Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Menosprecio Del Siglo escriba una noticia?

"No debemos confundirnos"

12/05/2011 17:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Guadalupe Lizárraga

image El presidente mexicano Felipe Calderón , desesperado, pide un alto a la violencia en México . Cada día, los muertos se cuentan por decenas y su ejecución se destaca con sanguinaria saña . Si usted lector, quiere una imagen visual de esta situación que padece este país, haga una simple búsqueda en Google y ponga " México narcotráfico " y déle click a "Imágenes". Se desplegarán varias páginas con el rostro de Calderón, con miles de paquetes de drogas, miles armas y cuerpos ensangrentados, cabezas decapitadas con mensajes, cuerpos carneados en las calles o en bolsas de plástico, autos balaceados y quemados, explosiones de casas. Niños asesinados , otros jugando con armas entre militares, otros llorando en medio de una balacera con policías federales. Un espectáculo que no parece real, y sin embargo lo es. Es México , y lo reconocemos con mucho dolor.

Esta violencia no sólo ha menguado a la población, también la ha dividido ideológicamente con la ayuda de los medios de comunicación. Desde la desesperación se apoya al gobierno mexicano en su combate. Desde la indignación, se denuncia la responsabilidad del gobierno por esta guerra. Desde la cumbre del poder público, se ve como parte de las actividades burocráticas de un país: contar con presupuesto, distribuirlo, generar informes, preparar elecciones, propaganda política, nada extraordinario para estar en medio de una guerra.

No obstante, la confusión, la incertidumbre y el terror que se vive en las zonas de alto riesgo desactivan el poder y la coordinación estratégica de colectivos ciudadanos para generar un impacto positivo que frene el número de muertos. Estos colectivos que pueden reunir a 40 mil ciudadanos o a 100 mil, que se visten de blanco para salir valientemente a la calle y gritar con un profundo ánimo cívico "ya basta", son escuchados como si fuesen una marcha más por derechos laborales y no por la demanda de respeto a la vida.

Es en este contexto, de fosas comunes y sangre en las calles que pide el presidente Calderón un alto. ¿Pero, a quién le habla? ¿A Los zetas? ¿A La familia michoacana? ¿A La Resistencia? ¿Sólo a los cárteles rivales del Chapo Guzmán? ¿Quiénes son los delincuentes de México? ¿De qué delincuencia habla? Y da respuestas ante un pequeño grupo de empresarios de Coahuila:

"Lo que está afectando a las familias mexicanas es la delincuencia, organizada o no, grande o pequeña, desde el que roba la bolsa a una señora hasta el que secuestra a un empresario o mata a un migrante. Son delincuentes, son criminales, son enemigos de México. A ellos hay que frenarlos, a ellos hay que condenarlos, hacia ellos debe ir un '¡ya basta!' colectivo y nacional. '¡Ya basta!' a los criminales y en eso estamos empeñados todos, estoy seguro, sociedad y gobierno".

Calderón hace el seguimiento de un "desde" a un "hasta". ¿Y nos preguntamos quién está en medio? El delincuente que roba la bolsa es un criminal. Lo mismo el narcomenudista que opera en una escuela o tienda. O el asesino de un migrante porque se negó a ser sicario. Suponemos que los delincuentes que omite en su continuum, considera a los de la cúpula de los poderes públicos.

Calderón no puede quedarse callado y desviar los responsables que han empobrecido a México, porque eso también es violento y criminal para la población. Explotar a un trabajador, dejarle lo mínimo para vivir y mantener a su familia también es un crimen. ¿Cuántos millones de mexicanos no pueden proveer lo básico a su familia, después de trabajar de diez horas diarias? ¿Quién en ese grado de desesperación no está dispuesto a delinquir?

image

  Los monopolios empresariales y de telecomunicaciones han sido tan violentos para la población mexicana, por la explotación y la depredación que ha llevado a los mexicanos a la desesperación de buscar opciones riesgosas para mantener a sus familias. Hay que decir también que entre los delincuentes, se encuentran todos los empresarios evasores de impuestos millonarios. Hay que decir que los diputados y senadores con pistolas y drogas de fácil acceso, o los que utilizan el erario para sus viajes de placer, que no asisten ni al congreso, y simulan una responsabilidad pública son también delincuentes.

image

Hay que decir que Martha Sahagún de Fox y sus hijos han cometido delitos, desde el tráfico de influencias hasta el despojo de tierras para sus desarrollos residenciales y comerciales y eso también es delincuencia. Que Carlos Salinas de Gortari y su hermano Raúl, con suficientes evidencias de defraudación y peculado, están libres y se pasean entre las oficinas de gobierno. Hay que decir que tan delincuente es un militar que decide "proteger" la mafia del Chapo Guzmán hasta el que se incorpora a Los Zetas. Tan delincuente es el Jefe de la policía de cualquier estado que cobra mordida al ciudadano como el que extorsiona por un trámite burocrático.

Declara Calderón con cierto dejo de contundencia que "no hay dinero fácil". Y el rostro se le enrojece. ¡Claro que hay dinero fácil en México! Desde el que cobran los "coyotes" por pasar a un inmigrante a Estados Unidos hasta el que ganan los altos funcionarios por simular una democracia, sean jueces o burócratas. Dinero fácil es el que depredan las televisoras con millonarias cantidades por "publicidad oficial" y sin pagar impuestos.

Dinero fácil es el que gana Carlos Slim cada año con el monopolio de Telmex. Dinero fácil en México, basta enfilarse en los partidos políticos para acceder a un puesto de elección popular y tener el arca abierta. Los delincuentes no sólo están en las calles con una pistola. También son lo que están dentro de los poderes públicos y gozan de completa impunidad y esto es criminal y violento y precede a la proliferación del narcotráfico. Como criminal y violento es la parcialidad en el combate. No debemos confundirnos.   Mos confundirnos


Sobre esta noticia

Autor:
El Menosprecio Del Siglo (99 noticias)
Fuente:
guadalupelizarraga.blogspot.com
Visitas:
4240
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.