Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

El novelista no es más que un mentiroso profesional: Sergio Ramírez

26/05/2011 12:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez aseguró hoy aquí que la novela se genera a partir del conflicto, del dolor, y que el novelista no es más que un mentiroso profesional, lo cual queda demostrado en su más reciente trabajo literario. La novela “La fugitiva” narra la historia de una mujer quien desafió a la conservadora sociedad centroamericana de las décadas de 1930 y 1940, por lo que debió salir su ciudad de origen, en procura de espacio donde desarrollar su componente intelectual, dijo Ramírez. El modelo para la construcción de Amanda Solano -el personaje central de “La fugitiva”- es la escritora costarricense Yolanda Oreamuno -nacida en 1916 en esta capital y fallecida en 1956 en la capital de México, tras haber residido en Guatemala-, reveló el autor, en entrevista con Notimex. Sin embargo, el libro es una novela, no una biografía, subrayó el escritor, quien desempeñó, de 1985 a 1990, la vicepresidencia de Nicaragua, durante el gobierno revolucionario (1978-1990) del ahora nuevamente gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). “La novela nace del conflicto, de los grandes desencuentros, de los grandes sentimientos, de los grandes dolores”, reflexionó Ramírez, quien residió desde 1964 hasta 1978 en Costa Rica, estadía interrumpida por un período de dos años en Alemania. “Y, para mí, la novela está en ella como un ser humano que pasa toda esta clase de sufrimientos”, agregó en alusión al personaje central de su más reciente novela, escrita en 2009 y 2010, y exhaustivamente documentada. “Esta es la historia de una mujer muy controversial, en su época, que vivió una vida muy difícil, en la sociedad en que le tocó vivir en los años 30 y 40 de Costa Rica”, explicó. “Luego de su exilio social en México, vivió en Guatemala”, agregó el autor. Detalló que la historia está contada por tres amigas suyas, que, en la novela, supuestamente, entrevisto yo, ya en su ancianidad, tanto en Costa Rica como en México. “Entonces, esa es la historia. Es la historia de una mujer, y de las complicaciones de su vida, con el medio que le tocó enfrentar”, dijo el escritor. Ramírez indicó que eligió a Oreamuno como el modelo para Amanda Solano, porque “me pareció, siempre, un personaje muy interesante, un personaje novelesco, y los escritores siempre persiguen a los personajes novelescos”. Esta obra “es una novela, no una biografía”, aclaró el autor. “Una biografía es un género muy distinto, que tiene sus propios límites y sus propias reglas”, y, “en una biografía, uno no puede mentir (…) y, por desgracia, una novela siempre está llena de mentiras”, agregó, en tono de broma. Destacó que “el novelista no es más que un mentiroso profesional. Cada personaje parte de un modelo (…) el modelo es quien inspira un personaje, la persona pasa a personaje solamente en una novela”. Aseguró que “uno se encuentra, en la vida, personas que ya son personajes de novela, y eso me pareció, a mí, que era, Yolanda Oreamuno”. Abundó que Yolanda Oreamuno es, en este trabajo, un modelo, “le tocó, en su vida, enfrentarse a una sociedad provinciana, conservadora. Ella quería un lugar, como mujer, en el mundo, nadie se lo daba –la sociedad no estaba para hacer esas asignaciones, entonces-, la mujer tenía que vivir en las cuatro paredes de su hogar”. Apuntó que “ésta no era una regla costarricense” sino que “era una regla centroamericana, o era una regla latinoamericana. Vivíamos en Centroamérica, en general, en una sociedad patriarcal, y este drama pudo haber ocurrido en Managua o en Guatemala”, reflexionó. “En Guatemala, peor: era una sociedad, más que patriarcal, feudal, como lo sigue siendo en muchos sentidos”, planteó, a continuación. “El drama de esta mujer me inspira tanto, porque cuando ella huye de su ciudad, donde se siente oprimida, que no le da su lugar, no huye a París ni a Nueva York: huye a Guatemala”, y “esto es parte del drama”, explicó. No obstante, el desarrollo de su actividad intelectual, “estamos hablando de una mujer común y corriente”, advirtió el autor. “Es una mujer extraordinaria por su belleza, como escritora, con su talento, porque desafía a la sociedad”, dijo. “Tiene sus sentimientos de madre, pasa por un divorcio traumático (…) su hijo crece lejos de ella”, estos son momentos muy dramáticos en la vida de una mujer”, agregó Ramírez. De modo que se trata de “la terrible historia de una mujer (…) que siempre está acosada por diversos fantasmas, que no tiene estabilidad, que está enferma, y, sin embargo, insiste en seguir escribiendo, insiste en su vida artística, insiste en afirmarse ella misma”, dijo. El escritor aseguró que “esta es una tragedia, un drama, y de estas tragedias y de estos dramas están hechas las novelas”, para agregar que “las novelas no están hechas en base a las vidas felices, ni en base a los matrimonios felices”. “Una novela que quiera relatar la historia de una pareja feliz, se acaba en una página”, agregó, nuevamente, en tono de broma. Ramírez formuló las declaraciones en el marco de la visita que esta semana cumple a Costa Rica, en cuya capital presentó “La fugitiva”, en una actividad desarrollada en el Instituto de México, el centro cultural de la embajada de ese país en Costa Rica. El escritor tiene previsto realizar la presentación de su libro el 29 de mayo en la norteña ciudad mexicana de Monterrey, en la clausura del Festival Alfonsino, según relató a Notimex. Para los días 30 y 31, tiene previsto estar presente en la capital mexicana

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
118
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.