Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

México, Venezuela y Nicaragua, los callejones de la muerte

20
- +
20/07/2018 21:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El dolor, ocasionado por la desobediencia, nos obliga cargar una vela encendida para levantar oraciones espirituales y no vernos muertos al amanecer,

Fuente Literaria.

 

Cuando era un joven y estudiaba en el colegio de curas de Tamare, Estado Zulia, regresaba de la casa donde dormían las monjas, esa noche no quisieron regresarme a casa porque, en el día anterior me llevaron al Callejón De La Muerte, un lugar del Lago de Maracaibo, donde llegaban las curiaras con sus cargamentos de plátanos y bananos, otras mercaderías provenientes de Maracaibo eran entregadas en el curso de la semana a los comerciantes de la zona. Mi amigo de primaria, Domingo Roa provino de Ciudad de México y recibió de sus padres algunas malas costumbres, siempre traía consigo alguna prenda del embalaje totalmente cerrado con un fuerte tirro. A los meses, murió ahogado en el Lago, se lo trago y llevo en su garganta de agua, lago adentro y lo vomitó tres días después, luego de su desaparición física, los compañeros de la localidad se impresionaron, resguardándose en los cuatros paredes de sus ranchos como viviendas. Sus progenitores, como siempre, trabajaban en las compañías petroleras al lado de los gringos.

Pero, Roa era el joven más experimentado, por ser originario de Mérida, una vieja población indígena de México, muy cerca del mar.

Siempre iba a la Iglesia al atardecer a rezar, no orar. Le prendía una vela corta a la Virgen y caminaba arrodillado hasta el santuario. Nosotros le esperábamos al lado de la escuela, jugábamos metras, su única petición era que su amada virgen le bendijera y que el negocio del plátano prosperará. Su papá, siempre estaba rodeado de indios goajiros, los mismos le suministraban una bebida verdosa para que no se contagiará por las picadas de mosquitos. Un día el párroco local le ofreció un crucifijo, le echo agua bendita y siempre lo llevaba colgado en su cuello con un fino guaral de nilón, bien anudado. Con el paso del tiempo esa figura se convirtió en su símbolo de presentación y paso a una amiga de ambos y ella me lo cambio por cinco mereyes, una fruta muy conocida en el Estado Bolívar y La Mesa de Guanipa, llevada por los margariteños a la Costa Oriental del Lago de Maracaibo.

Una vez, no cumplió con su promesa a la Virgen del Cobre, pero, el cura le perdono y dio un rezo y, lo eximio de su promesa. Aquella tarde lucia demacrado, voz tenebrosa, pálido y muy demacrado. La monja le dio un guarapo de malojillo y una fruta, pero, su camisa blanca parecía un sudario. Sentía miedo por faltar aquella promesa. Regreso a su casita, quedándome a dormir con las monjas. Las petroleras gobernadas por los gringos, cada seis meses les enviaba buenos colchones, los viejos eran donados a los barrios pobres de la zona.

El dolor, ocasionado por la desobediencia, nos obliga cargar una vela encendida para levantar oraciones espirituales y no vernos muertos al amanecer, es que somos cadáveres y, en cada calle de nuestra ciudad hay un callejón de la muerte, solo que en México, su presencia es muy fuerte que abate a muchas familias campesinas que sueñan por una patria eterna. Siempre, nos toparemos con el espíritu de un amigo o de Jesús y, en Venezuela y México, ahora Nicaragua tenemos callejones de la muerte que exigen misericordia por los muertos que allí ruegan plegaria y un perdón, antes de ser llamados al juicio eterno.

Nuestras piernas se encuentran marcadas por el tiempo, ahora el transporte es gandola, camión o perreras para llevar al lugar que vamos como destino, los labios que se montan en estos charrascos lucen camosos y angustiados, su color es de tinte rojo y la gente abren paso gritando y camuflados en un gentío que alzan voces con signos de violencia, ya que no soportan la manera de gobernar del presidente socialista y comunista, que es lo mismo.

De verdad, da terror vivir de esta manera. A todos, nos desentraña la historia y los personajes que transitan por ellos, no permiten fotografías y el que entra, ya tiene su salida. Simplemente en esta tierra, los pies tambalean y solo puede caminar una persona, a la vez.

Todos, andan en vehículos jaguar, le acompañan encapuchados con túnicas rojas y negras, con un cordón rojo a la cintura. Según la leyenda, durante el saqueo de Hernán Cortés en la entonces Cuauhnáhuac, el conquistador provocó la ira de los tlahuicas, quienes una noche lo persiguieron; a punto de darle alcance, el español llegó a este callejón y su caballo Rucio prácticamente voló sobre la barranca de Amanalco unos cinco metros.

El jefe de la manada es santero y se casó con la Santa Muerte, por eso, en sus imágenes, al fondo de su habitación esta su esposa carnal, a todos, le dan ron y dinero, amor y una sola petición, respetar al supremo., el da muchos favores.

 

No todo es malo con la santa muerte; lo que tú le pidas te lo dará. Si tú le pides que se lleve la vida de alguien, pues lo hará, pero no condiciona sus favores a cambio de nadie

Este recuerdo, viene a cuento porque tos somos presos políticos y todos buscan ser generosos hasta los huesos. Nos encontramos en incertidumbre y, los focos rojos ya están prendidos, pero, hay que orar para lograr liberación de los cuerpos atados al Callejón de La Muerte.

Simplemente, queremos coexistir en democracia.

He estado, desde el año 1985, dando clases de historia en los liceos y en la universidad, sobre la globalización y, esto, ha ocasionado un choque comercial directo, pocos se dan cuenta de la presencia de un organismo. Multilateral como la Organización Mundial de Comercio, (OMC), Si bien Trump tiene un desprecio por la OMC, tampoco ha cumplido su amenaza de salir de este organismo multilateral. Los altos jefes institucionales y los presidentes republicanos, saben que una guerra comercial en la actualidad es muy poco productiva, al tener una gran influencia negativa sobre el bienestar social y económico de las naciones implicadas; sin embargo, los politólogos consideran la amenaza que supone una guerra comercial como una importante ayuda a la hora de obtener concesiones de otro tipo.

Por ejemplo, las controversias comerciales entre Estados Unidos y sus socios pueden dañar a corto plazo la economía global, advirtió el Fondo Monetario Internacional, al confirmar que espera para 2018 un crecimiento mundial de 3.9 por ciento.

De acuerdo con las agencias internacionales, en el reciente reporte Proyecciones Económicas del Mundo (WEO) de abril pasado, dado a conocer, la expansión mundial para este y para el próximo año se mantendrá sin cambios, en una tasa de 3.9 por ciento en promedio.

Por otro lado, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se ha pronunciado una y otra vez en contra del despilfarro de los recursos

Acorde, con el organismo financiero, las tensiones comerciales corren el riesgo de intensificarse y de que impacten de manera negativa en la confianza y en la inversión, lo cual representa la mayor amenaza para el crecimiento mundial en el corto plazo. Pero en este caso es Trump quien ha hecho crecer este problema y comenzó a formalizar la guerra comercial en distintas latitudes. México, China y la Unión Europea forman parte de un bloque al que el presidente de EEUU, ve como sus adversarios en el comercio exterior.

El proteccionismo de Donald Trump es lo que ha motivado la guerra comercial. Aunque, valga apuntar, al parecer se trata de una medida por parte de Estados Unidos a fin de ejercer presión contra los países y conseguir beneficios comerciales mediante una política de una negociación apretada y llena de beneficios para el país que ataca primero.

Por otro lado, el presidente electo,  Andrés Manuel López Obrador, se ha pronunciado una y otra vez en contra del despilfarro de los recursos públicos por parte de la clase gobernante y ha prometido que durante su gobierno combatirá de manera frontal la corrupción, que en gran medida frena el desarrollo nacional. Para hacer buenas sus promesas, dio a conocer sus “50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana en el gobierno, para que se aplique lo que decía el presidente Benito Juárez, que el funcionario aprenda a vivir en la justa medianía”.

Para decirlo de otra forma, hace mucho tiempo que en México no se presentaba una mayoría absoluta que pudiera permitir la reconfiguración del esquema gubernativo y legal a capricho del gobernante en turno, lo que desde luego representa un reto a la vez que un enorme riesgo por las implicaciones caudillistas y absolutistas de Andrés Manuel López Obrador, quien se ha distinguido por encabezar un movimiento voluntarista que ha respondido únicamente a sus intereses personales por el poder.

Las presuntas reformas que enviará al Congreso y las que realizará a su llegada al poder dibujan un régimen en el que los gobernadores se verán avasallados y sometidos a los designios del tabasqueño que pretende, y con justificada razón, otorgar un giro a las atribuciones del Gobierno Federal para evitar esos lamentables procesos de corrupción, La falta de contrapesos podría propiciar una nueva etapa en el presidencialismo de este país y alcanzar visos de “dictadura constitucional”, ya que ese bono democrático que logró el señor López en los pasados comicios le alcanza para satisfacer cualquier ocurrencia que pudiera tener, o aquellas que le aconsejen sus más cercanos colaboradores, o los corruptos del pasado ahora redimidos por la generosidad de la rutilante estrella del sistema político mexicano. En lo personal me resultó patético observar a uno de los hombres más corruptos de este país dándole la bienvenida a la comitiva estadounidense.

Eso habla de la decadencia del actual sistema político mexicano, y no creo que por haber triunfado Andrés Manuel López Obrador en su tercer intento las cosas vayan a cambiar. No se puede esperar decencia de los corruptos del pasado, Esos a quien Andrés Manuel López Obrador tildó durante muchos años como integrantes de “La Mafia del Poder” se tendrán que retirar durante los siguientes seis años, pero el hueco será llenado por muchos de aquellos que en la Ciudad de México alcanzaron la misma especialización y gozarán de las mieles de ese poder en los siguientes seis años. Los previsible es que sigan haciendo lo que bien saben hacer, porque con sus antecedentes no creo que se hayan convertido en “angelitos”. Por cierto, premiar la corrupción con una Jefatura de Gobierno significa más de lo mismo. Al tiempo.

Pero, todo no es negativo. según dicen los comerciantes que se ubican a la salida del callejón.

“La fama de ser el lugar más peligroso del Oriental no se la ha ganado de gratis, su historia está marcada de luto, sangre y delincuencia, y es de ahí de donde se deriva su nombre”, expresa Ángel González, vendedor de abarrotes en las cercanías del pasadizo.

Así esta Venezuela y Nicaragua, sembradas de muerte.

Sin embargo, antes de los años ochenta este era solo un predio baldío donde los buses desembocaban desde varias partes de Managua y Caracas, ahora México por los 42 estudiantes asesinados vilmente, aunque ya había varias casitas construidas de tabla ninguna de estas servía de prostíbulo. O pasadizo.

Pasados los años ochenta la historia se fue tornando sangrienta ya que los inquilinos fueron desalojados y se empezó a construir más casitas de madera para atender a los clientes que provenían de los partidos políticos.

.

“Pasar por ese lugar era peligrosísimo, las mujeres le robaban a los clientes y cuando no les pagaban estas se desquitaban apuñalándolos. Conocimos de varios hombres que murieron entre las sábanas de aquellas mujeres, nosotros tenemos más de 40 años de habitar aquí cerca de ese callejón y prácticamente nos hemos acostumbrado a ser testigos de los hechos delictivos que acontecen en ese lugar”, relata Asunción Cano.

Quienes conocen este lugar desde sus inicios aseguran que se convirtió en un territorio intransitable donde esporádicamente la Policía o el personal de seguridad del mercado pueden entrar.

“Es un suburbio dentro del Oriental, donde aún se conservan actos delictivos, pero quizás no con la misma intensidad que antes, sin embargo, es mejor no retar a la muerte y no transitar por ese sitio”, finaliza Cano.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (619 noticias)
Visitas:
260
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.