Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue Melchor Ocampo un hombre sabio, amante de los refranes

05/01/2011 02:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor de la famosa epístola que lleva su nombre y que solía leerse a quienes contraían matrimonio, el filósofo liberal mexicano Melchor Ocampo, quien nació el 6 de enero de 1814, también era conocido por coleccionar paremias. De acuerdo con una columna publicada en la versión electrónica del diario mexicano “Vanguardia”, en medio de los apremiantes quehaceres que recibía de la República, con todo y su parsimonia liberal se daba tiempo para sus aficiones. Una de ellas, recuerda, era la de coleccionar paremias, es decir, refranes, dichos o sentencias populares, de los que hay innumerables ejemplos en la cultura popular mexicana, como aquel que reza: “Como dueño de mi atole lo menearé con mi dedo”. Se sabe que vino al mundo en la hacienda de Pateo, en Michoacán, aunque algunas fuentes fijan su nacimiento en la Ciudad de México. Entre 1824 y 1830, hizo sus estudios de Bachillerato en el Seminario Tridentino de Valladolid y tres años después se tituló como abogado en la Universidad de México. A los 19 años, en 1933, estableció su despacho de Leyes y luego regresó a su natal Michoacán para administrar su hacienda. Hacia mediados de la década de 1830 colaboró con la publicación “El filógrafo”, periódico liberal de Morelia. A los 26 años viajó por Europa y regresó a México para iniciar su carrera política, siempre de tendencia liberal, en la que se desempeñó como diputado por Michoacán, cargo desde el cual durante el Congreso Constituyente de 1842 defendió el federalismo. Para 1846 fue designado como gobernador interino de Michoacán y poco después fue elegido para continuar en el mismo cargo; durante su gestión reabrió el Colegio de San Nicolás y durante la invasión estadounidense, organizó fuerzas que fueron enviadas al frente. Al sobrevenir la derrota mexicana propuso resistir la invasión mediante la guerra de guerrillas, así como se negó a aceptar los tratados de Guadalupe Hidalgo y renunció a la gubernatura michoacana. En 1849 fue elegido senador de la República y más tarde Ministro de Hacienda durante el mandato del presidente José Joaquín de Herrera. A fines de 1850 fue candidato a la presidencia de la República, empresa en la que resultó derrotado por Mariano Arista. Fue elegido nuevamente gobernador de Michoacán en 1851, de cuya posición fue derrocado en enero de 1853 por un levantamiento conservador. Desterrado por el gobierno del presidente Santa Anna, cuya derrota ante Estados Unidos llevó a la firma de los tratados de Guadalupe Hidalgo, que cedieron la mitad del territorio mexicano a la unión americana, viajó a Nueva Orleáns, donde conoció al también exiliado Benito Juárez. Al triunfo de la Revolución de Ayutla, fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores por el presidente Juan Álvarez, cargo que solo ocupo por dos semanas, experiencia de la cual publicaría un ensayo que titularía “Mis quince días de Ministro”, en el que expone sus diferencias con Ignacio Comonfort, Ministro de Guerra. En 1856, siendo Presidente del Congreso, forma parte de la comisión para elaborar una nueva constitución. En 1859, en representación del gobierno de Juárez y buscando apoyo económico, firma con Estados Unidos el tratado McLane-Ocampo. Como se recordará, con este documento México otorgaba a Estados Unidos los derechos de tránsito en el Istmo de Tehuantepec. El Congreso estadounidense nunca ratificó este tratado. Durante la Guerra de Reforma, Ocampo ocuparía varios ministerios al lado del presidente Juárez, entre ellos el de Guerra y Marina de enero a marzo de 1858. Hombre de grandes conocimientos y cultura, Melchor Ocampo fue uno de los redactores de las Leyes de Reforma, con las que se logra separar la Iglesia del Estado. En particular, fue uno de los principales redactores de la Ley de Desamortización de Bienes Eclesiásticos. Al triunfo de la Guerra de Tres Años, se enemistó con Sebastian Lerdo de Tejada, por lo que renuncio al gabinete y se traslado a la hacienda de Pomoca, en Michoacán, lo que significó su retiró de la vida pública y política. Sin embargo, en mayo de 1861, soldados conservadores al mando de Leonardo Márquez y Félix Zuloaga, lo hacen prisionero y lo fusilan en Tepejí del Río, Querétaro, el 3 de junio de 1861.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
156
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.