Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

México: Madre prostituía a su hija de 11 años

04/06/2009 11:14 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lue­go de va­rias pre­gun­tas y al ver­se trai­cio­na­da por los ner­vios, la mi­se­ra­ble mu­jer fi­nal­men­te ter­mi­nó por con­fe­sar que pros­ti­tuía a su me­nor hi­ja

TLAL­NE­PAN­TLA, Méx., 3 de ju­nio.- La ni­ña de 11 años de edad que apa­re­ció muer­ta y se­mi­des­nu­da a un cos­ta­do de unos ba­su­re­ros de es­te mu­ni­ci­pio sí era pros­ti­tui­da por su pro­pia ma­dre; la mi­se­ra­ble mu­jer que ya se en­cuen­tra en po­der de la Po­li­cía Ju­di­cial con­fe­só que an­tes de que su hi­ja apa­re­cie­ra muer­ta, se la en­tre­gó a un su­je­to, quien le pro­me­tió 15, 000 pe­sos a cam­bio de que la pe­que­ña man­tu­vie­ra re­la­cio­nes se­xua­les con él du­ran­te una se­ma­na.

La Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do de Mé­xi­co in­for­mó que la des­na­tu­ra­li­za­da mu­jer res­pon­de al nom­bre de Ali­cia Sán­chez Fer­nán­dez, de 30 años de edad, y que su de­ten­ción se lo­gró la tar­de del pa­sa­do lu­nes, lue­go de que se pre­sen­tó en las ins­ta­la­cio­nes del cen­tro de jus­ti­cia de To­rre-Tlal­ne pa­ra iden­ti­fi­car el cuer­po.

Des­pués de que la in­hu­ma­na mu­jer tu­vo a la vis­ta el ca­dá­ver de la ino­cen­te cria­tu­ra, di­jo la de­pen­den­cia, sin te­mor a equi­vo­car­se lo iden­ti­fi­có co­mo el de su hi­ja, por lo que en ese mo­men­to agen­tes de la Po­li­cía Ju­di­cial, al man­do del co­man­dan­te An­to­nio Allen­de, la so­me­tie­ron a un ri­gu­ro­so in­te­rro­ga­to­rio, con la fi­na­li­dad de que apor­ta­ra da­tos im­por­tan­tes de su en­tor­no so­cial y de la gen­te que la ro­dea­ba pa­ra es­ta­ble­cer quién o quié­nes la pu­die­ron ase­si­nar.

Du­ran­te los cues­tio­na­mien­tos, ex­pli­có la Pro­cu­ra­du­ría, la mi­se­ra­ble mu­jer pri­me­ra­men­te ma­ni­fes­tó que la tar­de del pa­sa­do vier­nes 29 de ma­yo man­dó a su hi­ja a la tien­da pa­ra que le com­pra­ra unas co­sas y lue­go inex­pli­ca­ble­men­te cam­bió su ver­sión y se mos­tró su­ma­men­te ner­vio­sa y ti­tu­bean­te.

La perversa mujer se llama: Ali­cia Sán­chez Fer­nán­dez, de 30 años de edad

An­te tal si­tua­ción y por el evi­den­te ner­vio­sis­mo de la mu­jer, aña­dió la PG­JEM, los agen­tes ju­di­cia­les la in­te­rro­ga­ron más de­te­ni­da­men­te, pues te­nían la cer­te­za de que es­ta­ba min­tien­do y que sa­bía en rea­li­dad qué ha­bía su­ce­di­do con su hi­ja.

Lue­go de va­rias pre­gun­tas y al ver­se trai­cio­na­da por los ner­vios, agre­gó la Pro­cu­ra­du­ría me­xi­quen­se, la mi­se­ra­ble mu­jer fi­nal­men­te ter­mi­nó por con­fe­sar que pros­ti­tuía a su me­nor hi­ja y di­jo que el día en que de­sa­pa­re­ció la man­dó a bus­car a un su­je­to al que só­lo iden­ti­fi­có co­mo Fe­li­pe "N", con quien ya ha­bía echo "un pac­to" y le pro­me­tió pa­gar­le 15, 000 pe­sos a cam­bio de que su pe­que­ña sos­tu­vie­ra re­la­cio­nes se­xua­les con él du­ran­te una se­ma­na, can­ti­dad de di­ne­ro que fi­nal­men­te no le pa­gó.

Con lu­jo de ci­nis­mo, la des­na­tu­ra­li­za­da ma­dre, ex­pli­có que de­bi­do a que du­ran­te esa no­che su hi­ja no lle­gó, fue en bus­ca del ci­ta­do Fe­li­pe, pe­ro pa­ra que le pa­ga­ra; sin em­bar­go, co­mo no lo en­con­tró ni tam­po­co lo­ca­li­zó a su pe­que­ña se tras­la­dó a las ins­ta­la­cio­nes del cen­tro de jus­ti­cia de To­rre-Tlal­ne pa­ra de­nun­ciar su de­sa­pa­ri­ción, pues pen­sa­ba que su "clien­te se ha­bía pa­sa­do de lis­to y que se ha­bía ro­ba­do a la ni­ña", nun­ca se ima­gi­nó que ya la ha­bía ma­ta­do.

La PG­JEM in­for­mó que la mi­se­ra­ble hie­na si­gue sien­do in­te­rro­ga­da en las ins­ta­la­cio­nes del cen­tro de jus­ti­cia de To­rre-Tlal­ne, con la fi­na­li­dad de que apor­te más da­tos que per­mi­tan ubi­car al ci­ta­do Fe­li­pe so­bre quien agen­tes de la PJ ya de­sa­ta­ron una au­tén­ti­ca ca­ce­ría pa­ra lo­ca­li­zar­lo y cap­tu­rar­lo a la bre­ve­dad po­si­ble, pues por el tes­ti­mo­nio que dio la mu­jer se per­fi­la co­mo el res­pon­sa­ble del in­fa­me y co­bar­de ase­si­na­to.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
918
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

SRA MANE (28/03/2010)

esa persona no se debe llamar madre pues eso no se le hace a una niña que apenas esta empezando a vivir y loque le diria a las autoridades que la refundan toda su vida en la carcel y que le hagan lo mismo que le hicieron a la niña

0
+ -
Responder

lni (30/11/2010)

de verdad no tengo palabras para decir mi horror definitibamente jesucristo debe llorar mucho cuando desde el cielo ve tantas cosas duras que caiga todo el peso de la ly sobre esta mujer que no se como se puede llamar desde venezuela oremos por nuestros hijos y niños del mundo