Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Montajes mantienen viva la genialidad de las óperas de Donizetti

28/11/2010 07:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La fuerza del compositor italiano Gaetano Donizetti, quien nació el 29 de noviembre de 1797, se hizo patente en el Teatro Solís, de Montevideo, Uruguay, a donde llegó la ópera “Don Pasquale”, transmitida en alta definición desde el Metropolitan Òpera House de Nueva York. La producción, encabezada por la soprano rusa Anna Netrebko, es una nueva versión para el Metropolitan, producida y realizada por el austríaco Otto Schenk, quien ya ha destacado en este escenario neoyorquino con otros títulos del género como el ciclo “El anillo del Nibelungo”, de Richard Wagner. La conducción musical estuvo a cargo del maestro James Levine, en el año en que conmemora su cuadragésimo aniversario como director musical del Metropolitan. El elenco de cantantes, quienes fueron elogiados por la crítica especializada de Estados Unidos, estuvo encabezado por John Del Carlo -barítono, oriundo de San Francisco, California, en el papel de Don Pasquale, y Netrebko, que interpreta a Norina. “Don Pasquale” es un título fundamental en el catálogo operístico de Gaetano Donizetti, que fue estrenada el 3 de enero de 1843, en el Théâtre Italien, en París, Francia. Donizetti fue autor de más de 400 piezas musicales, entre las que destacan obras como "Ana Bolena", “Don Pasquale” y "El elixir de amor", que lo hicieron ser considerado uno de los máximos compositores de ópera de la primera mitad del siglo XIX. Domenico Gaetano Maria Donizetti, por su nombre completo, nació en la ciudad lombarda de Bérgamo. De procedencia humilde, a los ocho años de edad, el pequeño fue admitido en las Legión caritatevoli di musica, que dirigía Johannes Simon Mayr. Su maestro lo aproximó a los modelos del clasicismo vienés, lo que lo llevó a componer su primera pieza "Il Pigmalione", así como sinfonías, cantatas, cuartetos y quintetos que Donizzeti compuso siguiendo los modelos de Franz Joseph Haydn y Wolfgang Amadeus Mozart, cultivando a su vez la música sacra. El éxito le llegó en 1824 con dos óperas que recibieron un clamoroso recibimiento: "Zoraira di Granata" y "L'aio nell'imbarazzo", con las que alcanzó el reconocimiento internacional. A partir de este momento se sometió a una producción frenética, pues llegó a componer hasta ocho óperas en un año, por una demanda de un mercado operístico que lo había convertido en uno de sus favoritos. En 1827 se estableció en Nápoles, siendo nombrado dos años después director del Teatro Real de la ciudad y en 1834 profesor de contrapunto de su conservatorio. Es en este periodo cuando se produjo la consolidación de su estilo y creó sus obras más célebres: "Anna Bolena" (1830), "El elixir de amor" (1832), "Parisina d'Este" (1833) y "Maria Stuarda" (1834). Un año después compuso otra de sus obras maestras, y sin duda la más célebre: "Lucia di Lammermoor" (1835), adaptación libre de la novela "The Bride of Lammermoor", de Walter Scott, que fue la culminación del romanticismo donizettiano. A pesar del éxito, el músico atravesó una de las épocas más oscuras de su vida a causa de sus trastornos mentales, como consecuencia de la muerte de sus padres, su hija y su mujer, en un breve periodo de tiempo. Siguió el fracaso de su obra "Pia de Tolomei", en la Scala de Milán, lo que terminó por sumirlo en una etapa de melancolía, que lo llevó a abandonar Nápoles y trasladarse a París, donde retomó su desenfrenado ritmo de trabajo. En esos años compuso "La figlia del regimiento" (1840), "La favorita" (1840), "Maria di Roan y Don Sébastien" (1843) y "Don Pasquale" (1843), entre otras. Dentro de su amplia producción musical destacan 70 óperas, 31 cantatas, 116 obras sacras, 21 oberturas de concierto, 19 cuartetos para cuerdas, 183 canciones y arias, 56 dúos, tríos y cuartetos vocales, 44 solos y dúos para piano y más. Agotado por el intenso trabajo y por la hipersensibilización de su sistema nervioso, Donizzeti sufrió una parálisis cerebral en 1845, que los llevaría a la muerte tres años después, el 8 de abril de 1848, en la población de Bérgamo, Italia.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
183
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.