Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Museo ecuatoriano mantiene viva la memoria de Juan Montalvo Fiallos

12/04/2012 03:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ensayista y novelista ecuatoriano Juan Montalvo Fiallos, quien nació el 13 de abril de 1832, aún es recordado en su país natal, principalmente en su natal provincia de Ambato, donde se erige un museo y una estatua en su honor. Para Mario Mora, director de dicho recinto, que conmemorará mañana los 180 años del nacimiento del escritor, el “Cervantes de América siempre estuvo en el ojo del huracán”, pues su pensamiento lo confrontó con el entonces presidente Gabriel García Moreno, quien lo desterró a suelos colombianos en 1869. Asimismo, destacó el director del recinto durante la entrevista que le realizó un importante diario de Ecuador, que en el género del ensayo realizó importantes trabajos, como “Los siete tratados” y “Geometría Moral”, y su periodismo fue combativo y polémico, “por eso lo admiraron grandes escritores como Víctor Hugo y Miguel de Unamuno”. Este inmueble, diseñado por Jorge Mideros entre 1826 y 1827, no le perteneció a Montalvo sino hasta 1880, y abrió sus puertas como recinto museístico en 1998, cuando fue declarado Patrimonio Cultural, y desde entonces alberga la biblioteca personal del escritor ecuatoriano y algunos de sus objetos personales. De acuerdo con la biografía que difunde el instituto argentino que lleva el nombre del escritor, Montalvo creció en el seno de un hogar con demasiadas austeridades y su pensamiento liberal fue influenciado por sus dos hermanos mayores. Estudió dos años la carrera de Derecho, durante ese lapso sobresalió por su talento y su memoria, además, se interesó en los textos clásicos, la historia universal, los idiomas, en la filosofía y en la poesía. También fue funcionario de las embajadas ecuatorianas en Francia e Italia, viajes que influyeron en su pensamiento y a su regreso a Ecuador encontró un país con una realidad desalentadora, devastado por la corrupción y la ambición política. Ante tal panorama, el 16 de septiembre de 1860 escribió una carta de fuertes amonestaciones al flamante jefe de Estado, García Moreno, quien hizo caso omiso, pero ante su insistencia, lo confinó al exilio en Colombia. Años más tarde viajó a Madrid, en 1883, para promover sus “Siete tratados”, los cuales fueron rechazados rotundamente por la Iglesia ecuatoriana; en ese mismo lugar escribió “Mercurial eclesiástica”, en respuesta a la negativa de la iglesia y hacia 1886 publicó “El espectador”, una serie de ensayos en tres volúmenes. Posteriormente viajó a París, y hacia 1880 su salud se vio mermada notoriamente tras los bruscos cambios climáticos en ese lugar, y contrajo neumonía, cuando lo pescó la lluvia, mientras se dirigía a su editorial a entregar un nuevo volumen de “El espectador”. Al pasar los días sus síntomas empeoraron hasta que, finalmente, el 17 de enero de 1889, le pidió a su ama de llaves que lo vistiera con sus mejores galas y comprara un puñado de flores, las cuales fueron sus últimas palabras.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
73
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.