Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Narran mexicanos que terremoto en Japón desató la histeria colectiva

18/03/2011 04:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La zona de Sendai, en Japón, ya esperaba un terremoto de gran magnitud desde hace más de 20 años, estaban preparados para un movimiento violento como el del viernes pasado, y habían construido en consecuencia. Aún así, el terremoto desató el caos. “Fue algo muy aparatoso, duró más de dos minutos; después, cortaron la energía eléctrica, no había agua ni luz, comenzó a nevar y se desató la histeria colectiva”. Así lo narró Adriana Ledezma Estrada, una de los 81 mexicanos que arribaron esta mañana al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en un vuelo charter financiado por la cancillería mexicana. Adriana cursa un doctorado en tratamiento de aguas residuales en la universidad local. El terremoto la sorprendió en el comedor universitario, cuyas paredes de cristal se vinieron abajo con el movimiento telúrico. Explicó que al momento del terremoto, si bien la estructura del comedor universitario quedó en pie, “volaron platos y vasos”, en tanto, el agua caliente con la que se mantiene la temperatura de los platillos, se salía de su lugar. Tras el sismo se trasladó al edificio de su facultad, pero no pudo entrar porque se derrumbó una montaña tras de él y por seguridad el personal de la escuela lo impidió. Luego empezó a nevar y la gente trató de salir del área básicamente en coches, lo que se complicó porque las autoridades cortaron la luz por seguridad. “Eso fue lo que complicó mucho la situación del tsunami, pues la gente trataba de salir en coche, pero no había semáforos y se produjo un tráfico enorme. Estaba oscuro, nevaba, había tráfico y se desató la histeria colectiva”, narró. En los momentos posteriores no había luz, agua ni gas y por ello, decidió salir rumbo a Tokio, vía Yamagata. El trayecto que normalmente toma entre dos y cinco horas, le llevó día y medio. Una vez en Tokio, recibió el apoyo del personal de la embajada, comenzando por su propio titular, Miguel Ruiz Cabañas, quien le facilitó el traslado a Osaka, ante el temor de que el aire habría llevado las partículas radioactivas desde Fukushima. Por eso, cuando se conoció la posibilidad del vuelo charter, lo tomó de inmediato, pues “es muy triste ver a los japoneses, gente tan organizada y en general poco expresiva, llorar mientras hace largas filas para obtener keroseno para los calentadores y gasolina”. Adriana Ledezma encomió el empeño de las autoridades japonesas, en particular en Sendai, ciudad que, repitió, “ya estaba preparada” para un sismo de esta dimensión y prueba de ello, fue que en el refugio a donde ella acudió en primera instancia, había mantas y comida para todos. Otra de las mexicanas que llegó en el mismo vuelo, el KE9015 de Korean Airlines, estaba muy alterada. Llorando, describió que “temblaba todo el tiempo, desde la mañana hasta la noche”. Explicó que no había agua, luz, gas, ni comida. “Yo todavía estoy enferma” y la gente lo está pasando muy mal.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
97
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.