Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Mucho ojo con el estrabismo

30/05/2013 04:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mucho ojo con el estrabismo SyM - Lorena Rodríguez

La desviación de un ojo o estrabismo puede ocasionar trastornos psicológicos a un niño, ya que suele ser objeto de burla y bromas por parte de otros chicos de su edad. Peor aún, si no recibe tratamiento oportuno puede derivar en daño irreversible en la vista.

Durante el primer mes de vida llega a ser normal que por momentos a un bebé se le desvíe uno o ambos ojos. A dicho proceso se le conoce como fijación, y debe quedar completado aproximadamente a los dos meses, pero si a partir de esta edad o antes del primer año se observa alguna desorientación visual debe brindársele atención, ya que ello es síntoma de estrabismo de tipo hereditario.

Cuando esto ocurre es muy importante que el infante sea examinado por un oftalmólogo para que le brinde terapias y tratamiento a la brevedad. No debe hacerse caso a quienes afirman que el pequeño debe ser atendido hasta los siete años, pues este periodo lo único que hace es que el problema se agrave y se pierda la visión del ojo desviado.

De manera normal, para enfocar un objeto ambos ojos se mueven al mismo tiempo y envían la información al cerebro, que asume una sola imagen tridimensional debido a la ligera variación visual entre uno y otro ojo. Cuando se padece estrabismo se enfocan objetos completamente distintos, lo que produce esfuerzo desigual o parálisis de uno o más músculos visuales.

Lo anterior ocasiona que el cerebro reciba dos imágenes diferentes que no pueden fundirse en una, lo que en consecuencia provoca que la visión sea doble. Para evitarla, aunque no siempre es posible, el cerebro realiza gran esfuerzo para suprimir la imagen del ojo desviado y formar sólo una.

Este problema también se presenta después del primer año de vida o incluso en la edad adulta, lo que con frecuencia se asocia con lesiones en nervios o músculos del ojo, ocasionadas por problemas durante su gestación, golpes, infecciones, tumores, diabetes, hipertensión arterial, o bien, como consecuencia de cirugía de cataratas o desprendimiento de retina.

Pero eso no es todo, pues además de poner en riesgo la funcionalidad de los ojos, el estrabismo trae consigo severo problema estético, lo que sin duda afecta la autoestima del paciente, lo que ocurre principalmente en infantes, pues nunca falta el compañero de escuela mal intencionado que se dedica a molestarlo e incitar a los demás niños a hacerle burla. Esta es una razón más para iniciar un tratamiento temprano, ya que la niñez es una etapa decisiva en la formación de los valores que se tienen sobre uno mismo.

También debe saber que el estrabismo puede presentarse de distintas formas, las cuales se clasifican de acuerdo con el tipo de desviación del ojo afectado, por ejemplo, si es hacia dentro (esotropía), afuera (exotropía), arriba (hipertropía) y abajo (hipotropía). Ello aunado a disminución de la agudeza visual, inclinación de cabeza, visión doble y mal cálculo de distancias y relieves, debe tomarse en cuenta para sospechar que una persona sufre el padecimiento aunque la desalineación ocular sea mínima.

El niño con estrabismo debe ser sometido a tratamiento, el cual incluye distintos métodos. El de primera elección consiste en cubrir el ojo normal con un parche para forzar al otro a fijarse en el objeto que se enfoca para que de esta manera el cerebro reciba la imagen sin producir visión doble, lo que posibilita que tome su postura correcta. Regularmente, dicha terapia se complementa con ejercicios que fortalecen los músculos oculares.

Si no se obtienen resultados satisfactorios con la técnica antes citada, se deberá recurrir a cirugía para fortalecer algunos músculos y debilitar a los que favorecen la desalineación. Este tipo de intervención en raras ocasiones trae complicaciones al paciente.

Es necesario considerar que los resultados del tratamiento dependen de varios factores, como el tipo de estrabismo, edad de aparición y la agudeza visual de cada ojo. Debe tenerse en mente que la terapia requiere de meses o años de trabajo y disciplina por parte del paciente y/o sus padres, así como del oftalmólogo, para que sea posible obtener buen resultado estético y visión adecuada.

Por otra parte es muy importante saber que:

  • Todo recién nacido debe ser revisado por un oftalmólogo desde el nacimiento.
  • La función visual y desarrollo del niño se determina en los primeros meses de vida.
  • Un infante con estrabismo debe ser atendido inmediatamente para poder valorar las causas que lo producen y descartar enfermedad ocular asociada, como cataratas, lesiones en retina o tumores.
  • Cuando un menor sufre el padecimiento, la vigilancia y control médico debe continuar hasta la adolescencia, aunque la situación estética sea normal.

SyM

Última actualización: 05-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
35
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.