Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Literario escriba una noticia?

Un mundo perfecto o el control de la vida por el hombre

17/07/2018 20:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El capitalismo y el comunismo se han vuelto incapaces de ser ideologías que puedan mantener una equidad en el mundo. El futuro indica que va a haber un cambio drástico donde el valor del individuo será el condicional de un futuro inminente. Esto es un artículo distópico que vale la pena leer

Dentro de la distopía del mundo que habitamos.

 

Hoy vivimos las batallas sociales internas a las que son sujetas cada nación a lo largo de todo el planeta tierra. Los países demócratas  que viven dentro de un esquema capitalista están plagados de quejas, por parte de una clase pobre que crece desmesuradamente, adsorbiendo a la clase media haciendo que desaparezca casi por completo hasta llegar a ser dos clases reinantes, ricos y pobres igualándose de este modo con el resultado final del comunismo, que es en resumen el compartir una sociedad entre una clase poderosa que no va más allá del cinco por ciento (5 %) de ella y los pobres.

Al ver este panorama concluimos la gran verdad que todos los políticos intentan ocultar, no hay diferencia en el producto final que surge de ambas tendencias imposibles de controlar, la sociedad al final será de ricos y pobres, donde el rico está comprendido por una mínima parte de ella.

Es también un hecho que el capitalismo es el padre del comunismo, y el comunismo es de forma simple la manera más fácil de llegar al final del camino, es decir un atajo para terminar de concretar las dos clases finales, los ricos y los pobres.  El comunismo es producto de la desesperación de una sociedad y el aprovechamiento por parte de un grupo de manipuladores para poder asumir el control, y así poder adelantar los hechos, pero con diferentes protagonistas, ya que lo único que cambia es quien estará en la cumbre de los todos poderosos, pero igual se mantiene la división única de ricos y pobres, aunque en el caso del comunismo por ser  un paso adelantado tiene como recompensa para el poderoso final que tendrá mayor porcentaje de riqueza en menos personas, es decir que la riqueza se concentrará en el uno por ciento (1%) de la sociedad.

A todas estas hay una realidad y es que dentro del equilibrio perfecto de la naturaleza el hombre llegó para romperla, la naturaleza tiene sus tiempos de vida para los seres  que garantizan su perpetuidad o su extinción. El hombre subió su expectativa de vida natural de veintitrés años a lo sumo  sobre los setenta años, adicional a esto realizó un salto en la pirámide natural convirtiéndose en el mayor depredador por sobre las condiciones que le dio la naturaleza.

El hombre trajo consigo un arma mortal para él y para la totalidad de las especies en el mundo y es el tercer cerebro, el neocórtex o cerebro humano. Con él vino el raciocinio y a su vez la capacidad de cambiar las leyes naturales de la supervivencia.

No es un secreto que el principal enemigo del capitalismo es la sobrepoblación, en el momento en que los empleos dejaron de ser suficientes y adicional bajo su capacidad de pago producto a que la demanda desbordó por completo a la oferta, el capitalismo dejó de ser un medio económico funcional.

El comunismo por su parte ni si quiera es un medio económico, sino que nace de la imposibilidad del capitalismo porque simplemente dejó de ser funcional y  el hombre retornó a la búsqueda bíblica de una solución. Ya que el comunismo es simplemente una copia mediocre de la religión, con el defecto que la religión es un escape a la vida en este plano para encontrar la salvación en otro diferente, mientras que el comunismo es una fábula de corto tiempo, ya que se desenmascara casi al instante de implementada.

El enemigo de la humanidad es lo que lo llevó a ser el dueño del mundo contra toda ley natural y es el raciocinio, este lo ha llevado a sobre poblar el mundo y adicionalmente a elevar el tiempo de vida en él.

En pocos años, no más de un siglo, o quizás dos,  la vida en el planeta será imposible de sostener, la población a este ritmo será incontrolable y la expectativa de vida podría rondar los cien años, y esto sin saber si los avances médicos logran revertir el proceso de envejecimiento. 

Esto nos lleva a la conclusión que para ser un mundo perfecto el algún momento se deberá controlar el incremento de la población y hacer un estudio del tope de vida productiva y tomar la determinación donde la valoración del individuo sea comparable a la necesidad de la sociedad.

Solo hay dos salidas posibles antes de la extinción, la Guerra o el control de la humanidad

En algún momento vendrá la pregunta, ¿cuántas personas deberán nacer?, ¿cuántas deberán morir?

¿Será acaso que se deberá controlar al individuo y tomar la decisión de desaparecer al que no genera y condicionar el nacimiento a lo que será necesario?

Ya es un hecho que el capitalismo no puede ser controlado, el mercado es un ser vivo de forma etérea, donde el individuo es apetecible a medida que la demanda lo requiere, es decir mientras menos personas más buscado y valioso será.

Y es comprobado que la fábula del comunismo no existiría si el capitalismo fuera de algún modo equitativo, y este se convierte en equitativo cuando su necesidad natural que es el individuo escasea.

Por ello hay dos caminos futuros inminentes donde la humanidad va a buscar disminuir, la primera y más lógica porque es lo que la historia tiene como experiencia y además forma parte de la cultura animal que es el reino al que pertenecemos es el de la guerra inminente.  Este es el desahogo clásico donde mueren millones de personas y el mundo tiende a reiniciar su existencia, nacen nuevas potencias y como hay menos personas es más factible un nuevo patrón económico y social. El otro y el más difícil es el evolutivo, donde el ser humano tome la responsabilidad de tomar las riendas de los nacimientos controlados y llevar la expectativa de vida solo hasta una edad productiva, que es lo que la naturaleza siempre quiso desde el inicio de sus seres vivientes.

Un mundo perfecto donde el hombre pueda traer a su descendencia genéticamente controlada, en cantidad y cualidad. Además de que el tiempo de vida sea solo el productivo, y así no generar dependientes post servicio.

Pero un mundo perfecto implicaría la perdida de la humanidad, sería pensar en frío y tener el poder de la vida y la muerte. Sin embargo ¿no es menos cruel que las sangrientas guerras que destruyen y matan a inocentes, donde los que tiene mayor poder bélico son los que quedan de pie en el mundo?

Esto es un enigma que en el futuro surgirá, no hay otras salidas, las explosiones sociales son de a poco las noticias de cada día, la falta de respuestas del capitalismo unido a las represiones seguras que sufre una sociedad cuando ingresa al comunismo lo garantiza.

No hay salidas grises, estos momentos hacen que proyecten salidas extremas, porque el mundo comienza a ser inmaniobrable e incontrolable.

Estamos en los últimos tiempos del capitalismo y el comunismo como movimientos económicos y sociales, ya las naciones pobres comienzan a ver el vecino prospero y quieren vivir igual, los gobiernos en su intento por mantener a la sociedad tranquila no harán más que vivir del engaño hasta que sea insostenible  y la guerra será la única condición generada.

¿Crees que existe una solución diferente, religiosa, humanista? La pregunta está abierta a la opinión, quizás tu idea ayude a los dirigentes mundiales, que por ahora nos llevan al fin de los tiempos.

 

Sigue el blog: Cuentos de un Nochero

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
John Literario (45 noticias)
Visitas:
6584
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.