Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Música y la poesía engalanan las “Noches de Museos”

26/01/2012 01:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con poesía y música, el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco (CCUT) recordó anoche al compositor y director de orquesta austriaco Gustav Mahler (1860-1911), como parte del programa “Noche de Museos”. Durante la velada, el Ensamble Assai, formado por Damiana Orué, violinista; Emilio Ahedo, violista; Dominique Petrich, violonchelista; Alejandro Duprat, cornista, y Emiliano Orué, pianista, rindió un pequeño homenaje a quien es considerado un precursor de la música moderna, que revolucionó también a la célebre Ópera de Viena. Con una serie de composiciones que están consideradas entre las más importantes del Postromanticismo, personas de todas las edades disfrutaron de una actividad no muy acostumbrada en el recinto adscrito a la Universidad Nacional Autónoma de México. La primera mitad estuvo conformada por “Kindertotenlieder” (Canciones a los niños muertos), un ciclo de canciones de unos veinte minutos de duración, para voz y orquesta y que toman su letra de poemas de Friedrich Rückert (1788-1866). Cabe mencionar que el original “Kindertotenlieder” comprendía un ciclo de 425 poemas escritos por Rückert entre 1833–1834, en un arranque de pesar después de que dos de sus hijos fallecieran en un intervalo de 16 días. Mahler seleccionó cinco de los poemas de Rückert para convertirlos en “lieder” (canción), que compuso entre 1901 y 1904. “Nun will die Sonn' so hell aufgeh'n” (Ahora el Sol saldrá radiante); “Nun seh' ich wohl, warum so dunkle Flammen”, (Ahora entiendo porqué tan oscuras llamas); “Wenn dein Mütterlein” (Cuando tu madre); “Oft denk' ich, sie sind nur ausgegangen” (A menudo pienso que sólo han salido) y “In diesem Wetter” (¡Con este tiempo!), fueron las cinco obras que la agrupación ejecutó. La segunda mitad estuvo marcada por la poesía de escritores tanto alemanes, como franceses, acompañados de la música de compositores como Robert Schumann, Hugo Wolf, Anton Bruckner, Sofía Cancino y Gustav Malher. Con gran virtuosismo y elegancia, Tania Lomnitz fue la encargada de dar lectura a un total de seis poemas de los autores Friedrich Rückert, Heinrich Heine, Eduard Morike y Charles Baudelaire, entre otros. Todos ellos, cobijados por una serie de imágenes de pinturas, con las que se gano los aplausos de los presentes. “Liebst Du Um Schönheit” (Si amas a la naturaleza); “Ich Grolle Nicht” (No guardo rencor); “Mausfallen-Sprüchlein” (Proverbio de la ratonera); “Gebet” (oración) y “Ils Marchent Devant Moi” (Ellos caminan delante de mí), fueron los poemas recitados. Nacido el 7 de julio de 1860 en Kaliste, Bohemia-Austria (actualmente República Checa), Mahler, conquistó rápidamente popularidad como director de orquesta en toda Europa y logró, tras convertirse al cristianismo, ser nombrado director de la "Hofoper", la Ópera de la Corte de los Habsburgo, antecesora del actual prestigioso teatro lírico vienés. En los 10 años que se mantuvo en el cargo introdujo numerosas innovaciones, tanto en el estilo artístico como en la gestión administrativa, e hizo escuela hasta la actualidad no sólo en cuanto a la escenificación y la función de la orquesta, sino también en detalles importantes, como la exigencia de que el público guarde silencio absoluto durante la función.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
164
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.