Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Cuevas escriba una noticia?

El Mercado Morelos se colapsa

05/06/2009 08:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante de que los sismos convirtieran el vetusto edifico en trampa mortal, las autoridades se encargaron de hacerlo completamente inoperante

El Mercado Morelos se colapsa.

El Mercado Central Morelos, de Coyuca de Benítez, a treinta y cinco años de haberse inaugurado, es una construcción obsoleta y a punto del colapso estructural, ante la serie de sismos que han sacudido una y otra vez nuestra región.

Ante de que los sismos convirtieran el vetusto edifico en trampa mortal, las autoridades se encargaron de hacerlo completamente inoperante. Pasillos, andadores de carga y descarga fueron invadidos por ambulantes, que a consta del tiempo y la complicidad disimulada llegaron para quedarse. Quienes gobernaban de derecho y de facto el mercado municipal se encargaron de vender cada uno de los espacios que pudieran tener algún valor comercial. Algunos personajes vivos, otros muertos y los menos activos en la vida pública, incluso laborando en la actual administración, como es el caso de ex administradores del vapuleado recinto comercial.

En anteriores administraciones se ha expresado la preocupación por las condiciones que gurda la central de abasto más importante del municipio; Rafael Ariza Biviano realizó una fuerte inversión para acorazar los muros dañados del mercado por el fuerte sismo del domingo siete de octubre de 2005 y sus consecuente réplicas que mantuvieron en estado de alerta y terror a la población. Los estudios de protección civil del estado confirmaron que la dañada estructura es un peligro para los usuarios.

Alberto de los Santos Díaz, a finales de la anterior administración realizó la adquisición de un excelente terreno, a un costado de la gasolinera, ello con la intención de que fueran las bases para la gestión y construcción del nuevo mercado de los coyuquenses.

Ciertamente, que acometer la titánica tarea de construir un mercado, que diera salida a la problemática que se genera en el primer cuadro de la ciudad, en cuanto a tráfico, imagen urbana, salubridad; pero sobre todo, salvaguardar la vida de los coyuquenses; por encima de la demagogia, sería un acto de entrega y cariño por Coyuca y su gente.

Quien visita el Mercado Morelos, se encuentra ante un estado de total anarquía ante pasillos invadidos por los pudientes del mercado; en el andar titubeante el visitante se encuentra con congeladores y maquinaria para maquilar carne en pleno pasillo, contenedores de legumbres que cierran los espacio, mesas y toda clase de cachivache que sirvan para estorbar la evacuación ante una posible contingencia.

Lo anterior es consecuencia de décadas de desconocimiento del Reglamento de Mercado, falta de espacio, contubernio, autogobierno y, sobre todo falta de capacidad de las autoridades para conciliar con los comerciantes; los gobernantes en turno se acercan a sus aliados convirtiéndolos de la noche a la mañana en líderes, autoridades o representantes de los comerciantes.

El día miércoles seis de mayo ocurrió un hecho sin precedente, a decir de los comerciantes, en un intento por hacer cumplir la ley, en la persona de una humilde mujer vendedora de pescado, el director de mercados, José Luís Salazar Álvarez, la zarandeo y jaloneo de fea manera, provocando la indignación de los presentes, quienes se asombraron ante la reacción del abusador, que se hacía acompañar de elementos de seguridad pública, en cantidad tan importante que se diría que se preparaba a iniciar una guerra.

¿Por qué se asombraron los mirones ante el acto intolerante de José Luís Salazar Álvarez? Por la sencilla razón de que el individuo, es y ha sido, de toda la vida, propietario de una dulcería. Un individuo, que hasta antes de ser ungido con el cargo de director de mercados, contaba en su haber con fama de un espíritu pleno de bonhomía y tranquilo talante.

El mercado posiblemente tiene mil y un problemas donde el director de mercados hubiera podido hacer mejor uso de su enérgico proceder, pero enfrentarse a los carniceros o personajes, que mucho más estorban en el mercado, seguramente tendría graves consecuencias o cuando menos un florilegio bien nutrido de recuerdos familiares y toparse con un poder, por encima del poder político y público.

El presidente municipal, Merced Baldovino Diego, tiene en su haber la responsabilidad de iniciar, y, de ser posible finalizar la gestoría de los recursos que permitan la construcción del nuevo mercado; seguramente los comerciantes tendrán que pagar los locales, nada es gratis en la vida, si algún candidato ha prometido cargar con el gasto y condonar la deuda seguramente mintió.

Hay un terreno disponible, el compromiso y la solidaridad debe privar en las diferentes fuerzas políticas que se mueven en torno al municipio, la seguridad de los coyuquenses está por encima de los particulares intereses, la sismicidad de nuestra zona podría acarrear una seria desgracia en la estructura del Mercado Morelos; la pasada recomendación de los ingenieros de protección civil, era precisamente que fuera inhabilitado a la brevedad posible.


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Cuevas (30 noticias)
Visitas:
283
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.