Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

La niña filipina que inspiró el discurso al papa Francisco

18/01/2015 13:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEFE

Se llama Glyzelle Palomar, es filipina y tiene 12 años, fue una niña de la calle y sus lágrimas y preguntas al papa Francisco inspiraron el discurso que el pontífice improvisó durante el encuentro con los jóvenes en la universidad de Santo Tomas de Manila.

Glyzelle se presentó ante el papa acompañada de Jun Chura, otro exniño de la calle de 14 años, quien leyó un conmovedor testimonio sobre la vida de los pequeños filipinos abandonados y que afrontan abusos, drogas y prostitución.

Ambos fueron salvados de la calle por la asociación Tulay Kabataan, la ONG que gestionaba la casa de acogida que visitó el papa el pasado jueves por sorpresa.

Después tocó el turno a Glyzelle de hacer las preguntas al Papa y mientras leía se echó a llorar.

"Hay muchos niños abandonados por sus propios padres, muchos víctimas de muchas cosas terribles como las drogas o las prostitución. ¿Por qué Dios permite estas cosas, aunque no es culpa de los niños? y ¿Por qué tan poca gente nos viene a ayudar?", preguntó la niña entre lágrimas.

Los dos niños se acercaron después a dar al pontífice un libro con fotografías y una pulsera de su asociación y entonces Francisco la acarició para consolarla y la niña se fundió con él en un fuerte abrazo.

El testimonio de los dos niños y las lágrimas de Glyzelle fueron de inspiración al pontífice, que dejó de lado el discurso que tenía preparado y pidió permiso para improvisar en español.

"Solo ciertas realidades de la vida se ven con los ojos limpiados por las lágrimas"

"Ella hoy ha hecho la única pregunta que no tiene respuesta y no le alcanzaron las palabras y tuvo que decirlas con lágrimas", dijo.

"Cuando nos hagan la pregunta de por qué sufren los niños (...) que nuestra respuesta sea o el silencio o las palabras que nacen de las lágrimas", les dijo.

E instó a los cerca 30.000 fieles que se reunieron en el campus de la universidad a "no tener miedo de llorar".

Y después dirigiéndose a los chicos y chicas presentes les dijo: "Al mundo de hoy le falta llorar, lloran los marginados, lloran los que son dejados de lado, lloran los despreciados, pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades no sabemos llorar".

"Solo ciertas realidades de la vida se ven con los ojos limpiados por las lágrimas", afirmó.

El papa finalizó su discurso pidiendo perdón por no haber leído el discurso, pero se justificó: "La realidad que me plantearon fue superior a lo que había preparado".

Criticó los placeres efímeros y la fascinación por querer ser "moderno con todo el mundo"

El papa Francisco criticó "los placeres efímeros" y la fascinación de "querer ser moderno como todo el mundo" durante la homilía de la misa que celebró en el parque Rizal de Manila ante varios millones de personas y bajo una incesante lluvia.

"La gran amenaza del plan de Dios, dice la Biblia (que) es la mentira", aseguró el papa, quien agregó que "el diablo es el padre de la mentira y esconde sus engaños bajo la apariencia de la sofisticación y de la fascinación por ser moderno como todo el mundo", dijo el papa.

Según el pontífice argentino, el diablo "distrae con el señuelo de placeres efímeros, de pasatiempos superficiales".

"Malgastamos los dones que Dios nos ha dado jugando con artilugios triviales, malgastamos nuestro dinero en el juego y la bebida, nos encerramos en nosotros mismos y no nos centramos en las cosas que realmente importan", aseveró.

El papa celebró la misa bajo una lluvia que caía desde hace varias horas y que convirtió el terreno del parque Rizal en una verdadero lodazal.

La misa de hoy coincidió con una de las festividades más importantes para los fieles católicos filipinos, la del Santo Niño, la imagen de la que son muy devotos y que llevó a la isla el navegante y conquistador portugués Fernando de Magallanes.

Y por ello, muchísimos fieles acudieron a la misa con sus imágenes del "Santo Niño".

El papa critica que a veces "somos demasiado machistas y no dejamos espacio a la mujer"

Durante toda la noche, los filipinos acudieron a este parque situado frente a la costa y aunque no existen números oficiales, algunos medios de comunicación locales informaron de que acudieron a la ceremonia cerca de tres millones de personas.

En su homilía, el papa también destacó como "con el pecado", el hombre "ha desfigurado la belleza natural. Con el pecado, destruyó también la unidad y la belleza de la familia humana, dando lugar a estructuras sociales que perpetúan la pobreza, la falta de educación y la corrupción".

También recordó que Filipinas es el principal país católico de Asia y dijo, "esto es un don especial, una bendición, pero también una vocación".

Ante ello, instó a los filipinos "a ser los grandes misioneros de la fe en Asia".

"Proteger las familias"

A los fieles filipinos les exhortó a "proteger las familias" y lamentó: "En nuestros días, con demasiada frecuencia, la familia necesita ser protegida de los ataques y programas insidiosos, contrarios a todo lo que consideramos verdadero y sagrado".

También les exhortó a alentar a los jóvenes para que construyan "una sociedad digna de su gran patrimonio espiritual y cultural" y "querer y proteger a los niños".

Con esta misa, Francisco terminó su visita a Filipinas y anteriormente a Sri Lanka, y mañana regresará a Roma


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
20
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.