Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Moderará economía mexicana ritmo de expansión a 3.2% en 2012:Santander

01/01/2012 03:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La economía mexicana moderará su ritmo de expansión en 2012 a 3.2 por ciento desde el 4.1 por ciento estimado para 2011, pues el ambiente global provocará una menor dinámica de las exportaciones manufactureras, estimó Santander. El grupo financiero resaltó que sin embargo, al igual que en 2011 existen factores internos que le permitirán a la economía mexicana hacer frente de manera satisfactoria al complicado entorno global. Así, proyectó que en el año que inicia habrán de generarse cerca de 500 mil empleos adicionales, la baja inflación seguirá permitiendo la recuperación de los salarios reales, y el gasto de los consumidores crecerá a tasas superiores al cuatro por ciento anual real, sosteniendo buenos resultados para las ventas finales. Al dar a conocer sus perspectivas económicas para 2012, la institución financiera consideró que este será un año marcado en el ámbito global por una tasa de expansión económica menor a la que se observó en 2011. En particular ello estará asociado a un virtual estancamiento de la economía de Europa, mientras que en Estados Unidos la tasa de expansión de la actividad económica seguirá siendo moderada. También se espera que las principales economías emergentes moderen su ritmo de expansión en respuesta a que sus exportaciones resentirán el efecto de la desaceleración de las economías desarrolladas. Asimismo, a las presiones a la baja de los precios de las materias primas ante el debilitamiento de la demanda global. En el caso de México pronosticó que la tasa de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012 se ubicará en 3.2 por ciento, proveniente de un cierre estimado para 2011 de 4.1 por ciento, ante una menor dinámica de las exportaciones manufactureras en su conjunto. En el reporte elaborado por Rafael Camarena, analista del Departamento de Análisis, Santander refirió que las exportaciones de manufacturas y en particular las de la industria automotriz observaron pese a todo un desempeño favorable en 2011. De enero a noviembre las exportaciones de manufacturas crecieron 14.1 por ciento anual, de las cuales las realizadas por la industria automotriz tuvieron un excelente año con una tasa de expansión de 22.4 por ciento anual, añadió. Señaló que con la actividad económica en Europa prácticamente detenida, en 2012 las exportaciones de manufactureras dependerán nuevamente del mercado estadounidense, así como de otras economías en desarrollo, particularmente el mercado latinoamericano. De manera que el crecimiento esperado del gasto de los consumidores estadounidense permitirá que las cifras de exportaciones sigan siendo positivas, aunque bien a una tasa menor como lo indican ya las cifras recientes, acotó. Sin embargo, compensando parte de la desaceleración de las exportaciones, el mercado interno mantendrá resultados positivos con base en la expansión del empleo, la baja inflación y la disponibilidad de crédito, pronosticó. “En efecto si bien estimamos que la tasa de expansión de las manufacturas se moderará, no vemos un escenario de contracción como en 2009, por lo que la tasa de creación de empleos en este sector será igualmente positiva”, agregó el grupo financiero. Precisó que si, como hasta ahora, las cifras de actividad económica estadounidense siguen siendo favorables y mejores a lo esperado, la actividad manufacturera de exportación en México podría presentar mejores resultados y así apoyar hacia arriba la cifra de crecimiento del PIB. “Habrá que esperar los reportes de los primeros meses del año, pero tenemos la percepción de que hay un riesgo positivo en este rubro”, destacó. En materia de cuentas externas y tipo de cambio, pronosticó que los déficits en balanza comercial y en cuenta corriente registrarán nuevamente niveles moderados y sin problemas de financiamiento, proveniente fundamentalmente de la Inversión Extranjera Directa (IED). La institución financiera comentó que a pesar de las noticias de un menor crecimiento mundial, los pronósticos para los precios del petróleo no anticipan caídas significativas en 2012. Esto, ya sea por problemas en la producción de algunos países en Medio Oriente y el Norte de África, o porque pese a todo se estima que economías como China e India seguirán representando una demanda importante de materias primas, entre ellas el petróleo. Consideró que el precio de la mezcla de exportación de México que finalizo el año por arriba de los 100 dólares por barril, podría situarse entre cinco y 10 dólares arriba del promedio de 85 dólares por barril establecido en el Presupuesto de Ingresos aprobado por el Congreso. De manera que las cuentas externas no se verían fuertemente afectadas, mientras que nuevamente es posible que los ingresos petroleros del sector gubernamental sean mayores que lo planeado, agregó. Santander subrayó que un aspecto fundamental para que la economía de México pueda transitar favorablemente el 2012, es que prevé que se preservarán las condiciones de estabilidad fiscal y monetaria. Afirmó que existen las condiciones para lograr que el déficit fiscal se mantenga en niveles moderados (2.4 por ciento del PIB incluida la inversión de Pemex), pues la propuesta aprobada por el Congreso es moderada y factible de alcanzar. Por su parte, la Junta de Gobierno del Banco de México ha expresado que hasta ahora la postura actual de la autoridad monetaria es consistente con el logro de que la inflación permanezca por debajo del 4 por ciento anual, que es el límite superior de la meta central objetivo (3.0 por ciento anual, más/menos un punto porcentual). No obstante, precisó, resultan relevantes las preocupaciones del banco central en cuanto a una evolución desfavorable del tipo de cambio, que genere presiones inflacionarias y modifique el “anclaje” de las expectativas de inflación. Comentó que el efecto adverso de la paridad sería el resultado de un evento “catastrófico” en Europa (agudización de la crisis de deuda de alguna de las principales economías de la región) o que los niveles de riesgo global dieran como resultado un tipo de cambio permanentemente más alto de lo esperado. Santander puntualizó que la mayor parte de los analistas, al igual que esta institución financiera, consideran que el peso tenderá a apreciarse a lo largo del año desde su nivel actual hasta los 13.0 pesos por dólar, que es su pronóstico para el cierre de 2012. Por otra parte, Santander comentó que en unas cuantas semanas iniciará formalmente la recta final de la contienda electoral por la Presidencia de la República, lo que hará que los inversionistas pongan “mayor atención” a las encuestas de preferencias electorales. Consideró que no se anticipan riesgos significativos en el escenario de estabilidad económica a menos que se perciba que el candidato ganador opte por una estrategia de generar mayores déficits fiscales.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
107
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.