Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

Los misteriosos caramelos envenenados que provocaron incendios

01/10/2020 03:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

N vísperas de la Guerra Civil, un bulo que alertaba de unos caramelos envenenados que supuestamente la derecha había repartido en los barrios obreros provocó incendios de iglesias y ataques a conventos

En mayo de 1936, mientras en Madrid se vivía una enorme escalada de violencia entre fascistas y antifascistas, corrió el increíble rumor de que una extraña mujer había entregado caramelos envenenados a varios niños, que habían estado a punto de fallecer tras tomarlos. Aunque fue aireado por varios periodistas, cuando estos extraños acontecimientos comenzaron a causar gran pánico en la población, algunos periódicos intentaron desmentir la noticia: «Según nos informan en las Casas de Socorro y en las Clínicas de Urgencia, ni en el día de ayer ni en los anteriores ha sido asistido ningún niño por envenenamiento», escribió uno de ellos. Sin embargo, al intentar negar que hubiera niños envenenados se daba crédito al misterioso hecho. Varios conventos fueron incendiados y varias monjas linchadas. Se acusaba a las mujeres de Acción Católica, organización ultracatólica y fascista, de repartir caramelos envenenados entre los niños de los obreros para acabar así con «la simiente marxista».

La reacción popular fue muy violenta, sobre todo en la calle de Bravo Murillo y Cuatro Caminos, de gran adscripción proletaria y militante. Los vecinos se dividieron en caramelistas y anticaramelistas, resucitándose la matanza de frailes de un siglo atrás, cuando se les acusó de envenenar las aguas (semanas antes del bulo, el periódico Mundo Gráfico había publicado un reportaje recordando la antigua matanza, lo que quizás contribuyó a reforzar en el imaginario colectivo la «posibilidad» de que sucediera algo semejante ante el odio desatado). El bulo de los caramelos envenenados terminó con varios linchamientos e incendios: iglesia de Cuatro Caminos, Instituto Salesiano, la capilla-colegio del Ave María, las escuelas del Pilar de la misma barriada, la iglesia de La Victoria en la calle Garibaldi y la del barrio de Almenara.

El Relato más o menos completo de los hechos apareció en La Acción Española en su número de mayo de ese año, que reprodujo la intervención del diputado monárquico conde de Gamazo en la sesión de Cortes del 6 de mayo:

«El lunes, 4 de mayo, en la barriada de los Cuatro Caminos y adya­centes de Madrid, la perfidia de unos desalmados, de los que campan por sus respetos, cuando no con autoridad, hizo correr la especie de que elementos de derecha, especialmente señoras, habían repartido cutre los niños caramelos envenenados. A los cien años justos de la patraña infame de las aguas envenenadas por los frailes, la revolución —una y la misma— ingeniaba cita nueva infamia para provocar las reacciones que son de suponer. No se hicieron esperar semejantes reacciones de la turba propicia a la credulidad... y al crimen. Y para salvaguardar, contra las consabidas causas ajenas a nuestra voluntad, relato de algo de lo ocurrido en aquel día en Madrid, reproducirnos del Diario de Sesiones, a continuación, como oportunamente hizo la prensa diaria, la intervención parlamentaria del diputado monárquico señor conde de Gamazo en la sesión de Cortes del 6 de mayo.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5558 noticias)
Visitas:
817
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.