. Un factor fundamental para que este equipo lograra levantar el trofeo fue que el estratega apuntaló la zaga central con un "resucitado" Duilio Davino, quien logró hacer una excelente mancuerna con el argentino José María Basanta y en ocasiones con el panameño Felipe Baloy, quien durante muchos partidos se desempeñó como lateral. Asimismo, la desafortunada muerte de Antonio de Nigris, hermano de Aldo, fue un golpe que supieron asimilar y que les sirvió de motivación para encarar la fase final con bríos renovados, ya que hasta ese momento no eran favoritos para pasar de cuartos de final. El primer obstáculo que tuvieron que soslayar fueron las Aguilas del América, al que derrotaron por la mínima diferencia en el duelo de ida y que supieron "rematar" en la vuelta, en un duelo donde pudieron haber quedado fuera, pero que no fue así debido a la falta de contundencia de los capitalinos que tuvieron más de una ocasión para hacerlo. Las semifinales tampoco fueron nada sencillas, pero las definieron prácticamente en el primer cotejo en el que nuevamente lograron salir avantes con una gran ventaja de 2-0 sobre Toluca que aunque intentó revertir la situación no pudo y así los norteños se instalaron en la final. El rival no fue nada sencillo, debido a que Cruz Azul fue uno de los cuadros que mejor cerró la temporada regular y eso fue evidente en los primeros 45 minutos de la eliminatoria disputados en el estadio Tecnológico, en los que tuvieron la serie a su favor 3-1. Algo pasó en el medio tiempo que Monterrey salió a la parte complementaria como un "animal herido" que fue al frente tomando los riesgos necesario y de manera espectacular remontaron para ganar de último minuto 4-3. Para el juego decisivo Vucetich enseñó que sigue siendo un técnico de primera, supo manejar a la perfección la ventaja para terminar la obra con un triunfo de 2-1 y así darle a Monterrey el tercer título en su historia, y el cuarto en cuenta propia. La labor que realizó todo el equipo fue ejemplar, desde el portero Jonathan Orozco, pasando por la zaga y el medio campo, pero se tiene que destacar el carácter y calidad que tuvieron gente como Aldo de Nigris y el chileno Humberto Suazo, que se echaron al "hombro" al equipo en los momentos determinantes.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
250
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.