Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Es nuevo Museo Maya de Cancún ventana a esa milenaria cultura

02/11/2012 10:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Recién inaugurado, el Museo Maya de Cancún se perfila como una ventana cultural a esa civilización, por sus 350 objetos arqueológicos, algunos de ellos nunca mostrados, y por ser el espacio cultural más grande y moderno construido por el INAH desde 1987. El recinto levantado en el punto turístico del estado de Quintana Roo fue abierto la víspera durante un acto encabezado por el presidente Felipe Calderón, luego de seis años de trabajo y una inversión de más de 170 millones de pesos. De acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el nuevo espacio fue diseñado como un gran reservorio de esta ancestral cultura, una de las más reconocidas del mundo. Desde 1964 y 1987, cuando se inauguraron los museos Nacional de Antropología y del Templo Mayor, respectivamente, el INAH no edificaba un recinto de arquitectura moderna para albergar un espacio museístico. Con una inversión de cerca de 200 millones de pesos, de los cuales 70 por ciento fue aportado por el gobierno federal a través del INAH, el Museo Maya de Cancún permite al público admirar 350 objetos arqueológicos. Vestigios recuperados gracias a 30 años de investigaciones, algunos nunca antes mostrados, otros descubiertos en excavaciones recientes o que habían sido exhibidos en recintos como el Museo Regional de Yucatán “Palacio Cantón”. El espacio exhibe las colecciones que mostraba el antiguo Museo Arqueológico de Cancún, que fue cerrado en 2005 luego del paso del huracán “Wilma”, que devastó la ciudad. La apertura de este nuevo espacio forma parte de un proyecto de largo aliento que realiza la presente administración para actualizar la red de museos del INAH, que hasta el momento carecía de un recinto dedicado exclusivamente a la cultura maya prehispánica. El devenir de esta civilización está narrado en diversos museos de sitio de zonas arqueológicas, así como en los regionales y en la Sala Maya del Museo Nacional de Antropología (MNA). El Museo Maya de Cancún dispone de tres salas de exhibición, montadas sobre mil 350 metros cuadrados, dos de las cuales son permanentes y una para exposiciones temporales de carácter nacional e internacional. El recorrido museográfico abre con los restos óseos de hasta 14 mil años de antigüedad, descubiertos en los últimos 12 años en cuevas inundadas de Tulum, espacios que ofrecen grandes aportaciones a la investigación sobre la llegada del hombre al continente americano. En la primera sala, dedicada a los mayas de Quintana Roo, se exhibe por primera vez la reproducción del contexto donde fueron descubiertos los restos de la Mujer de las Palmas, en el cenote del mismo nombre en 2002, personaje que se estima vivió hace 10 mil años, en la Era de Hielo. Asimismo, se exhiben restos de fauna y herramientas líticas de la misma antigüedad. Conforme a la información del INAH, este apartado ofrece un recorrido cronológico por una larga historia de este estado, que comienza hace 14 mil años y luego se centra en las épocas prehispánicas. Desde el periodo Preclásico Tardío (350-250 a.C.), con las ocupaciones más antiguas de mayas en Quintana Roo, en sitios como Ichcabal, asentamiento que comenzó a estudiarse en tiempos recientes y del cual se podrá ver por vez primera una ofrenda constructiva, una de las más antiguas de la región, integrada por un plato y seis conchas grabadas. Las grandes ciudades de los periodos Clásico Temprano y Tardío (250-800 d.C.), y el Clásico Terminal (800-1000 d.C.), estudiadas desde la década de 1980, como Dzibanché y Kohunlich, integran parte importante del recorrido con piezas singulares, como diversas vasijas y objetos de la ofrenda del Templo del Búho de Dzibanché. Esta es una de las más ricas que se han descubierto en la región, y que desde su descubrimiento solo se ha exhibido parcialmente en la Sala Maya del MNA. En el guión museográfico se revela que en los periodos Posclásico Temprano (1000-1250 d.C.) y Posclásico Tardío (1250-1550 d.C.), las ciudades asentadas en la costa oriental integraban un complejo sistema comercial marítimo, con Tulum a la cabeza. Entre ellas también se encontraban Xcaret, Xelhá y San Miguelito, urbes que decayeron cuando llegaron los españoles y rompieron la red de comercio prehispánica. Esta sala termina con una sección histórica que da cuenta de la conquista de la península de Yucatán hasta la Guerra de Castas. Aquí, el público verá piezas históricas, como armas y una cruz vestida elaborada por Gregoria Cituk Peña, la única indígena con vida que elabora este tipo de piezas a la manera tradicional. Esta sala representa un homenaje a los arqueólogos que han participado en el estudio de los mayas que se asentaron en la costa occidental de la península de Yucatán, que desde la década de 1970 comenzaron a explorar la selva, algunos recientemente fallecidos, como Enrique Nalda y Alejandro Martínez Muriel, y otros aún activos, por ejemplo María José Con, Elia Trejo, Luis Leira, Enrique Terrones y Fernando Cortés. El segundo espacio del recinto se concibió para presentar la diversidad de regiones que conforman el área cultural. La Sala Maya es de carácter temático y en su discurso muestra aspectos relevantes de la arquitectura, arte, cosmovisión y vida cotidiana de los mayas de diferentes regiones. Por ello, se exhiben piezas como portaincensarios de Palenque, Chiapas; esculturas y elementos arquitectónicos de Chichén Itzá, Yucatán, y una colección de ladrillos grabados de Comalcalco, Tabasco. Aunque los acervos proceden de otros sitios arqueológicos mexicanos, en los cedularios se ofrece información que abarca toda el área donde se desarrolló la cultura maya, incluyendo Guatemala, Honduras, Belice y El Salvador, en Centroamérica, donde se ubican importantes urbes prehispánicas, como Tikal y Copán. El nuevo museo contempla futuras muestras internacionales que permitan exhibir en su espacio dedicado a exposiciones temporales, objetos procedentes de antiguas ciudades ubicadas en Centroamérica. Mientras tanto, la Sala de Exposiciones Temporales es estrenada con la muestra “Rostros de la Divinidad: los mosaicos mayas de piedra verde”, que presenta máscaras, ajuares y conjuntos funerarios de antiguos gobernantes, que fueron enterrados en templos de cinco importantes ciudades: Palenque, Chiapas; Calakmul, Campeche; Oxkintok, Yucatán; Dzibanché y La Rovirosa, Quintana Roo. Dicha muestra ha sido presentada en el MNA, en el Distrito Federal; en el Palacio Clavijero, en Morelia, Michoacán; el Museo Amparo, en Puebla; el Museo de Arqueología de Occidente, en Guadalajara, Jalisco; y en la Pinacoteca de París, Francia. El Museo Maya de Cancún se basó en un diseño del arquitecto Alberto García Lascuráin, está edificado sobre 17, 000 m² y dispone de más de mil metros de áreas verdes que se vinculan con la aledaña Zona Arqueológica de San Miguelito. A la entrada fue colocada una fuente con tres esculturas del artista plástico Jan Hendrix, quien las concibió para este recinto como un donativo para el INAH y simbolizan el entorno vegetal de la región.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
179
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.