Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grupocronicasrevista escriba una noticia?

Militares serán encargados de la seguridad de los Juegos Olímpicos de Londres

15/07/2012 15:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Agencias

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Londres lidiaban el viernes con las consecuencias del anuncio de que 3.500 soldados británicos, algunos que acaban de regresar de Afganistán, tendrán que ayudar a vigilar las instalaciones de la justa.

El ejército tendrá que ayudar en la vigilancia porque la empresa privada G4S no cumplió con su promesa de tener más de 10.000 guardias de seguridad, y no se lo dijo a nadie hasta el último momento.

A dos semanas de la inauguración de los Juegos, la noticia fue un balde de agua fría para los organizadores. El líder del comité organizador, Sebastian Coe, tuvo que explicar por qué el único proveedor de seguridad de los Juegos provocó semejante lío.

"Te das cuenta de algunas cosas que hay que resolver cuando todo se pone en marcha", dijo Coe el viernes. "Cuando todo se puso en marcha y vimos parte del reclutamiento (de guardias)... tomamos una decisión muy rápida y decisiva y prudente y juiciosa de hacer lo que hicimos".

Los problemas empezaron a surgir hace apenas unas semanas. G4S no suministró suficientes guardias cuando el estadio y el centro acuático fueron "clausurados", un proceso en el que se implementaron las más estrictas medidas de seguridad antes de los Juegos. El gobierno empezó a hacer preguntas y tan recientemente como el miércoles, G4S decía que podría cumplir con sus promesas.

El jueves, la ministra del Interior, Theresa May, tuvo que enfrentar la ira de los legisladores por la debacle y la decisión de utilizar más tropas, para elevar a 17.000 la cantidad de militares involucrados en la seguridad del evento.

La seguridad es uno de los puntos más importantes de los Juegos Olímpicos desde que 11 atletas y entrenadores israelíes murieron en un atentado terrorista en la justa de 1972 en Munich. Las autoridades británicas estarán en alerta máxima durante los Juegos de Londres.

Londres también ha sido blanco del terrorismo, cuando cuatro suicidas mataron a 52 personas el 7 de julio de 2005 en el sistema de transportación pública de la ciudad, un día después que Londres recibió la sede de los Juegos. Además, la amplia presencia de prensa internacional convierte a las olimpiadas en un blanco ideal para cualquier grupos terrorista que quiera llamar la atención del planeta.

Más sobre

Algunos expertos en seguridad insinuaron que quizás sería mejor que los Juegos sean protegidos por militares en vez de guardias privados con adiestramiento insuficiente.

Mientras el problema de los guardias se concentra en vigilar las instalaciones deportivas, algunos críticos se preguntan si cambiará el ambiente general de la seguridad. El coordinador nacional de seguridad para los Olímpicos, Chris Allison, quiere que la seguridad sea dominada por policías en vez de militares, como sucedió hace cuatro años en Beijing.

"Todavía tenemos a mucha más gente de G4S que militares en este lugar", dijo Coe durante una inspección de la sede de water polo.

Coe opinó que a los atletas no les preocupa el cambio.

"Jamás he visto un atleta de cualquier nivel, ya sea universitario o un finalista olímpico, que interrumpa su rutina de calentamiento para irse a tomarse una foto con un militar", señaló.

Esta no es la primera vez que hay cambios en el plan de seguridad de los Juegos, que le están costando 9.300 millones de libras (14.600 millones de dólares) a los contribuyentes británicos. El costo total de la seguridad aumentó hasta 553 millones de libras (862 millones de dólares), eso sin contar el dinero que hay que pagarle a la policía y a los nuevos militares.

Algunos piden que G4S encare multas, e incluso el primer ministro David Cameron dijo que las compañías que no cumplan con sus contratos deben "pagar ese dinero".

G4S, que tiene más de 657.000 empleados en más de 125 países, atribuyó los problemas a dificultades para conseguir y adiestrar personal. Pero los comentarios de supuestos candidatos publicados en redes sociales apuntaban a problemas de mala administración y desorganización.

Posibles guardias utilizaron la página de Facebook de la compañía para pedir información sobre dónde les entregarían sus acreditaciones y uniformes; otros se preguntaban cuándo les darían sus turnos; por qué los habían aprobado pero no habían recibido más detalles; o cuándo debían presentarse a trabajar y cómo los utilizarían.

Jimmy Schofield, un solicitante de 32 años, dijo que quedó estacando en el proceso de contratación desde marzo.

"Estoy desesperado", señaló. "Sólo quiero trabajar. Rechacé otras ofertas de trabajo porque me dijeron que estaría trabajando en los Juegos Olímpicos".

Desde el año pasado, la contraloría británica advirtió que "la necesidad de más mano de obra ha producido un gran reto de reclutamiento".

"Se excedieron", comentó el experto en seguridad olímpica, Peter Fussey. "Esto se veía venir".

Coe le dijo a los periodistas que este problema no afectará la imagen de los Juegos de Londres.

"Los buenos competidores no se preocupan por lo que hace el público", dijo el ex campeón olímpico de pista y campo. "Nunca escuché ni vi a la gente sentándose en las gradas cuando estaba compitiendo. Eso es algo que sucede por allá. Nosotros vamos a cumplir, sin importar quién esté en la seguridad".


Sobre esta noticia

Autor:
Grupocronicasrevista (933 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.com
Visitas:
2106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.