Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Murió el fotógrafo mexicano Lázaro Blanco

05/05/2011 00:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El fotógrafo mexicano Lázaro Blanco falleció la víspera, luego de perder la batalla que libró durante dos años contra el cáncer, informaron fuentes cercanas al artista. Dueño de gran talento visual y reconocido por su labor crítica y promotora del conocimiento de la fotografía mexicana contemporánea, Blanco padecía un cáncer que a últimas fechas hizo metástasis órganos vitales como hígado, pulmones y médula ósea. Sus restos fueron velados a partir de la noche de ayer en una funeraria ubicada en la Zona Rosa, de esta ciudad. De acuerdo con personas cercanas al maestro, éste siempre se mostró valiente y entusiasta, enfrentó su enfermedad y dedicó todo su esfuerzo a seguir transmitiendo sus conocimientos mediante un Taller de fotografía en la Casa del Lago “Juan José Arreola”, a pesar de su delicado estado de salud. Con más de cuadro décadas de ejercicio profesional, Blanco instruyó a figuras como Fabricio León, Premio Nacional de Periodismo, y Antonio Turok, por mencionar a algunos. Recientemente presentó en el Centro de la Imagen, de esta capital, la muestra "Temporarios", compuesta por 400 imágenes en las que se resumía su trabajo dentro de la fotografía mexicana contemporánea. Oriundo de Ciudad Juárez, Chihuahua, Lázaro Blanco (1938-2011) conquistó la atmósfera artística de México, ejemplo de ello es el galardón que obtuvo en 1979, en la Bienal de Gráfica del Salón Nacional de Artes Plásticas. Sus primeros acercamientos con el mundo de la fotografía fueron cuando estudiaba en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Lázaro Blanco destacó por su peculiar estilo en el abordaje de lo fotográfico, desde su concepción de la imagen hasta su puesta en la pared. Al respecto, Blanco señaló, en distintos momentos de su vida, que cada una de sus imágenes "es una propuesta pensada y meditada de un fragmento del tiempo y espacio, que a su vez integra una parte de un todo”. Detalló en varias ocasiones que su universo reunía fragmentos tangibles de la propia existencia, ilusiones y sueños de más de cuatro décadas; escenas extraídas de la cotidianidad, que parecieran más producto de la imaginación y de un mundo inexistente. Otra de las frases que en vida dijo Blanco es "no hay que pasar por alto el hecho de que el fotógrafo, a diferencia del pintor, principia con la obra terminada. Una vez que se acciona el obturador, ya no hay marcha atrás ni posibilidad alguna de corregir o cambiar el resultado". Como profesor de fotografía, Lázaro Blanco entendía que la gente reacciona mediante estímulos, y que uno no puede imponerle nada, por lo que, aseguraba, "se les puede decir cosas que les abra la curiosidad, pero solamente eso".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
44
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.