Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Marina Yers saca libro biográfico: "Siempre le decía a mi madre que todo el mundo sabría de mi existencia"

11/03/2021 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con 21 años apenas se está dejando el nido. Al menos, en la mayoría de los casos, que no es el de la joven influencer Marina Yers, que a esa edad ha vivido entradas ilegales a un país, centros de menores, viajar y vivir sola en dos países, cambios de escuela, mudanzas, brotes psicóticos, polémicas por sus palabras...

Y sigue Manteniendo esa sonrisa entre canalla y pícara que seduce a los casi dos millones de seguidores que tiene en YouTube, los 1, 6 de Instagram o los casi 4 millones de seguidores que tiene en TikTok.

Marina Yers cuenta todos los grandes problemas de su vida en Sin Filtros (Ediciones Martínez Roca, a partir de 12 años, 224 páginas), su biografía que, con ese título, no podría definir mejor su forma de vivir.

21 años no parecen muchos para escribir una biografía... Siempre he querido tener un libro de mi vida porque siempre he querido contar todas las adversidades por las que pasé y las cosas malas que me ocurrieron para que la gente tirara para adelante y vieran que cosas malas te pueden pasar siempre y que siempre se puede salir, como sea. Yo siempre he salido, de cosas muy malas...

¿Como cuáles? De un centro de menores, de un cáncer, de un brote psicótico... básicamente eso me motivó y me inspiró para tratar de ayudar a gente que tenga los mismos problemas o similares.

¿Cuál es la clave para superar esos escollos? Hablo de cómo volver, de cómo salir, doy consejos que a mí me funcionaron cuando me ocurrían cosas así.

¿Cuál era su fórmula para rehacerse? Yo siempre le decía a mi madre que iba a ser famosa, que iba a ser conocida, que todo el mundo sabría de mi existencia (risas). Eso me motivaba, pensaba que tenía una historia que contar a la gente, algo que decir, algo que enseñar, aunque soy muy joven.

¿Qué le decía su madre? Mi madre se reía en plan, ¿cómo vas a hacer eso? Eso me motivaba aún más, porque nadie creía en mí, pero yo quería hacerlo y vivirlo y se dio.

¿Y cómo llegó a ser influencer? Me abrí una cuenta de ASKfm, que es de preguntas y respuestas para anónimos y a partir de ahí me empezó a seguir gente porque les gustaba como contestaba. Yo no sabía cuántos seguidores tenía, porque por entonces en la aplicación no aparecía el número pero un día lo empezaron a enseñar y tenía 34.000 seguidores. Llegué a los 100.000 y me abrí un Instagram y me pasé como 50.000 seguidores. Y a los cuatro años empecé a hacer vídeos.

Sin filtros , se llama el libro. ¿No tenerlos es un defecto o una virtud? A veces se convierte en un defecto, porque no a todo el mundo le gusta. No todo el mundo se siente cómodo con una persona que siempre dice las cosas directas o siempre está exponiendo su propia verdad. Yo diría que es una cosa agridulce. A veces tiene ventajas para mí, a veces, para otros.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por M A R I N A Y E R S (@marinayers)

¿Le es difícil vivir en un mundo políticamente correcto? La verdad es que sí, porque me gustaría decir muchas cosas por las redes sociales que no puedo decir porque no son políticamente correctas y se pueden malinterpretar. Es complicado estar en esa ola correcta todo el rato y ser la que los demás quieren que seas.

Habla mucho en el libro de sus problemas psicológicos. ¿Cómo le ha ayudado escribir este libro? Me he sentido muy realizada, como una persona que expone todo lo que siente y lo que le ha pasado y que con eso cierra capítulos. Lo he cerrado y empiezo cosas nuevas experiencias, quizá para otro libro.

¿Cómo es el resumen de su vida? Nací en Ucrania y cuento en el libro cómo nos mudamos a España y cómo lo hicimos de manera ilegal, porque mi madre estaba legal pero yo no. Cuento el proceso de adaptación en las escuelas, porque cambié como siete veces de colegio y nos hemos mudado como doce veces. A los 16 años me fui a Estados Unidos a estudiar pero me salió mal la cosa y como con 17 me fui a Inglaterra y allí me vi sola estudiando con una amiga y su familia, pero no era fácil estar con una familia que no era la mía. Me mudé a Madrid, conocí al que era el amor de mi vida en Tomorrowland... cuento toda una vida en el poquito tiempo que parece.

¿Le da miedo a no exprimir cada día? Parece que no se aburre... No, últimamente estoy mucho más tranquila y dejo fluir. Además, con la pandemia es imposible no aburrirse. Aburrirse es lo que toca, porque o no puedes salir en tu área, o hay zonas restringidas, toque de queda y no puedes viajar... Con el brote psicótico he estado más parada pero en ese parón he aprendido a disfrutar de las pequeñas cosas que tenía. No tenía grandes alegrías, pero sí esas pequeñas cosas.

¿Ha sentido prejuicios por haber sufrido un brote psicótico? No, realmente no. A mí al menos me han apoyado mucho y me han dicho muchas cosas bonitas. La gente no termina de creerse que les podría pasar a ellos. Pero sí, ocurre y ocurre de forma aleatoria, sobre todo si te sometes a mucho estrés.

¿La fama afecta en ese sentido? Creo que sí, me afectó mucho. Yo me obsesioné con la verdad, entre comillas, con saber qué estaba pasando en el mundo, con enterarme de las élites, de quienes gobiernan... empecé a buscar información y me obsesioné con ella. Ahí empezó el problema.

¿Se le acaba haciendo callo por los haters ? Paso de ellos, llevo mucho tiempo y ya no me afecta. Si viene una ola grande de odio sí que me afecta, pero en principio no, he aprendido a lidiar con ello y que no le voy a gustar a todo el mundo, que es lo más importante.

Más sobre

¿Recuerda algo feo que le hayan dicho? Cuando me decían ojalá vueltas a tener tu enfermedad, porque no te queremos en las redes... eso me llegó a afectar. Pensaba 'tío, tú no sabes por lo que he pasado para decirme que ojalá me pase de nuevo'. Así es una parte de la gente.

¿Qué cosas buenas hay en el libro? Hablo de lo importante que son los estudios y de lo importantes que eran para mí. A pesar de todas las cosas que me iban pasando, del centro de menores, de las movidas con mi madre siempre he estado muy centrada en mis estudios, siempre he hecho lo que he podido para sacar las mejores notas, porque quería obtener un buen futuro. Ahora siempre puedo comenzar una carrera gracias a mis notas. Es importante y lo explico en el libro, que siempre hay que estar formándose y estudiando, lo que sea.

¿Qué querría haber estudiado? Quería ir para medicina. Hice bachillerato para la salud y saqué la mejor nota de mi promoción, pero lo dejé cuando me fui a Estados Unidos a estudiar Business y ya en Madrid Interpretación, que era lo que quería hacer.

@marinayers

? Justin Timberlake - Mirrors - Noah

¿Cómo se presenta a los desconocidos? Me llamo Marina y soy influencer (risas).

¿Qué es ser una influencer? Es una persona que influye con sus actos y su vida en el resto de las personas. Una persona que hace vídeos, comedia, moda, entretenimiento... una persona que crea y que tiene gente que lo consume.

¿Le pesa la responsabilidad de eso? ¿Le da miedo darle al clic para subir algo? (Risas) No, no tengo miedo, ya me han pasado todo tipo de polémicas, así que ya miedo ninguno. Pero sí que es verdad que a veces la cago y lo borro.

Tiene una vida que muchos envidian, ¿percibe eso? Lo percibo con amigos cercanos, cuando les digo a lo mejor que me voy a un sitio de viaje. "Hay amiga, tienes una vida maravillosa, cuánto desearía tener tu vida", le me dicen. Yo lo sé, sé que he tenido mucha suerte.

¿Cómo le ha ido en lo laboral? No he trabajado estos últimos seis meses, pero en cuanto he vuelto me he vuelto a dar de alta como autónoma, a cotizar y gracias a Dios me ha ido bien. Me he permitido un viaje ahora, porque mi madre y yo hemos pasado seis meses horribles, conmigo tomando pastillas y depresiva, muy lenta, porque las pastillas te lo inhiben todo. Ahora nos vamos a pegar un viaje, me lo merezco.

Hablando de cotizar, ¿cómo ve la polémica de los influencer que se van a Andorra? Lo veo bien. Si a mí me gustara Andorra me iría también, pero estuve hace poco y no me gustó nada. Con los impuestos se paga todo lo público, sí, pero también las carreras y los sueldos de los políticos, que muchos tienen metidas a sus familias... siento que son una banda corrupta y que muchos roban dinero. Creo que España tiene mucha corrupción no destapada y entiendo que piensen que por qué tienen que estar pagándole los sueldos a esa gente, que no hacen nada por nosotros. Y aparte los impuestos que se pagan en España son abusivos.

Cuando se es Marina Yers ¿es fácil ligar o hacer una nueva amistad? ¿Le preocupa que se acerquen por interés? Yo cuando estoy en Tinder siempre busco chicos ingleses o extranjeros, porque sé que les da igual quien sea yo. Los amigos que tengo son de hace mucho tiempo, que les dan igual las redes sociales o maquilladores... por lo general no tengo esa clase de problemas, a no ser que esté en un círculo de personas conocidas, o españolas o de mi edad.

¿Nota prejuicios cuando coincide en eventos con famosos de otras esferas? Sí, obvio. Hay niveles: los músicos están por encima, los actores están por encima... porque su profesión es más antigua, más respetada... Se considera más difícil ser actor que ser influencer.

¿Lo es? No, yo he hecho actuación y no es más difícil. Igualmente te aprendes un texto y lo dices con las mejores emociones que puedas, con lo que tengas dentro. Al parecer no es lo mismo ser influencer que ser un artista, ellos no piensan que sea lo mismo.

¿Qué piensa usted de eso? En parte, lo entiendo. Una persona que se dedica a hacer vídeos de lo que sea se puede considerar arte si hace cosas como dibujar mientras te grabas, pero enseñar ropa mientras te grabas no es tan artístico.

La gente ve unos pocos minutos, pero detrás hay trabajo... Hay muchas horas... no para los TikToks, en concreto yo no, porque no sé hacer transiciones, pero para un vídeo de YouTube son horas, a veces todo un día o dos días.

¿A quién dirige su libro? Diría que de los 13 a los 24 es cuando más te puede ayudar esta lectura. Ahora en la pandemia hay mucha gente que lo está pasando mal y cuento cómo me hice yo conocida, eso puede ayudar a otras personas si esto les gusta o lo quieren para su futuro. Animo que lo hagan, a que luchen por sus sueños, porque se cumplen.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1911
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.