Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Los niños siempre dicen la verdad

20/02/2012 23:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageUlfert Schröder, periodista alemán, lo calificó así: ‘Tuvo la visión de Beckenbauer, la calidad de Günter Netzer, la definición de Wolfgang Overath, la lucha de Uwe Seeler y el patriotismo de Vogts’.

Hablamos de Fritz Walter, Campeón del Mundo en 1954, inundado de fama eterna por el gran nombre que dejó en la historia del fútbol. Su popularidad fue, y es tan grande, que el día que durmió para siempre, un 17 de junio de 2002, su imagen fue proyectada en una pantalla del Mundial Corea-Japón y hasta los más jóvenes lo reconocieron.

Tenía cara de gol y pies de regate. Se movía, relatan sin excepción las crónicas, con una delicadeza sólo comparable a Garrincha o Di Stéfano. Un mago.

Además le era fiel a la fidelidad. Llegó con ocho años al FC Kaiserslautern y no se despediría sino 31 años después, cuando la veteranía le prohibió seguir jugando, casi con 39 de edad. Ahí jugó 379 partidos y anotó 306 goles, nada mal para un mediocampista. Además, conquistó los dos primeros títulos de liga par los Diablos, en 1951 y 1953.

Cuando el fútbol le planteó cambiar de camiseta, lo hizo sólo por la Selección de Alemania. Jugó 61 partidos y marcó 33 veces. Fue uno de los 11 milagrosos que vencieron al mejor equipo visto hasta la época, la Hungría de 1954, en Berna.

Su carrera y sus logros, sin embargo, los abrevió la Guerra. No sólo eso, sino que ésta también lo transformó en soldado y lo envió a combate. Cayó prisionero de los rusos justamente en territorio húngaro, como para dejarle un aviso al futuro. Es más, relatan que como preso también jugó y maravilló, y que gracias a eso sobrevivió. A los rusos les dijeron, o quisieron escuchar, que ese fenómeno del balón era austriaco.

En el sur de Alemania aseguran que gracias a él le gusta el fútbol a los alemanes. Su juego, su liderazgo, el título mundial y su nombre, popularizaron el juego en el país.

De su ciudad, ni hablamos. Hay una historia, más popular que el fútbol, que cuenta que una maestra le preguntó a sus alumnos quién era el fundador de Kaiserslautern. Los niños, que siempre dicen la verdad, respondieron que Fritz Walter.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
219
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.