Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Don escriba una noticia?

¡México, tierra de oportunidades... cuando se quiere!

02/01/2010 07:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Gente que emigra a los EEUU en busca del preciado sueño americano, jóvenes y no tan jóvenes que se adhieren a la delincuencia organizada

¡México, tierra de oportunidades… cuando se quiere!

Mucho se habla de la gente que emigra a los EEUU, principalmente, en busca del preciado sueño americano, esto, por falta de oportunidades en su propio país; asimismo de los jóvenes y no tan jóvenes que se adhieren a la delincuencia organizada.

Todos los días escuchamos a los “políticos” (que jamás en su vida sabrán qué significa representar la voluntad popular) denostar a su oposición, al gobierno, o cuanta autoridad de otra filiación partidista manifieste los logros o acciones que realizan para cumplir con sus cargos.

Asimismo, es una pena que la sociedad, ¡los verdaderos mexicanos!, caigan en todo ese juego de declaraciones, afirmaciones o supuestos que durante el día son vertidos en todos los medios de comunicación por dizque los líderes de opinión.

Sinceramente no creo que lo que su humilde servidor reflexione en estas líneas, sirva para remendar los daños que a través del tiempo se han ido arraigando en la cultura y hábitos de los mexicanos, sin embargo, mal haría en no precisar lo que a mi juicio es el punto de partida para que recuperemos a nuestro país en toda la extensión de la palabra.

Por principio de cuentas, hay algo que estamos pasando por alto: ¿cuál es la mayor riqueza de México, o de cualquier país del orbe?, el capital humano, sí, como lo oye. Podemos argumentar que no existe educación, preparación, capacidad, o intelecto, ¿pero, es que acaso nos preparamos para eso?, ¿nos interesamos en ese particular?

Debemos ofertar un servicio calificado, eficiente y eficaz

Bueno, creo que el problema de todo inicia en la familia, aunque parezca una frase hecha, reflexionemos: en la actualidad las familias son más pequeñas y existe más vagancia, drogadicción, vandalismo, deserción en las escuelas y todo por qué, simple y sencillamente la atención que se da a los menores, es casi nula; pongo un ejemplo: en mi barrio existe una familia de 5 hijos y la madre. El padre, desde que les conozco se ha dedicado a la vagancia, droga y delincuencia; los hijos, tres de ellos varones, se encuentran en el reclusorio, uno más, realiza una vida más o menos normal, la última, una mujer, madre de dos niños y soltera se dedica al hogar, por último, la madre se relacionó sentimentalmente con un individuo al que ayudaba a vender droga. Acaso habrá que realizar un estudio muy concienzudo para determinar cuáles fueron las causas que incitaron a los hijos a delinquir, a buscar el dinero fácil, cuando los padres, ocupados en su menesteres, hicieron caso omiso de su educación.

Los jóvenes no tienen oportunidades. Claro que existen oportunidades, pero ante todo, si queremos obtener un empleo bien remunerado, estable y sobre todo, permanente, debemos ofertar un servicio calificado, eficiente y eficaz; de otra manera, sólo tendremos acceso a trabajos que son remunerados con el salario mínimo o eventual. ¿Por qué los jóvenes no están bien preparados o capacitados?, seguramente por tener estudios inconclusos, y esto a razón de qué, quiénes son los responsables que no terminen la escuela o un curso para ejercer un oficio.

¿No creen que, como los políticos, usamos la doble moral o el doble rasero para encontrar culpables? La oposición acusa al gobierno federal y a otros partidos de autorizar incrementos en los impuestos o leyes que perjudican a la población. Mientras los gobiernos de esa oposición se escuda en que sólo son ajustes, cuando se trata de los mismos eventos, sólo que a nivel local. Así sucede en las familias: el padre no trabaja un día porque llegó tarde es que el Metro se retrasó, es que el reloj checador está adelantado. No cumple con sus obligaciones porque el dinero no le alcanza y si lo despiden de su trabajo, es que su jefe no lo quiere, le tiene mala fe, envidia, etc..

¿Y los jóvenes?, el maestro les tiene tirria, los compañeros hacen maldades y a él lo acusan injustamente. ¿Cuándo podremos explotar potencialmente a los genios, a los buenos profesionales, a lo buenos trabajadores, a los inteligentes, a los brillantes a los esforzados? Cuando dejemos de quejarnos, cuando dejemos de esperar a que otros hagan lo necesario para que el país, la familia, la colonia salgan adelante. Es injusto que los hijos vivan en la pobreza, en la injusticia, en la delincuencia, en la planta trabajadora como simple mano de obra no calificada o en la vagancia, claro que es injusto, pero eso corresponde a los padres no al gobierno ni a los Diputados, ni los Senadores ni al santo de la devoción.

Por eso afirmo: México es un país de oportunidades doradas, pero dejemos de esperar que las cosas caigan del cielo, conozco infinidad de casos en los que la gente que trabaja duro y se esfuerza por realizar sus ambiciones, logran lo mínimo: tener una casa, comida, educación y desde luego, satisfactores. ¿Alguien podrá oponerse a lo afirmado aquí?, claro que sí, sólo deseo que me lo hagan saber y les aclararé todo lo que quieran para que se den cuenta que el verdadero milagro lo van a realizar cuando se den cuenta del potencial que cada uno de nosotros lleva en sí mismo.

México es un país de oportunidades doradas, pero dejemos de esperar que las cosas caigan del cielo,

Y por supuesto, no quiero dejar de mencionar que en cuanto a políticos y funcionarios también habría que mencionar muchas cosas, pero esa es otra historia

¡Viva mi México Lindo y Querido!


Sobre esta noticia

Autor:
El Don (13 noticias)
Visitas:
2474
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.