Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Niños y jóvenes, más afectados por tumores cerebrales

12/07/2013 13:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Niños y jóvenes, más afectados por tumores cerebrales SyM - Raúl Serrano

Del total de casos de cáncer registrados en nuestro país, sólo 1.6% se debe a tumores en el cerebro. La cifra puede no resultar preocupante, pero sí lo es que el mayor número de ellos se presenten en menores de 30 años de edad e, incluso, en niños.

Un tumor en el cerebro no causa molestias en las etapas iniciales, pero hay indicios de que puede estar presente, como fuertes dolores de cabeza, vómito súbito, desvanecimientos y pérdida del conocimiento. Los síntomas referidos pueden ser los mismos de otros padecimientos, como cisticercosis, por lo que el especialista debe valerse de más pruebas para hacer un diagnóstico preciso. Sin embargo, si el afectado no recibe atención oportuna y el tumor sigue creciendo, paulatinamente llegará a ver dañada su visión, los movimientos en brazos y piernas serán cada vez más torpes, e incluso, dependiendo de su localización, modificará sus hábitos de conducta.

Su origen es, como en todos los tipos de cáncer, desconocido, pero sí se sabe que hay factores de riesgo que posibilitan su presencia. Uno de ellos es la predisposición genética, es decir, que algún familiar haya experimentado un tumor en la misma región. Otros más son producto de virus o infecciones, la contaminación de sustancias químicas o tabaquismo.

Crecen e invaden

En términos generales, los tumores se caracterizan por crecimiento anormal de células, pudiendo ser benignos (que no causan daño) y malignos o cancerosos. La diferencia entre ambos es que los segundos se diseminan por los tejidos adyacentes, afectando células y tejidos, lo que no sucede con los del otro tipo.

En casi todos los casos el crecimiento es paulatino, no obstante, hay algunas variantes que aumentan su tamaño muy rápido. La Dra. Jazmín Figueroa, oncóloga del Hospital General de México, comenta en entrevista para saludymedicinas.com.mx que lo más indicado en este tipo de casos (en bajo porcentaje) es realizar una intervención quirúrgica para retirarlo lo más rápido posible, "pero para llegar a esta decisión deben hacerse varias pruebas que determinen que no se corren riesgos importantes, pues hay algunos lugares donde la cirugía no debe llevarse a cabo, porque se pone en riesgo la vida del paciente".

Particularmente, una intervención en el cerebro tiene muchos riesgos, pues se pueden afectar zonas muy delicadas. Entonces, es importante determinar si el tipo y la ubicación del tumor permite un tratamiento multimodal, en otras palabras, la aplicación de radiación complementada con medicamentos (quimioterapia). A decir de la especialista, la prescripción de éstos también debe cuidarse en extremo, pues se pueden invadir algunas funciones cerebrales que repercutan en el comportamiento del paciente.

Sin ser la intención

La quimioterapia surgió como opción médica para el tratamiento de cáncer hace poco más de 25 años, en forma casi accidental, cuando se administraron fármacos diseñados para solucionar problemas de salud distintos a este mal y demostraron resultados favorecedores para reducir cáncer. "Los primeros con efectos alentadores fueron la llamada mostaza nitrogenada y metrotexate, grandes aportes de la industria farmacéutica, a los que siguieron taxanes y la aplicación del platino, que cambiaron el pronóstico de diversos tipos de cáncer. Actualmente hay medicamentos que ayudan notablemente en la recuperación del paciente", acota la también quimioterapeuta.

Uno de los graves problemas en la atención de tumores cancerosos es que los pacientes llegan al oncólogo (especialista médico en este tipo de males) en etapas avanzadas, cuando la oportunidad de revertir la lesión es reducida. "La preparación de los médicos generales debe ampliarse, para que tengan más armas para reconocer el momento en que el paciente corre cierto riesgo de desarrollar un problema mayor, y de esta manera pueda ser atendido oportunamente. He recibido afectados que han pasado antes por 15 doctores que no saben determinar qué tiene el enfermo", refiere la oncóloga Figueroa.

No obstante, actualmente la población cuenta con mayor información sobre el cáncer y sus consecuencias, lo que determina que acuda oportunamente en busca de ayuda médica, lo que explica que hoy se reconozca mayor número de casos de tumores malignos en el cerebro y otras regiones, a diferencia de otros tiempos.

El camino hacia una permanente salud se basa en la prevención y buenos hábitos de vida, si usted cumple con estas premisas y de cualquier manera sufre alguna enfermedad recuerde que todavía le queda una carta bajo la manga: el diagnóstico oportuno.

SyM

Última actualización: 07-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
45
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.