Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Mostrarán un meteorito y minerales lunares en tierra de Galileo

14/02/2012 03:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Observatorio Astronómico del Vaticano y el Instituto Nacional de Física Nuclear Italiano, han organizado una exposición en la que se mostrarán un meteorito y minerales extraídos de la Luna, a exhibirse en la Fundación Palacio Blu, de Pisa, la ciudad toscana donde nació Galileo Galilei, hace 448 años. La muestra que podrá ser vista a partir del 10 de marzo próximo y culminará en julio siguiente, contendrá, además, varios instrumentos de investigación de gran antigüedad, según información de la prensa internacional. Será un breve recorrido que también mostrará imágenes, con el que se pretende conducir a los asistentes por un viaje desde la creación del universo y la materia, hasta los átomos que conforman a los seres humanos. Considerado el padre de las ciencias contemporáneas, el físico y astrónomo Galileo Galilei, quien retomó las ideas de Nicolás Copérnico sobre la teoría heliocéntrica del sistema solar y rompió con dogmas impuestos por el aparato eclesiástico de su época, nació el 15 de febrero de 1564. Cursó sus estudios en Vallombroso, Italia, y en la Universidad de Pisa, donde se inclinó por la medicina y posteriormente por la filosofía y las matemáticas; sin embargo, abandonó la institución en 1585 sin conseguir el título. Posteriormente, fue expulsado de la Universidad de Pisa debido a su actitud de libre pensador, por lo que regresó a Florencia, donde fue discípulo del matemático Michelangelo Ricci, y se distinguió muy pronto con un ensayo sobre el centro de gravedad de los sólidos. Impartió clases particulares y escribió sobre el movimiento hidrostático y natural, sin conseguir publicar algún texto. En 1589 ejerció como profesor de matemáticas en su ciudad natal y logró demostrar que la caída de los cuerpos no era proporcional a su peso, como sostuvo Aristóteles. Galileo era muy rebelde, se negaba a ponerse las ropas académicas que usaban sus colegas aduciendo que estorbaban innecesariamente sus movimientos; por no usarlas, se le obligó a pagar varias multas, hasta que fue despedido de la facultad de Pisa. En 1592 fue admitido en la cátedra de matemáticas de la Universidad de Padua, en la que permaneció hasta 1610; en esa época inventó un compás de cálculo para resolver problemas prácticos de la materia y descubrir las leyes de las caídas de los cuerpos. Retomó la teoría de Nicolás Copérnico (1473-1543), que afirmaba que la Tierra giraba alrededor del Sol, y en 1609 presentó un telescopio de una potencia muy parecida a los prismáticos binoculares, con el que descubrió montañas y cráteres en la Luna. Gracias a este aparato consiguió ver que la Vía Láctea estaba compuesta por estrellas y descubrió los cuatro satélites mayores de Júpiter. Sus investigaciones quedaron impresas en su libro "El mensajero de los astros", y logró colocarse como matemático en la corte de Florencia, lo que le dio tiempo libre para investigar y escribir. En 1610 pudo observar las fases de Venus, lo que contradijo la teoría que establecía que los cuerpos en el cielo están perfectamente esféricos y que no era posible que apareciera nada nuevo. Tres años después publicó un tratado sobre las manchas solares y anticipó la supremacía de la teoría de Copérnico, de que los planetas del Sistema Solar giraban en torno al Sol y no alrededor de la Tierra. Galileo retomó y defendió la teoría heliocéntrica del sistema solar, que proponía al Sol como astro inamovible a partir del cual se estructuraban los movimientos de los planetas a su alrededor. La iglesia prohibió los libros del pensador polaco y le pidió a Galileo que no defendiera la idea de que la Tierra se movía, lo que acató durante unos años, en los que se dedicó a estudios sobre el mar, la caída de los cuerpos y los cometas. Sus nuevos descubrimientos, como el de las manchas solares añadidos a la inusitada contundencia de Galileo para refutar y ridiculizar a sus oponentes, le fueron granjeando enemistades; por lo cual fue reconvenido a no defender sus ideas. Obtuvo licencia de la Iglesia para publicar el tomo "Diálogo sobre los sistemas máximos" (1632), donde su defensa del sistema heliocéntrico estaba acompañada de vejaciones e insultos hacia sus enemigos. Años más tarde la Inquisición lo acusó por "sospecho de grave herejía", y el 22 de junio de 1633 fue obligado a confesar públicamente un error que no era error: "Yo, Galileo Galilei, abandono la falsa opinión de que el Sol es el centro (del Universo) y está inmóvil. Abjuro, maldigo y detesto los dichos errores". Sin embargo, se cuenta que cuando se puso de pie murmuró para sus adentros: "E pur si muove" (Y sin embargo (la Tierra) se mueve (alrededor del Sol)". Galileo Galilei fue condenado a arresto domiciliario, por lo que permaneció en Arcetri, Italia, hasta el día de su muerte, ocurrida el 8 de enero de 1642.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
231
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.