Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

La mina de Carlos Slim amenaza con destruir pueblos y ecosistemas de la Sierra Norte de Puebla

20/08/2012 20:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

TETELA DEL VOLCÁN, Sierra Norte de Puebla.- La defensa de este ecosistema, del territorio de familias pobres que viven de lo que siembran en su patio trasero, así como de leña recolectada en el bosque, pero sobre todo el agua potable, es la guerra que están dispuestos a pelear los tetelenses, un pueblo de la Sierra Norte de Puebla.

El desplazamiento humano es el mayor temor por un eventual desabasto de agua y contaminación de la Cuenca del Zempoala. La gente primero migrará por las explosiones en el cerro para poder extraer el oro que se agotó hace más de 300 años atrás, afirma el edil de la localidad, Marco Antonio Uribe Peña.

Desde el centro de la cabecera municipal de Tetela de Ocampo a la boca de mina son 15 minutos a pie.

Germán Romero, de 70 años de edad, migró hace más de medio siglo de Hidalgo para asentarse en las tierra de su padre y ahora es presidente de "Tetela Hacia el Futuro", una asociación civil que se formó para evitar el funcionamiento de la mina.

Cuenta que su origen es humilde y que al llegar a Tetela empezó a vivir del bosque, cortando leña. Actualmente administra un complejo de cabañas que renta al turismo, pero también reforesta el cerro Espejeras donde con otros habitantes tiene planeado detonar el eco turismo.

Antes de subir al cerro, explica que le preocupa el futuro de Tetela; resalta que él tiene 70 años y que esta más cerca de la muerte, al considerar necesario y urgente la suma de todos a lo que el llama la devastación de la Sierra Norte.

El hombre señala que la contaminación por cianuro y otros metales pesados afectará los mantos que surten de agua a Tetela, pero además, con lluvias intensas como las que ocurren en época de huracanes (entre julio a octubre de cada año) los escurrimientos con la polusion se esparcirá en tres días por toda la Sierra Norte.

En el camino rumbo a la boca de la mina se observa una tupida vegetación; el agua del río Papaloateno es totalmente transparente; a menos de 2 kilómetros de donde trabajaría Frisco está el manantial. El agua se puede beber sin problema.

Don Pancho "N", es leñador; tiene su terreno, y su casa, dentro del río. Ahí con sus hijos ofrece espacios para que en el verano los turistas o los lugareños naden, hay columpios, mesas y sillas para hacer día de campo.

El tetelense de unos 50 años de edad, con la piel quemada por el sol, y las manos color chapopote marcadas por la madera que subió a recoger en el cerro se resiste a opinar contra la minera: Agacha la mirada y mueve la cabeza de lado a lado para negar cualquier respuesta.

Más sobre

Germán Romero advierte que el hombre tiene miedo, que hasta hace una semana atrás estaba en contra de las actividades de la minera porque se acabará su forma de vida: el manantial.

El trayecto sigue. Se platica con José Trinidad Pérez, campesino empleado en una finca, ubicada a unos 300 metros de la boca de mina. Ahí se manifiesta en contra de atentar contra el bosque.

Luego Juan Velazquez, historiador nacido en el Distrito Federal pero cuyos padres son oriundos de Tetela, acepta que antes de conocer el proyecto de la minera y de las jornadas de información estaba a favor de la explotación de la mina porque generaría empleos que no hay en la zona. Su postura cambió al conocer los efectos negativos para el medio ambiente, pero sobre todo a la salud de los habitantes de Tetela.

Advierte que él esta sumado a defender el patrimonio y que solo esta en espera de conocer el dictamen de las autoridades federales para establecer las nuevas estrategias de defensa.

Desplazados

"Los tetelenses no estamos contra la minera ni la minería", explica el presidente municipal al señalar que el desplazamiento humano, el desarraigo, por la eventual explotación de la mina y a largo plazo de la falta de agua es lo que más preocupa, señala Marco Antonio Uribe Peña.

Dice que la población y él, están en contra de acabar o reducir el abasto de agua que provee de manera directa y natural a 15 mil habitantes y 2 sistemas de riego para huertas de manzana, durazno y café, así como cultivos de maíz para auto consumo.

Mientras se entrevista al presidente municipal, la Feria del Durazno comienza. Un stand ubicado de frente a la entrada del palacio de gobierno está dedicado a hablar de los daños que causará la mina. La gente escucha la narración de una joven. Minutos después hombres y mujeres dejan nombre y firma.

Por el momento Frisco ya concluyó la etapa de exploración; no obstante los habitantes de Tetela se mantiene con el puño arriba, en pie de lucha.

Hay ranchos ocupados para el descanso de fuereños que contrastan con casas de madera y cartón, con una sola habitación, cocinas de leña y pisos de tierra.

En la población de la cañada se explotaba el oro desde antes de la Conquista de México y durante la época colonial, por lo que se le conocía como Tetela del Oro

La venta de tierras

En la zona la venta de terrenos se detuvo; hasta ahora hay registros de que se adquirieron por Frisco cerca de 80 hectáreas de las 10 mil que tienen concesionadas.

El predio de "El Alto", que perteneció a la familia Becies fue el primero en cederse. Roberto Bernal, declinó a continuar con los tratos ante la devastación que se avecina y la información que se ha divulgado.

Los tetelenses advierten que no cuentan con información suficiente y que tampoco la tiene el gobierno del estado.

Entre Espejeras, donde se explotaría a cielo abierto, yacimientos del oro y plata para extraer unos cuantos gramos, hay 8 escuelas, 2 hospitales y 2 clínicas. Nace el río Papaloatepec, afluente principal del Zempoala.

Los habitantes afectados se ubican a 15 kilómetros a la redonda destacando la cadena de barrios Tetelenses de: La Soledad, La Cañada, La Tilapa, Rancho Viejo, Zitlatlauca, Zoyatitla, San Nicolas y Juárez, así como las comunidad de Taxcatlan.

Así como los municipios circunvecinos comunicados a través del Zempoala: Cuautempan, Totomochtla, Zongozotla, Zapotitlán, Huitzilan y Necaxa.

Vía ngpuebla.com


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
331
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.