Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Maratón y Juegos Olímpicos, una historia entrelazada

16/07/2012 05:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

I hay una prueba atlética que esté íntimamente relacionada con la historia olímpica, esa es la Maratón, una competencia que tiene sus orígenes en la Historia de la Antigua Grecia, tras la victoria del ejército griego en el año 490 a. C. y ganar la Batalla de Marathón. Todos conocen la leyenda, esa que cuenta que tras la victoria de los griegos sobre el ejército persa, en dicha batalla Filípides, emprendió la carrera hacia la ciudad de Atenas, llegó a la Plaza Principal de Atenas sólo alcanzó a decir “Niké” (victoria) para de esa manera informar a la población del triunfo de su ejército sobre el invasor persa. A raíz del regreso de los juegos Olímpicos de Atenas en 1896 y que tuvo como primer triunfador de esta carrera, que se disputó sobre una distancia aproximada de 40 kilómetros fue Spiridon Louis, quien hizo el recorrido en dos horas, 58 minutos y 50 segundos. Sin lugar a dudas uno de los momentos más emotivos en la historia de las maratones olímpicas, se produjo en los Juegos de México 68, ya que tras la espectacular victoria del etíope Mamo Wolde, quien ya había recibido su medalla de oro, se anunció que estaba por llegar al estadio olímpico de Ciudad Universitaria un fondista más. El corredor en cuestión era el tanzanio John Stephen Akhwari, quien hizo recordar aquella célebre frase de “lo importante no es ganar, sino competir”, ya que en el kilómetro 19 chocó y se tropezó con otros corredores lesionándose la rodilla izquierda y al caer y pegarse contra el pavimento se dislocó uno de sus hombros. A pesar de la seriedad y de lo doloroso de las lesiones que se produjo, Akhwari continuó su carrera hacia la meta ubicada en el estadio olímpico de Ciudad Universitaria, cuando entró a la pista, ya había caído la noche y sólo había unos pocos miles de personas en las gradas. Cojeando, haciendo un gran esfuerzo, exigiéndose hasta el límite el fondista africano finalmente completó el recorrido, el cual hizo en un tiempo de tres horas, 25 minutos y 27 segundos, 65 minutos después de que cruzara la línea final el campeón. En entrevista que dio poco después, al preguntársele porqué a pesar de lo serio y doloroso de sus lesiones siguió corriendo, Akhwari respondió “mi país no me hizo viajar más de 16 mil kilómetros sólo para iniciar en una competencia, sino para finalizar esta carrera”. A lo largo de las 26 carreras de la Martón, que se han efectuado en la justa olímpica, sólo dos fondistas han logrado ser bicampeones de esta exigente competencia, el primero de ellos fue el etíope Abebe Bikila, quien se colgó la medalla de oro en los Juegos de Roma 1960, donde saltó a la fama por correr descalzo y en Tokio 1964. En ambas oportunidades el militar etíope estableció nuevos récords del mundo de la especialidad, en Roma completó los 42 kilómetros y 195 metros en un tiempo de 2 horas, 15 minutos y 16 segundos y cuatro años después volvió a imponer nuevo registro mundial, con crono de dos horas, 12 minutos y 11 segundos. El segundo y último maratonista en triunfar en dos ediciones seguidas de Juegos Olímpicos, fue el germano Waldemar Cierpinski, quien corría por la desaparecida Alemania Oriental y se colgó la presea áurea en de Montreal 76 y Moscú 80. Hay que destacar que en esta competencia que ha sido dominada por europeos y africanos. Aunque en dos ocasiones atletas argentinos, se adjudicaron el metal dorado. La primera de estas victorias fue en los Juegos de Los Angeles 1932, por conducto de Juan Carlos Zabala quien hizo un tiempo de dos horas 31 minutos y 16 segundos, lo que en ese momento suponía nuevo récord olímpico y posteriormente en Londres 48, el oro se lo colgó Delfo Cabrera con crono de dos horas, 34 minutos y 51 segundos. El país que más veces ha ganado la Maratón varonil ha sido Etiopía, con cuatro títulos, pues además de las victorias de Abebe Bikila en Roma 60 y Tokio 64, hay que agregar la de Mamo Wolde en México 68 y Gezahegne Abera, en Sydney 2000. Estados Unidos y Francia tienen tres triunfos cada uno, en la Maratón varonil, los oros estadounidenses fueron logrados por Thomas Hicks en San Luis 1904, Johnny Hayes en Londres 1908 y Frank Shorter en Munich 72, mientras que por los galos fueron Michel Teato, París 1900 y Boughera El Ouafi, en Amsterdam 28 y Alain Mimoun, en Melbourne 56. Por lo que toca a la rama femenina, fue hasta los Juegos de Los Angeles 1984, cuando se disputó por primera ocasión en la historia de los Juegos Olímpicos la Maratón Femenil y su primera campeona fue la estadounidense Joan Benoit. En las seis ediciones restantes, en dos ocasiones Sydney 2000 y Atenas 2004, el triunfo fue para Japón por conducto de Naoko Takahashi y Mizuki Noguchi respectivamente; Rumania en Beijing 2008 a través de Constantina Tomescu, Portugal con Rosa Mota en Seúl 88; Rusia con Valenytina Yegorova en Barcelona 92 y Etiopía con Fátima Roba en Atlanta 96.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
411
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.