Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Montarán ofrenda artesanal de Día de Muertos en Bellas Artes

19/10/2010 13:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por el auge que ha retomado la actividad artesanal, la Escuela de Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) montará una ofrenda con motivo del Día de Muertos, que podrá admirarse del 30 de octubre al 2 de noviembre próximos. La instalación, en la que participaran profesores y alumnos de los diversos talleres, se ubicará en la escalinata principal del Palacio de Bellas Artes, informó el director del plantel, Guadalupe Rodolfo Cisneros Márquez. Al asegurar que en la actualidad la actividad artesanal recupera terreno en la vida cultural de México, destacó que es importante el apoyo a la enseñanza de los oficios de los artesanos que otorgan el INBA y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). La galería principal de la Escuela de Artesanías del INBA alberga actualmente la exposición anual del Taller de Estampado, denominada “De color y textura”, en la que participan alumnos del primero, tercero y quinto semestre. Al respecto, destacó que el plantel que dirige es el único “que reúne los talleres más equipados en México, la que otorga a sus alumnos título como técnico profesional y cédula profesional, por eso, con el apoyo se ha logrado que los egresados tengan un alto nivel artesanal”. Con 50 años de vida institucional, la Escuela de Artesanías ha tenido entre sus talleres a creadores talentosos como el pintor juchiteco, Francisco Toledo. “Para entrar aquí sólo se necesita la secundaria, pero vienen personas con alto perfil educativo que luchan para poder entrar a esta escuela. Los que quieren aprender las actividades artesanales tienen preparatoria, licenciatura, maestría y hasta doctorado. “Es difícil entrar porque la competencia es mucha. Sin embargo, también hace falta mayor difusión de nuestras actividades para que el público sepa en qué consiste la artesanía y cómo se trabaja”, destacó. La escuela cuenta con ocho talleres, que son ebanistería, metales, vitrales, cerámica, joyería, esmalte, textiles y estampado, todos se cursan en seis semestres y se obtiene el diploma de técnico artesanal. Cisneros Márquez lamentó que la artesanía “pirata” o china intente hacerle la competencia a la auténtica artesanía nacional, porque la calidad de aquella es desechable, aunque fácil de adquirir. El problema de cierta artesanía mexicana, señaló, es que por las horas-hombre invertidas en su elaboración provoca la elevación del costo para el consumidor, pero el precio está lejano de ser elitista. Sin embargo, dijo, hay que tomar en cuenta que éstas son piezas únicas, no en serie como las “piratas”, y sustituir la artesanía nacional es un espejismo y la gente se da cuenta, percibe la diferencia de lo hecho con talento, estéticamente y de manera espiritual. La exposición “De color y textura” reúne medio centenar de trabajos realizados por alumnos que apenas comienzan la carrera y de otros que están a punto de concluirla. En esta variedad de trabajos se hallan obras artesanales como papalotes, rehiletes, objetos decorativos en paredes y techos, biombos, sillones, sábanas, toallas, manteles, servilletas, pantalones, blusas, sudaderas, vestidos y calzado, entre otros. El coordinador del taller de estampado, Víctor Enríquez Montes, indicó que la exposición de este año está dedicada a dos de las 16 técnicas que se imparten a lo largo de toda la carrera. La finalidad, expuso, es que con estas técnicas elementales el alumno proponga objetos de uso cotidiano para trabajarlos artesanalmente, independientemente de que puedan tener un valor plástico. Una de esas técnicas, detalló, se llama teñido en amarre, comúnmente conocido como “Tye-die”, y simplemente se trata de tomar una tela, de algodón preferentemente, y amarrarla y teñirla con diferentes colorantes. Otra técnica, indicó, se llama estarcido y se trabaja por medio de una plantilla, que puede ser de papel o plástico, y a través de ella por medio de pigmentos o de más colorantes, se decoran las piezas artesanales. Con base en ambas técnicas los alumnos pueden realizar combinaciones, de lo que se trata es de experimentar todo el tiempo, y “lo que estamos viendo es el resultado de esa experimentación”, precisó. Enríquez Montes coincidió en que la artesanía comienza a revalorarse, ya que en algún tiempo fue considerada como un arte menor. “He notado que en otros países y en algunos sectores culturales de México a la labor artesanal también se le está dando importancia, por ello el trabajo de los alumnos puede tener un futuro muy promisorio, dado que, en algunos casos, la manufactura artesanal es económica y se puede obtener una ganancia redituable, con un alto valor estético en el producto final”, anotó. La exposición “De color y textura” se encuentra en la Galería Principal de la Escuela de Artesanías, ubicada en la colonia Tránsito de esta ciudad, donde permanecerá abierta hasta el próximo 28 de octubre.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
341
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.