Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Monovisión, para verte mejor

30/05/2013 04:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Monovisión, para verte mejor SyM - Raúl Serrano

Problema importante en el adulto mayor es la llamada vista cansada o presbicia, por la cual se dificulta la lectura o realizar labores en las que se necesita ver de cerca. La solución más común es el uso de anteojos, pero actualmente existe la cirugía llamada monovisión, que ha sorprendido por sus resultados, incluso en otros padecimientos.

La vista cansada es reconocida entre la comunidad oftalmológica no como una enfermedad, sino como un problema de la condición del ojo, en la que, por el avance de edad, los músculos oculares paulatinamente pierden su flexibilidad y, por tanto, la habilidad para cambiar su forma al enfocar objetos de acuerdo a la distancia, principalmente los cercanos. Su desarrollo no se relaciona directamente con miopía, hipermetropía o astigmatismo (dificultad para ver de lejos, de cerca o deformar el objetivo, respectivamente); tiene origen distinto, es más, no es raro que haya quien experimente ambos casos, es decir, presbicia y las antes mencionadas.

Entonces, imagine usted lo que representa ver muy mal los objetos cercanos y no definir los alejados, o bien, modificar su forma real. Ante ello, la ciencia no se quedó de brazos cruzados para corregir estas anomalías y diseñó anteojos (entre ellos los bifocales) y lentes de contacto (tanto blandos como rígidos); pero, los avances no se detuvieron ahí.

Cirugías, mejor visión

Las intervenciones quirúrgicas oculares no son algo nuevo, es más, constantemente se están innovando técnicas que se significan como la opción más eficaz y cómoda a mediano plazo para quienes padecen este tipo de anomalías en el ojo, siendo la cirugía refractiva asistida con láser la que mayor seguridad ofrece.

El tiempo que se emplea para llevarla a cabo es de apenas unos minutos (aproximadamente cinco) y la recuperación se contempla en unas horas. En esta cirugía, la córnea se raspa o talla por medio del haz de luz con objeto de reducir el tamaño del globo ocular y que la imagen llegue a la retina (membrana ubicada en el fondo del ojo donde se reciben las impresiones luminosas y se representan las imágenes a ver).

No obstante, en casos en que miopía o astigmatismo tienen un avance tal que el paciente requiere de una graduación muy alta para apenas ver, no es recomendable este tipo de cirugía, pues es mínima la visión que recuperará. Por fortuna, ya hay una opción que auxilia a quienes viven casos como los mencionados o que por la edad sufren vista cansada. Se trata de una técnica llamada monovisión, cuyo objetivo es que un ojo funcione adecuadamente para ver los objetos lejanos y el otro se ajusta para hacer lo propio con imágenes cercanas. Lo que se obtiene es una distancia intermedia, es decir, que sin llegar a reestablecer el cien por ciento de visión sí mejora considerablemente ambos problemas.

Lo explicaremos mejor: todos tenemos lo que el especialista médico (oftalmólogo) llama un ojo dominante, el cual en la gran mayoría de casos es el del mismo lado de la mano que el paciente utiliza cotidianamente para tareas de importancia (comer, escribir, etcétera); bien, pues en ese globo ocular se hacen las adecuaciones para que mejore la visión a distancia y en el otro se prescribe lo mismo para los objetos cercanos.

¿Cómo se logra?

La monovisión ha experimentado desde hace muchos años con anteojos de graduaciones distintas para cada ojo, después lo hizo con lentes de contacto y, en años recientes, con lentes intraoculares, para lo cual se recurre a una intervención quirúrgica. Para llevarla a cabo el cirujano realiza una incisión en el ojo no mayor a 3 milímetros y emplea únicamente anestésico en forma de gotas. Una vez hecho el corte, se implanta el lente correspondiente y el intervenido prácticamente está listo, pues la herida no tiene que suturarse; la operación tiene una duración aproximada de 20 minutos y la recuperación contempla sólo algunas horas. De acuerdo a lo que indique el oftalmólogo, se programa o no cirugía en el otro globo ocular.

La misma técnica es empleada para solucionar los casos de presbicia o vista cansada, pero con la variante de que para sustituir la función de los músculos oculares "agotados", se introduce un lente que mejora la visión de cerca y en el otro uno para ver mejor de lejos.

Por otra parte, lo pacientes que sufren cataratas encuentran en la monovisión una opción para mejorar la vista. Este problema es definido como la pérdida de la transparencia del cristalino -lente situado detrás de la pupila y cuya función es ayudar a enfocar en forma nítida los objetos-, el cual en forma normal tiene color ligeramente amarillento, pero con el paso del tiempo adquiere tono ámbar, gris, blanco o, a veces, rojizo, haciendo que se produzcan alteraciones en la percepción de los colores, llegando incluso a bloquear la entrada de luz al ojo, disminuyendo entonces la agudeza visual.

Ahora bien, si el avance en el desarrollo de la catarata es muy alto, la cirugía refractiva con láser no ayuda mucho, por lo que se contempla la monovisión como la mejor alternativa.

¿Es fácil de adaptarse?

Es común que la monovisión, en cualquiera de sus opciones, pero sobre todo tras la intervención quirúrgica para implantar lentes intraoculares, provoque sensaciones extrañas en el paciente durante los primeros días, como ver una sombra rodeando los objetos o tener dificultad al medir distancias, por ejemplo al manejar. Estos síntomas disminuyen después de dos semanas, pero de persistir es posible que el oftalmólogo prescriba anteojos de mucha menor graduación para usarse sólo para lectura o únicamente de noche.

Contra lo que pudiera pensarse, la adaptación a este nuevo sistema es rápida, y después de ella el paciente no tendrá que agachar la cabeza o cerrar un ojo para lograr el mejor enfoque, pues el cerebro escoge cual ojo usar y no se confunde con los mensajes recibidos.

SyM

Última actualización: 05-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
48
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.