Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Futblog escriba una noticia?

Mi América del alma

16/12/2010 16:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mi América del alma

Papá pasaba a casa a las tres de la tarde para llevarme a la oficina, era desesperante que sus compañer@s me preguntaran lo mismo cada vez que me veían ¿Le vas al América? (la respuesta era obvia: mi playera eso indicaba) ¿o ¨Saúl¨ te lleva a la fuerza al estadio? seguro los veía con cara de pocos amigos y la sonrisa la cambiaba por algún gesto de ¨fuchi¨. Debían transcurrir entre 4 y 5 horas, para que Papá tomara sus cosas, se quitara la corbata y dijera: ¨Mau, apurate hijo o de nuevo vamos a llegar tarde al estadio¨.

Así eran las Jornadas dobles para mi, escuela, oficina de Papá y correr toda la explanada del estadio hasta llegar a la tribuna, lo difícil era cuando las rampas del estadio se veían interminables de abajo hacía arriba y el partido estaba por comenzar. A Papá al parecer le daba igual el rival (pues vimos juegos del Club con la mayoría de los equipos, incluidos Toros Neza y Celaya) estoy seguro de que el partido era la mejor opción para poder convivir conmigo. Con el partido empezado y sus amigos a un lado comenzaba la fiesta.

Para Papá y sus amigos cerveza, para mi: coca y pizza, entre ¨puto¨, ¨culero¨ y ¨oles¨ disfrutaba ver al América, por supuesto tenía que apoyar de la mejor manera, limitado, ondeaba la bandera con el palo de madera que en ocasiones me astillaba la mano, las groserías contra el árbitro y jugadores contrarios se limitaban a ¨uuuuto, uleeeeeeeero, uleeeeeeeeero¨ me dejaba llevar por la pasión que desbordaba la tribuna.

Si el resultado favorecía al Club pasábamos a cenar, si perdíamos me compraban ¨souvenirs¨… tal vez para que me sintiera orgulloso del equipo, del Americanismo y de Papá. Siempre vi al Club ¨Grande¨, apesar de que en los años 90´s no ganamos ninguna liga y todo se limito a dos campeonatos de Concacaf y a la Copa Interamericana contra el Olimpia de Paraguay en el 75 Aniversario del Club.

Así creció mi pasión hacía el América (no, nunca la cambie) a los 13 o 14 años, me sabía todos los títulos que habían conseguido, los jugadores más destacados, las copas internacionales que habían jugado, los nombres de los Idolos de Papá y también los de la gente, los mejores goles, las derrotas, a los 15 y 16 años conocí el antagonismo que generaba el equipo en el D.F. y los demás estados donde éramos ¨Chilangos y Americanistas¨ la peor combinación.

El amor que le tenía al club a esa edad, era inquebrantable, lo defendía a capa, espada y ¨trompones¨, ahora que puedo ser más analítico y racional, comprendo como mi equipo era el ¨Gigante Amarillo¨ y que los Directivos y Jugadores fueron deslavando la playera, hoy, no tenemos pies, menos cabeza y todo se hace ¨al ahíseva¨ por conveniencias personales, ¨pactos¨ enriquecedores y más.

Qué difícil es ver al equipo con Jugadores de ¨medio pelo¨ que cualquier otro equipo sin la necesidad de ser ¨Millonetas¨ como el América puede comprar, que difícil es ver a ¨esos¨ jugadores dejar ir un balón por el saque de banda, así, sin ningún esfuerzo, sin compromiso profesional, sin lealtad a la playera, sin entrega a la afición, violando las normas que hicieron grande al Club.

Qué difícil es ver al equipo lejos de los primeros lugares, sin mística, con Directivos que traicionan la Grandeza de la Institución, sin personalidad, sin capacidad, si amor propio. Aveces me gustaría que el América fuera un equipo ¨Chico¨, sin copas, sin dinero, pero con Mucho Coraje y Fé, con Garra, Entrega… que todos los domingos fueran ¨Grandes¨ en la cancha para ellos y para su afición, si, así como el himno de Carlos Blanco.

Las cosas no se ven mejor para 2011, con la base de jugadores que se tiene, no podríamos competir en la Liga y Libertadores, nuestros sueños serán quebrantados… Pero ahí seguiremos, los de siempre, tu y yo, desde el estadio o el televisor, esperando que las Glorias lleguen, ansiosos por levantar una copa, que nos regrese las ganas de seguir apasionandos, más no, las ganas de seguir amando al Club, pues, amor como este: No hay dos en la vida.

¨Te llevo en el alma y cada día, Te Quiero más¨.


Sobre esta noticia

Autor:
Futblog (460 noticias)
Fuente:
thefutblog.com
Visitas:
981
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.