Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

México, entre lo práctico y lo milagroso

28/08/2011 10:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante la grave ola de inseguridad por la que atraviesa el país, el cardenal Norberto Rivera, le pidió al beato Juan Pablo II que interceda con Dios para concretar la paz, solución que luce práctica cuando milagroso sería que el Estado cumpliera con su deber

<a href="http://www.flickr.com/photos/18179136@N00/4214174953/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/18179136@N00/4214174953/" target="_blank">Fartese</a> via Flickr

Ante la grave ola de inseguridad por la que atraviesa el país, el cardenal Norberto Rivera, le pidió al beato Juan Pablo II que interceda con Dios para concretar la paz, solicitud hecha durante la misa realizada en la basílica de Guadalupe, por la llegada de las reliquias del ex Pontífice, en lo que podría calificarse como la solución práctica de la Iglesia para disminuir el actual clima de violencia.

Aunque el máximo representante del catolicismo en México, seguramente anda a la caza de un milagro, a ojos vistas, dado el nivel de irracionalidad al que ha llegado la delincuencia, los buenos oficios de Juan Pablo II aparecen hoy como la solución práctica para sacar a la nación del bache de impunidad y desasosiego en el que se encuentra.

Y es que lo verdaderamente milagroso sería que, ante los últimos vestigios de violencia que afectan a los ciudadanos de todos los rincones del país, donde el ataque contra las instalaciones del Casino Royale, en Nuevo León, es la última gota de un vaso desde hace tiempo ya bastante derramado, las autoridades dieran resultados y no promesas de justicia que se pierden en el vacío.

A la muerte de al menos medio centenar de personas en este ataque de la delincuencia, se une la balacera ocurrida un día antes en una escuela primaria de Ciudad Juárez, donde hubo un muerto y resultaron gravemente heridas varias madres de familia que acudían a la escuela a recoger a sus hijos y la balacera ocurrida en Torreón, en las inmediaciones del estadio del Club Santos, cual prueba fehaciente de que hace falta un milagroso golpe de timón en la lucha contra los malosos.

<a href="http://www.flickr.com/photos/15237218@N00/3488855252/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/15237218@N00/3488855252/" target="_blank">World Economic Forum</a> via Flickr

Pero no, todo indica que no se va a dar ni lo práctico, que el beato Juan Pablo se apiade del México siempre fiel; ni lo milagroso, que las autoridades apliquen la ley al mismo ritmo al que "trabajan" los grupos de facinerosos que hacen y deshacen en Nuevo León, Coahuila, Veracruz, Chihuahua y Sinaloa, por citar cinco puntos rojos, de ahí que seguiremos en manos de un Estado incapaz de velar por la vida, las propiedades y el bienestar emocional del pueblo.

El mejor ejemplo de que la aplicación de la ley está muy lejos de hacerse realidad, así sea en un caso tan nimio como una infracción de tránsito con ultrajes a la autoridad, se presentó el 20 de agosto, cuando las "Ladies de Polanco", Azalia Ojeda, participante del primer Big Brother de Televisa y María Vannesa Polo Cajica, ganadora del certamen "Nuestra Belleza Puebla 2004", pusieron como lazo de cochino a un grupo de policías del Distrito Federal y se fueron a seguir la farra, como si nada.

<a href="http://www.flickr.com/photos/48409554@N06/4765038741/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/48409554@N06/4765038741/" target="_blank">Fuzzyyol</a> via Flickr

Si así está la calidad de la justicia en el DF, que llegó al grado de permitir que dos mujeres en evidente estado de ebriedad pusieran en riesgo la vida de los capitalinos y en el resto del país la aplicación de la ley no es muy diferente, entonces ya no debe extrañarnos que los delincuentes que hacen del crimen su modus vivendi, gocen de una impunidad a prueba, incluso, de los buenos deseos de Calderón, quien ante la masacre de NL, se llamó consternado por ese "aberrante acto de terror y de barbarie" y de ahí no pasará.

Considerando que Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón salió malo para los milagros, pues no da pie con bola, aboguemos por lo práctico: la intercesión del beato Juan Pablo II.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
411
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.